Síguenos

LG N2A2, un NAS para almacenar todos nuestros datos y mucho más

En Applesfera, cuando volvemos a hablar de un producto o un programa suele ser porque ha mejorado su funcionalidad o sus características, haciendo al mismo más interesante. Rara vez es por el motivo contrario, pero hoy va a ser una de esas ocasiones. Recordaréis que en septiembre de este año hablábamos sobre el disco de red de LG N2A2, y no sólo lo hacíamos sobre el mismo sino sobre las aplicaciones desarrolladas específicamente para iOS y funcionalidad destinada a Mac como Time Machine o iTunes Server, por lo que podía resultar interesante para los usuarios del sistema operativo móvil de Apple o los de OS X. En la entrada ya comentaba que el firmware del mismo no era compatible con Lion, aunque había un truco que permitía el acceso al mismo, quedando pendiente una actualización para poder utilizarlo en la funcionalidad de Time Machine. Pues bien, hoy voy a contaros una historia de desgracias con dicho disco de red y por qué deberíais replantearos su compra si sois usuarios de Mac OS X.

Tras la revisión que hice del NAS septiembre, LG anunció que las actualizaciones del firmware deberían pasar por actualizar primero la interfaz gráfica de usuario y luego actualizar el firmware del mismo. En principio podríamos pensar que no hay problema, pero, ¿Y si os digo que hay que eliminar todos los datos del disco antes de actualizar la interfaz de usuario? Estamos hablando de un disco con una capacidad de 2 TB, por lo que si teníamos muchos datos nos toca tirar de un disco de idéntico tamaño para poder realizar dicha actualización. Si pensáis que la serie de catastróficas desdichas ha terminado, tengo que deciros que no ha hecho más que empezar.

Decidí no actualizar a la nueva interfaz de usuario hasta que el firmware no indicara ser compatible con Lion, así que seguí utilizando el NAS como estaba. Mientras tanto me puse en contacto con LG periódicamente para ver cuándo iba a salir esta versión de firmware, recibiendo largas y mensajes algo contradictorios. Compré un disco duro externo para garantizar poder vaciar el NAS antes de actualizarlo y dejé todo preparado. Y llegó el gran día, salió un firmware compatible con Lion para el NAS, así que me dispuse a actualizar la interfaz de usuario.

La segunda sorpresa desagradable viene porque la actualización a la nueva interfaz de usuario sólo puede realizarse desde Windows. No hay programa de actualización de la GUI para Mac OS X. Me pongo en contacto con LG, y me dicen que (si eso) ya se pondrán en contacto conmigo desde el departamento técnico. Insisto semana tras semana en que lo hagan, pero el tiempo va pasando y la respuesta no llega. Me sugieren que lo intente desde un Windows virtualizado desde Mac, pero como LG no se hace responsable de una mala actualización del firmware, digo que su producto indica la compatibilidad con Mac y que deberían ofrecer una actualización para dicho sistema operativo. Resultado, ya me avisarán.

¿No os parece fuerte que para conseguir la compatibilidad con Lion tenga que actualizar con Windows sí o también? A mí sí, y bastante. Pero sigamos con el relato.

La semana siguiente vuelvo a ponerme en contacto con ellos, y me dicen que van a sacar una versión para Mac para actualizar la interfaz de usuario. Como no me lo creo, instalo Windows 7 virtualizado sobre Lion y comienzo la actualización. Resultado, no funciona dicha actualización, dándome diversos mensajes de error y/o no iniciándose la transferencia de los archivos de firmware hacia el NAS. Me pongo en contacto con ellos y me dicen que no me pueden dar soporte, y que (si eso) ya se pondrán en contacto desde el servicio técnico. Bueno, toca pedir un portátil con Windows Vista e intentarlo desde ahí. Resultado, crispación absoluta ya que el proceso de actualización no funciona, ni siquiera desde Windows.

Con una buena dosis de enfado, me pongo en contacto por teléfono vía Skype con el soporte de LG de Estados Unidos. Me dicen que intente la actualización poniendo todos los archivos en el C:, pero no hay manera. Paso siguiente, ya que Windows Vista y Windows 7 son bastante “tiquismiquis” con el sistema de permisos, instalo Windows XP virtualizado e intento de nuevo el proceso. Tras tres largas horas de intentar distintos métodos, doy con la clave. Configurar manualmente una dirección en la interfaz ethernet del Mac, la 192.168.0.2, y en el Windows XP asignar la 192.168.0.1. Resultado, un error diferente a todos los anteriores, que el proceso TFTP había tenido un error y había que cancelarlo. Pero, oh albricias, resulta que si se hace caso a dicho mensaje de error y se cancela el proceso se cerraba la actualización, pero ignorándolo conseguí al fin actualizar la interfaz de usuario y posteriormente el firmware para alcanzar la esperada compatibilidad con Lion.

Esto fue hace un par de semanas. Y hoy, como broma de mal gusto, recibo un correo de LG en el que se me cuenta cómo actualizar el NAS, pero desde Windows. Y ya, para rizar el rizo, lo mejor del caso es que las instrucciones de actualización son incorrectas. Hacía mucho que un producto vendido con compatibilidad para Mac OS X me daba tantos quebraderos de cabeza. Y es que un mal soporte postventa es la mejor forma de no poder recomendar un producto. Hasta que LG no corrija todo lo expuesto y ofrezca un soporte y formas de actualización de calidad y que funcionen a todos los usuarios de MAC, tengo que deciros que no es una buena idea adquirir un N2A2 si sois usuarios de MAC.

Se me olvidaba, no he intentado usar Time Machine, pero la posibilidad de convertirlo en servidor de iTunes sigue sin funcionar.

En Applesfera | NAS LG N2A2, disco de red y aplicaciones de LG para iOS: A Fondo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

38 comentarios