Síguenos

Mac Family

A la mayoría nos encante ver un nuevo producto de Apple. Tras la keynote oportuna disfrutamos del nuevo MacBook Pro con pantalla Retina, los nuevos iMac o Mac Mini. Es en ese momento cuando las características técnicas nos hacen imaginar todo lo que seríamos capaz de hacer con más resolución de pantalla, más procesador, memoria RAM y discos duros más rápidos. Pero no podemos, nuestra economía no nos permite cambiar de equipos con cada actualización por tanto, nada mejor que conocer cómo regalarnos una nueva juventud para nuestro Mac.

Conoce qué puedes ampliar de tu Mac

A pesar de lo cerrado que pueda parecer un Mac, hay componentes que podemos actualizar para conseguir un mayor rendimiento. Conocer qué podemos cambiar o ampliar de cada Mac es importante. A excepción de los MacBook Air y Macbook Pro nuevo donde la memoria RAM y otros componentes van soldados a la placa, en la mayoría podremos sustituir disco duro, memoria RAM y procesador en el caso de los iMac.

En iFixit a través podemos encontrar información sobre como desmontar el equipo para acceder a los componentes internet en caso de que no cuenten con una ranura de acceso por parte del usuario. Y para saber el tipo de memoria, disco duro u otro dato técnico lo mejor es hacer uso de MacTracker.

Cambia tu disco duro por un SSD

SSD

Los disco duros mecánicos nos ofrecen grandes capacidades de almacenamiento pero su velocidad de lectura y escritura es muy poca si la comparamos con las actuales que ofrecen los discos de memoria sólida SSD. Además de otras ventajas como la reducción de calor así que menor consumo energético.

Cambiar el disco por un SSD o en su defecto sustituir la unidad Super Drive por uno de ellos es de lo mejor que podemos hacer para dar una nueva vida a nuestro Mac. No sólo la carga del sistema operativo y aplicaciones aumentará, el acceso a datos también. Todo irá mucho más fluido y desde el primer día tendrás la sensación de estar ante un equipo nuevo.

Los modelos más usados por usuarios de equipos Mac son los Crucial M4 y Samsung 830. Otros que también dan buenos resultados son los de OWC, como ya hemos comprobado en Applesfera. Estos ofrecen las velocidades prometidas y sus controladoras no generan conflictos con la controladora SATA del Mac.

Con otras marcas de SSD podemos tener problemas con la velocidad de transferencia negociada, siendo por ejemplo de 1,5Gbps en lugar de 3Gbps en Mac con SATA II. Así que mejor ir sobre seguro.

Memoria RAM

Memoria RAM

La memoria RAM es otra de esas características que nunca está de más. Y que realmente, cuando tienes de sobra, te das cuenta que por mucho que pensarás que sería siempre termina el sistema y aplicaciones usándola por completo.

La RAM no generá tantos problemas y siendo de algún fabricante conocido ya vale para asegurarnos un correcto funcionamiento. Modulos de Kingston, Crucial, Samsung, OWC, etc… suelen tener un gran precio y son fáciles de conseguir. Siempre intentando que sean pares iguales, dos de 4 GB y dos de 2 GB o todas de 4 GB.

Recordar que tendréis que colocar el modelo correcto. Nuevamente, a través de Mactracker podremos saber qué RAM monta según la frecuencia de reloj. Algunos Mac admiten memorias de diferentes frecuencias pero siempre trabajarán a la velocidad de la más baja. Ejemplo, RAM a 1066 y 1333 Mhz funcionarán a 1066Mhz.

El procesador del iMac

Intel core i

Es posiblemente la ampliación más “arriesgada” y menos frecuente pero no imposible. Los iMac incluyen un procesador que podemos extraer del socket para colocar uno nuevo. Algo que, tal vez a usuarios con iMac Intel Core i3 pueda interesar si quieren dar más potencia al sustituirlo por algún Core i7. Siempre comprobando antes que es de la generación correcta: Sandy Bridge, Ivy Bridge, etc…

He vuelto, soy tu Mac

Realizar una ampliación de memoria RAM y sustituir el disco duro por un SSD es algo que nos llevará poco tiempo y con un coste entorno a los 200€ (más barato que con Apple) según capacidad del SSD y módulos RAM podréis alargar la vida de vuestro Mac un año o incluso dos.

Y si el proceso os resulta complicado o simplemente no os atrevéis podéis optar por preguntar en algún Servicio técnico oficial donde no creo que os pongan problemas para realizar dicha sustitución/ampliación. Aunque os hemos mostrado como instalar un SSD en lugar de la unidad óptica en un MacBook Pro

En Applesfera | Instalando una unidad SSD en un iMac, ¿merece la pena hacerlo?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios