Compartir
Publicidad

Raven, un navegador diferente y con apps a lo Chrome

 Raven, un navegador diferente y con apps a lo Chrome
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Raven es un nuevo navegador para nuestra plataforma OS X con un montón de novedades y que va enfocado a tener un acceso rápido y sencillo a los sitios que visitamos más frecuentemente, especialmente, las redes sociales.

Con esta carta de presentación seguro que he despertado el interés de más de uno, pues esperad que aún hay más: el navegador es gratuito, usa Webkit (el motor de Safari o Chrome), dispone de una interfaz muy cuidada y creo que es un punto importante, lleva ya una serie de aplicaciones / extensiones muy similares a las que ya tiene Google Chrome en su Web Store.

Si queréis echarle un vistazo a sus características no os perdáis la entrada extendida.

Raven, en el plano general

Como navegador, Raven cumple su cometido, no es más ligero que el resto de navegadores, no es más rápido que el resto, no tiene más opciones que el resto, simplemente es un navegador como cualquier otro, no destaca en ningún punto en concreto, o por decirlo así no destaca en ningún punto de los que estamos acostumbrados a medir en un navegador.

Sin embargo, sí destaca en un punto importante que a veces nos olvidamos de evaluar: la experiencia de usuario, la usabilidad. Raven está completamente enfocado a eso. Dispone de una interfaz bonita y amigable, un panel de opciones ordenado de forma muy parecida a Safari, una barra lateral en la que se disponen las aplicaciones muy similar a la que tiene Opera, una navegación por pestañas que me recuerda a las primeras versiones de Firefox… en definitiva han ido observando qué funcionalidades tienen el resto de navegadores conocidos y las han integrado en un conjunto con un resultado muy bueno. Todo eso hace que uno al usar Raven no esté perdido.

Lo malo es que es un navegador primerizo y todavía le queda mucho por recorrer para ser realmente usable. Para mí tiene dos fallos básicos que de superarlos lo convertirían en una opción real para navegar. El primer fallo es que no recuerda sesiones ni es capaz de volver a abrir las pestañas que tenía abiertas al cerrarse. Y el segundo fallo es que no dispone de ningún gestor de contraseñas como sí tienen el resto de navegadores, aunque las web apps de las que vamos a hablar ahora mismo sí tengan opción de guardar la información de acceso.

Las web apps de Raven

Web App Store
Uno de los puntos fuertes del navegador sin duda son las web apps, muy al estilo Google Chrome, en la página oficial Start.Raven.io las encontraréis.

Disponen aplicaciones para Twitter, para Google Plus, para Facebook, Linked In, Dropbox, YouTube, Vimeo, delicious, Quora, Flickr… como veis todo muy social.

Estas web apps se acceden desde el panel izquierdo del navegador, quedan siempre muy a mano y cada una de ellas despliega una serie de opciones en ese menú lateral, por ejemplo el acceso a las mentions y mensajes directos en twitter o la subida de archivos en la de flickr. Está muy coordinada la funcionalidad con la presentación. Quizás el único problema que destacaría es que uno se pierde un poco en estas aplicaciones y pierde de vista el cometido principal de la aplicación: navegar.

Marcadores y Favoritos

Gestion de marcadores y favoritos

Conceptualmente son dos cosas distintas y Raven los separa en dos categorías lo que encuentro un punto a favor. Ambas opciones están presentes siempre en la interfaz, podemos agregar un marcador o un favorito mientras navegamos.

También permite importar de Safari los favoritos y tener la gestión por separado del listado de marcadores (bookmarks) del de favoritos (favorites).

Otra opción de la que dispone es integración con Instapaper, en este caso en lugar de web app es más una extensión a la que accederemos a través del panel de preferencias de Raven.

Conclusión

Raven es un buen navegador con una gran proyección, pienso que para una versión inicial lo que ofrece es más que suficiente y conforme vaya avanzando irán añadiendo opciones, funcionalidades, mejorando su rendimiento y creando nuevas y mejores web apps. Todo eso lo valoro positivamente, en cambio espero que siga siendo un navegador gratuito como el resto y poco a poco vaya elevando su popularidad, pienso que hacerlo de pago sería contraproducente y jugaría en contra de un producto con grandes posibilidades de futuro.

Sí que es verdad que tiene que corregir algunas opciones y seguir mejorando, no es un producto acabado y que vayamos a usar en nuestra navegación diaria hoy por hoy. Aunque para juzgar este punto, será mejor que lo descarguéis y juguéis un poco con él.

Vía | App Storm
Descarga | Raven

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos