Síguenos

Opera Mini para el iPhone

Cuidado, que nadie me malinterprete antes de leer esta entrada, esto no es una critica hacia la aceptación de la aplicación Opera en la App Store, si no una critica hacia los defectos que tiene el programa en las versiones iPhone y iPod touch.

Un vez aclarado esto tengo que empezar como todas las entradas que hablan sobre Opera Mini, diciendo la palabra sorpresa. Sorpresa por ver como Apple ha sabido demostrar que tiene principios y cuando quiere también es racional (hasta cierto punto), pero también me he llevado una sorpresa por lo mal que funciona Opera Mini.

Opera Mini, esto es empezar con mal pie

opera-4-iphone.jpg

Siento ser tan pesimista (o igual es que tenía las expectativas muy altas tras ver el vídeo que Opera había difundido) pero las sensaciones en general que he tenido con el navegador son francamente malas. Pero empecemos por partes, estos son los fallos que no le perdono a esta versión del navegador.

  • Previsualización de páginas. No es que sea mala, es que me parece simplemente pésima, me imagino que Safari tiene mucho que ver en esta decisión, pero una vez acostumbrado al genial alisado de fuentes del iPhone y Safari, usar cualquier otra cosa me parece bastante mala. La previsualización completa de páginas es toda una demostración de que se puede volver al pasado, de hecho me ha parecido que hubiese vuelto a mi antigua Palm.
  • Renderizado de las mismas. Una vez cargada la página, vale que puede ser algo mala la previsualización de la misma, pero que a estas alturas de la historia no se muestren de forma correcta me parece un fallo inadmisible. En el año 2010 me parece un tanto increíble que un navegador moderno no sepa interpretar de forma correcta una página web y no muestre un simple div alineado en su posición.
  • Gestión del color. Pero si no teníamos suficiente con una previsualización bastante pobre, un alisado de fuentes que deja mucho que desear y un mal renderizado también contamos con una gestión del color pésima. El navegado en un intento de funcionar más rápido intenta comprimir al máximo toda imagen mostrada pero en la mayor parte de los casos esta comprensión es excesiva y el resultado son imágenes con una calidad bajísima.
  • Falta de HTML5. En plena batalla de formatos, dejar de lado el formato que pretende introducir Apple como estándar me parece un gran fallo. Por culpa de no incluir esta opción el navegador no puede mostrar todo el contenido que se está generando y creando para los dispositivos de Apple, puede que hoy en día aún no se muy importante pero dentro de unos meses será imprescindibles.
  • Funciones multitouch mal implementadas. En el dispositivo estrella de la tecnología multitouch, no incluir un buen funcionamiento de la misma me parece un despropósito. Hacer zoom de forma correcta es algo así como un golpe de suerte, es más difícil que tirar con una escopeta de feria.

Es cierto que por separado no serian grandes fallos, sobre todo teniendo en cuenta que es aspecto del navegador es genial, pero todos juntos hacen del navegador algo muy inferior a Safari en las cosas que realmente hacen falta, en las cosas en las que si es útil.

Conclusiones


Si antes sentía ilusión por la salida del programa y toda las ventajas que podría aportar, ahora siento pena. Pena por Opera ya que empezar con tal mal pie después de lo que ha costado introducir su aplicación en un mundo tan cerrado como la App Store es una autentica pena.

Opera ahora ha perdido muchos usuarios potenciales, usuarios que visto el resultado final no volverán a probar la aplicación ni aunque la compañía implemente y arregle todos estos fallos.

Por mi parte he intentado sustituir Safari por Opera, y de hecho llevo todo el día usando la aplicación a fondo, pero he terminado volviendo a Safari, simplemente no puedo ver que una página no se interpreta correctamente en el año en que vivimos.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios