El Espectador Digital, una fantástica panorámica del mundo de la tecnología, en formato iBook

Sigue a Applesfera

El Espectador Digital iPadmini Applesfera

Aunque no lo parezca, siempre nos resulta difícil volver la vista atrás. Pasamos demasiado tiempo intentando entender el presente y preparar el futuro como para preocuparnos por lo que pasó, hace un día o un año. O varios. Ésto se acentúa cuando hablamos de tecnología, y sucede una cosa curiosa con ella: brota a borbotones. El cauce aumenta cada día que pasa, y es muy difícil saborearla sin perder matices.

Mirar en perspectiva el panorama de la tecnología es tan interesante como el detalle de la actualidad
También somos cada día más los que seguimos este mundillo, nos interesamos por los nuevos productos y servicios que las marcas ofrecen al usuario, y muchas veces nos centramos demasiado en los detalles del “aquí”, del “ahora”. De la forma que tiene un servicio en este momento, de la situación de un producto hoy. Y a veces merece la pena pararse e hilar un poco más fino, “conectar los puntos”, y ver que aspecto tiene el resultado.

Eduardo Archanco me escribió hoy hace una semana. Me contaba precisamente ésto, y me explicaba que había escribo un libro con iBooks Author con el sugerente título de “El Espectador Digial: entendiendo la tecnología como un negocio”. La ventaja de escribirlo y publicarlo en la iBookstore es que puede ir actualizándolo con nuevo contenido a menudo que lo va escribiendo, permitiendo que los lectores lean lo que ya tiene y a su vez, le permite evolucionar el libro con los cambios del mundo real…

Yo empecé a leerlo por curiosidad y lo acabé sin parar ni una sola vez.

El mosaico de la realidad

El Espectador Digital contenido

El libro se compone, en el momento de escribir esta entrada (ya digo que el autor piensa actualizarlo “sobre la marcha”) de diez capítulos. En estos primeros capítulos, Eduardo comienza aportando esta visión general de la que hablaba al principio como punto de partida, para entender cada una de las siguientes paradas del viaje. Y continúa por un punto controvertido: el papel de la prensa escrita en una sociedad cada segundo más digital.

Los ejemplos de The Daily y Orbyt están muy bien utilizados para explicar que la llegada al mundo digital debe estar muy pensada
Como ejemplo, no sólo comenta el feroz ataque de la inmediatez de los medios digitales, sino dos casos dignos de estudio: el auge y cierre de The Daily y el caso de Orbyt. Este punto es especialmente importante, en mi opinión, para entender cómo fluye la información en el “hoy” del mundo que vivimos, y cómo afecta a la tecnología y a los usuarios esa capacidad para estar sobreinformados.

Eduardo es licenciado en Administración y Dirección de Empresas, y por eso también están tan bien perfiladas las secciones dedicadas a los modelos de negocio asociados a las empresas de tecnología. En un texto claro, el autor ha sabido conectar y trasladar los movimientos de las compañías y sus decisiones en el mercado, trazando muy bien su línea de decisiones y el por qué se han tomado así.

En el resto de capítulos, se habla (y explica) detalladamente sobre temas como el que él denomina “El Enigma Androide”, comentando sobre las intenciones de Google con la jugada de su sistema operativo móvil y cómo se ha convertido en un modelo de negocio. Otra sección importante es la dedicada a “La Nueva Informática”, con el paso del PC a la era “post-PC” y la influencia decisiva de los tablets.

Una excelente lectura para cualquier tecnólogo

El Espectador Digital cita

Yo devoré los diez capítulos de El Espectador Digital, y si os interesa el mundo de la tecnología no debéis dejar de leer este libro electrónico, disponible sólo para iPad en la iBookstore, totalmente gratuito. El autor deja caer que si ve que el interés por el libro crece, continuará añadiendo contenido. Algo que Eduardo no debería dejar de hacer ya que los primeros diez capítulos son sencillamente fantásticos (los dos últimos, recién publicados hoy mismo).

Transmitir ideas y gratinar el mundo de la tecnología sazonando con conceptos de economía, es algo que no se puede permitir todo el mundo, y Eduardo los expone naturalmente gracias a esa curiosidad infinita que sin duda posee. Una magnífica publicación recomendadísima y que ayudará a los más tecnófilos a dibujar el marco de la situación global. Cuando empecéis a leerlo, posiblemente lo acabéis como hice yo hasta llegar al capítulo final… que (esperamos) no sea el último.

Descarga | El Espectador Digital (gratuito, sólo para iPad, iBookstore), Twitter: @EspectadorD

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios