Compartir
Publicidad

Chrome para iOS: A fondo

Chrome para iOS: A fondo
Guardar
79 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer Google nos daba la sorpresa que nadie se esperaba en la segunda presentación del Google I/O 2012: Chrome para iOS. A las pocas horas el navegador estaba ya disponible en la App Store, y la riada de descargas fue considerable. Hay más navegadores alternativos en la App Store, pero esta vez estamos hablando de Chrome. En los ordenadores, Chrome pasó de la nada absoluta a ser el navegador más popular del planeta desbancando al legendario Internet Explorer. Y ahora está disponible para cientos de millones de usuarios de iOS.

Chrome en iOS: Chrome parece, Safari es

google chrome ios keynote

No voy a comparar el rendimiento de Chrome para iOS con el de Safari Mobile, porque ambos comparten el mismo motor de renderizado. Tiene pinta a que en Google deben haber tenido problemas para implementar su propia versión de webkit, o puede que Apple les haya puesto barreras (aunque sería raro viendo que Opera en iOS cuenta con su propio motor).

Esto es ya de por sí un “defecto” entre comillas, porque significa que Chrome para iOS es simplemente Safari con los servicios de Google integrados y una interfaz diferente. Un Chrome pero que utiliza el núcleo de Safari para funcionar y no el motor que Google utiliza en las versiones de escritorio de Chrome.

Quizás, eso sí, en Chrome notemos algo de menos rendimiento con las páginas más exigentes. Se puede atribuir a que Chrome es un navegador más completo, o a que Apple aprovecha su acceso al núcleo de iOS para exprimir y optimizar al máximo su propio navegador.

Ventajas, pero sólo si usas Chrome en otros dispositivos

chrome google favoritos
Chrome carga instantáneamente los favoritos que tengamos en el resto de terminales y ordenadores.

Pero aun así, si utilizamos Chrome en nuestros ordenadores a diario, Chrome para iOS nos puede ahorrar muchas molestias. Sólo tenemos que iniciar sesión con nuestra cuenta de Google al instalar la aplicación y voilà, ya tenemos el historial, los favoritos e incluso las pestañas que tenemos abiertas en el resto de dispositivos a nuestro alcance. La sincronización de todos estos datos es invisible y muy eficaz. Incluso carga las sugerencias al escribir una dirección de internet basándose en el historial de otros dispositivos.

Y hablando de escribir direcciones… el teclado que se usa para cumplir esa función tiene unas teclas extra añadidas en una fila superior para facilitar la escritura. También contamos con una ventaja que Safari no tiene: el modo incógnito. Dejando a un lado la comodidad que puede implicar al abrir páginas de moral distraída, es algo que Safari en el iPad todavía no tiene de forma cómoda. Se agradece, también, el poder cambiar entre pestañas con un simple gesto desde los laterales de la pantalla y la interfaz “vertical” para cambiar entre pestañas del iPhone.

google chrome ios pestañas
Una de las funciones más útiles: todas las pestañas abiertas que tengamos donde sea, a nuestro alcance.

En cuanto a la interfaz, Chrome dista bastante de lo que estamos acostumbrados a ver en iOS para asemejarse lo más posible a la versión de escritorio. Chrome en el iPad es prácticamente igual que un navegador de escritorio, y el usuario adivina rápidamente lo que podemos hacer con los elementos de la interfaz gracias a la pantalla multitáctil. En la versión de iPhone se ha comprimido todo manteniendo un buen aspecto, con un menú emergente para algunas funciones que se usan menos frecuentemente. No es lo mejor que se ha visto, pero desde luego no está mal.

Concluyendo: Chrome puede ser tu nuevo navegador en el iPad, pero sólo si llevas ya tiempo usando Chrome en otras partes. No hay nada como decirle al ordenador que abra una página web… en nuestro móvil.

El futuro de Chrome para iOS no es nada fácil, y eso es bueno

Hay cosas que echo de menos en Chrome para iOS, especialmente en la versión de iPad, que podrían haber dado aún más valor al navegador de Google. Poder fijar pestañas para que queden permanentemente abiertas sin gastar espacio, utilizar los prefijos de teclado para cargar páginas y búsquedas… son funciones que con algo de suerte irán añadiendo a medida que pase el tiempo. De todas formas, Google ha puesto el pie en un frente de iOS donde Apple tiene el reinado absoluto, y eso en Cupertino no va a gustar mucho (y claro, han tenido que aprobar la aplicación para no recibir el lógico alud de críticas).

Ahora mismo Safari es el rey indiscutible de los navegadores en iOS. Si Chrome quiere cambiar esto tendrá que esforzarse mucho, primero en ir aportando mejoras regularmente y luego procurando no hacer enfadar a Apple (sobretodo al que tiene a mano el botón para suspender las aplicaciones de la App Store). De todas formas, una competencia como Chrome puede significar que en Apple por fin empiecen a espabilar con Safari y sus poquísimas actualizaciones. La competencia, como siempre, nos beneficia a todos.

Además, tenemos también esa prometedora interfaz a pantalla completa de Firefox Junior para el iPad, que nos sugiere la llegada de una auténtica guerra de navegadores en los tablets en un futuro no tan lejano. Sólo hay un problema: en el iPad no podemos decir qué navegador queremos fijar por defecto, así que todos los programas seguirán usando Safari para abrir páginas web. Y eso puede ser tranquilamente el principal obstáculo para el crecimiento de esa competencia.

En Genbeta | Así es Chrome para iOS

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos