Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Suben los precios de los nuevos Mac? Échale la culpa al Banco Central Europeo
Apple

¿Suben los precios de los nuevos Mac? Échale la culpa al Banco Central Europeo

Publicidad
Publicidad

El martes pasado, Apple actualizaba el resto de componentes de la familia Mac. Pero no todo eran buenas noticias. Pedro Santamaría nos contaba el otro día cómo subían de precio varios modelos. El Mac Pro era el más llamativo, ya que el modelo base pasaba de costar 3.049 a 3.449 euros. Una subida de 400 euros o un 13%.

Apple siempre ha tenido precios elevados en sus productos, algo que el usuario que los elegía veía compensado en aspectos más intangibles que las especificaciones. Diseño, usabilidad y experiencia de usuario. Pero esta subida no responde a ninguna mejora en estos apartados. Entonces, ¿a qué viene este aumento?

El Banco Central Europeo decide imprimir dinero

Para darle un poco de contexto a esta subida de precios, hay que recurrir a los tipos de cambio. En concreto, a la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). Una gráfica vale más que mil palabras:

Tipo Cambio
A comienzos del año pasado, el tipo de cambio euro / dólar rozaba 1,40 dólares. Es decir, por cada euro recibíamos 1,40 dólares. Esto implica que para un europeo era mucho más barato comprar productos en Estados Unidos (sin tener en cuenta los impuestos sobre el valor añadido).

Esto que en principio es beneficioso para el ciudadano europeo, también tiene su impacto en la economía doméstica europea. Las importaciones son más baratas mientras que exportar productos a Estados Unidos es mucho menos competitivo. Dicho de otra manera, las empresas estadounidenses se benefician de este tipo de interés al poder exportar a precios que a los europeos nos parecen más asequibles.

El problema vino cuando la zona euro comenzó a experimentar una inflación muy baja y a acercarse a la tan temida deflación (temida por los bancos, por supuesto). Ahí es cuando entra en escena el BCE. Para evitar esto, el BCE decidió utilizar una sofisticada estrategia de ingeniería financiera: darle al botón de imprimir dinero.

Hiperinflacion Alemana Cariño, me voy a comprar el pan
El dinero tiene precio como un bien cualquiera. Cuanto más abundante es, menos valor tiene. Si imprimes dinero haces que los precios suban (inflación) pero también provocas un descenso del tipo de cambio, como el que hemos visto en el último año.

Imprimir dinero es un absurdo que queda demostrado en su caso extremo en la Alemania de entreguerras de los años 1920. La inflación actuó como un devorador del ahorro de las familias alemanas, empobreciéndolas día a día.

¿Qué tiene esto que ver con Apple y sus precios?

BCE

El BCE ha imprimido dinero para evitar la deflación

La brutal caída del tipo de cambio de casi un 25% en un año provocada por el BCE ha hecho que las importaciones de productos extranjeros ya no sea tan competitiva. El único camino que le queda a compañías como Apple es trasladarlo al bolsillo de sus clientes europeos.

Es cierto que las grandes multinacionales tienen contratado una especie de "seguro". Este seguro les protege de fluctuaciones en los tipos de cambio como los que estamos experimentando. Pero su efecto tiene un límite y cuando un Banco Central decide abrir el grifo, no hay seguro que pueda protegerte.

Para colmo de males, en España hemos pasado de tener un 16% de IVA hace unos años, a primero un 18% para después llegar al 21% actual (para ponerlo en contexto, el IVA de California es del 9%). Otra vez, una compañía como Apple puede absorber este tipo de imprevistos sin problemas. Pero cuando pasa el tiempo, es inevitable que los consumidores acabemos pagando el aumento.

Apple también aplica su propio tipo de cambio

Mac Pro
Al margen de estos juegos con el dinero y las impresoras, Apple también tiene su propia fórmula de ingeniería financiera. Tomemos como ejemplo el Mac Pro del principio del artículo:

  • Precio original (sin IVA): 2.999 dólares.
  • Precio original en euros (sin IVA): 2.519 euros.

Si al precio en dólares le aplicamos el tipo de cambio de hace un año (1,40 dólares por euro), nos saldría un precio de 2.142 euros. En realidad, Apple aplica su propio tipo del 1,20 dólares por euro. Una jugada que también pagamos los usuarios finales de nuestro bolsillo y que es práctica común en el mercado de electrónica de consumo.

La única explicación es que compañías como Apple no ponen el precio en función del tipo de cambio que hay en el lanzamiento de un nuevo producto. Hacen una proyección de cuál será el tipo de cambio medio durante la vida de esa generación y gradúan el precio de acuerdo con ella.

Dadas las jugadas que están haciendo tanto la Fed como el BCE con los tipos de cambio, al final siempre acaban pillándonos al ciudadano de a pie.

En Applesfera | ¡Aleluya! Apple lanza una base Dock oficial para los iPhone 6.

Imágenes | Paul Hudson, MPD01605 y Kārlis Dambrāns.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos