Compartir
Publicidad

Mercury Elite-AL Pro, caja para almacenamiento externo de OWC

Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Almacenamiento en la nube o local, discos para simples copias de seguridad o para el trabajo diario, para usar en tu Mac o cualquier equipo,… Son muchas las opciones en función de nuestras necesidades. Hoy os queremos mostrar OWC Mercury Elite-AL Pro, caja de discos de almacenamiento externa, con cuatro interfaces de conexiones y opciones de configuración RAID.

OWC Mercury Elite-AL Pro tiene diferentes configuraciones así como posibilidad de adquirirlo con discos incluidos. Podemos encontrar modelos con conexión eSATA, triple interfaz (USB 2.0, Firewire 400 y Firewire 800) o con cuádruple interfaz (USB 2.0, Firewire 400, Firewire 800 y eSATA). Nosotros os mostramos ésta última.

OWC Mercury Elite Pro, Quad Interface

OWC Mercury Elite-AL Pro

La caja externa de OWC Mercury Elite-AL Pro está fabricada en aluminio lo que le confiere una mayor resistencia y durabilidad. Con dos bahías disponibles podremos instalar dos unidades de almacenamiento de 3,5”, también de 2,5” en caso de querer montar discos SSD pero tendremos que hacer uso de adaptadores, pudiendo llegar a disponer de hasta 8 TB de almacenamiento.

En la parte trasera tenemos las conexiones: 1 puerto Firewire 400, 2 puertos Firewire 800 para poder encadenar dispositivos a la máxima velocidad, 1 puesto USB 2.0 y 1 puerto eSATA. Ante tal variedad de conexiones queda demostrado que el OWC Mercury Elite-AL Pro es un dispositivo muy versátil.

OWC Mercury Elite-AL Pro

A su vez, en la parte trasera se encuentra un ventilador que nos ayuda a sacar el aire caliente sin hacer excesivo ruido, unos 9Db aproximadamente. Y es que pese a la buena disipación que tiene el aluminio y la rejilla frontal que permite que también salga el aire caliente, en un dispositivo pensado para usuarios exigentes nunca está de más.

Configuraciones RAID

OWC Mercury Elite-AL Pro, configuration Utility

Para los que no sepan que es un sistema RAID. RAID proviene de la nomenclatura en inglés Redundant Array of Inexpensive Disks y hace referencia a un conjunto de almacenamiento (discos duros o SSD) que forman un sistema de almacenamiento donde se distribuyen o replican los datos.

Dentro de las opciones RAID que la unidad de OWC permite están RAID 0 y RAID 1. RAID 0 es una de las configuraciones más simples y permite unificar varios discos como si de uno sólo se tratase. Por ejemplo, en nuestro caso si añadimos dos discos duros de 500GB tendremos una unidad de 1TB. Ojo que los discos deben ser de la misma capacidad o la suma será siempre de la unidad con menor capacidad. Es decir, si usamos un disco de 500GB y otro de 750GB tendremos una unidad de 1TB ya que cada disco aporta 500GB.

La otra opción es RAID 1 que crea una copia exacta (también llamada espejo) de la unidad. Esto permite un sistema de acceso con una velocidad mayor. AL estar los mismos datos en ambas unidades podemos acceder a unos en una unidad y a otros en la segunda unidad. Por tanto, dos discos duros de 500GB en RAID 1 formarán un disco de 500GB. Esto hace que si falla un disco los datos se conservan en el otro de forma idéntica. Ideal para trabajar con datos importantes o copias de seguridad.

En función de nuestra necesidad y los datos que vayamos a contener nos interesará más una u otro opción. Por ejemplo, si queremos rendimiento y capacidad (aún arriesgando los datos por un posible fallo) RAID 0 es nuestra opción. Si queremos rendimiento y velocidad de lectura así como protección de los datos seleccionaremos RAID 1 pese a perder capacidad.

La unidad viene configurada por defecto en RAID 0 pero lo podemos cambiar gracias a la utilidad de configuración descargable desde la web de OWC. La única pega es que dicha utilidad de configuración funciona bajo Rosetta por lo que no se puede ejecutar en OS X Lion o superior. Esto nos obliga a ejecutar una versión de OS X 10.6 o inferior o hacer uso de una instalación de Windows virtualidad mediante Parallels u otra opción y ejecutar la versión windows del configurador.

Rendimiento de OWC Mercury Elite-AL Pro y conclusiones

Confieso que soy un gran consumidor de productos de OWC, desde discos SSD hasta memoria RAM así como otros accesorios. Todos y cada uno de ellos me han dejado una gran sensación tras usarlos. En este caso, el OWC Mercury Elite-AL Pro no iba a ser menos. Teniendo en cuenta el precio de cajas externas para meter un disco duro así como el precio que tendría ya con los discos, la opción de OWC tiene una relación calidad/precio estupenda.

El acabado del producto es realmente bueno, ofreciendo una sensación de seguridad y durabilidad como pocos. Además las múltiples conexiones, sobre todo Firewire 800, convierte a dicho producto en el compañero ideal de usuarios exigentes. Ideal para la edición de vídeo o el trabajo con grandes cantidades de datos o archivos “pesados”. Y es que el rendimiento obtenido con dicho producto no tiene nada que ver con otras opciones Firewire que he podido probar.

El precio de OWC Mercury Elite-AL Pro es de 75 dólares ¿qué caja para discos duros externa con conexión Firewire y opciones RAID encontráis en el mercado por ese precio? Si queréis con discos incluidos el precio variará en función de la capacidad seleccionada. En definitiva, si buscáis un accesorio de este tipo os lo recomiendo. Y si tenéis alguna duda preguntar, os ayudaré todo lo posible.

En Applesfera | Sistemas de archivos para unidades de almacenamiento, ¿cuál usar?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos