Sigue a Applesfera

Keynote de anteayer

Durante la keynote del miércoles tuve una extraña sensación de Déjà vu. Como si ya lo hubiera vivido antes. De inmediato me acordé de esta entrada que hice justo después de la keynote anterior, en la que se presentó el iPhone 4s. En ella hablaba de cómo Apple es una maestra en sacar productos al mercado en el momento oportuno y hacer que se hable de ella. Hoy me gustaría compartir con vosotros algunas reflexiones, tanto de esta última presentación y de cómo veo a Apple de forma diferente.

Tim Cook con David Eric Grohl, lider de los Foo Fighters

Empecemos por la keynote. Fue una keynote correcta, donde no hubo grandes sorpresas ni “one more thing”. Se presentó el iPhone 5, y ni siquiera fue una sorpresa ni el nombre del producto ni lo que se iba a presentar, ya que el anuncio de la Keynote de Apple fue mucho menos críptico que otras veces. También las filtraciones del iPhone, constantes durante todos estos meses, dieron poco margen a la sorpresa.

Y, ya puestos, me parece que el iPhone 5 es una pasada de teléfono. Fino, elegante, y sobre todo potente. Con las funciones que tiene que tener, incluyendo una estupenda cámara de fotos y una pantalla genial y ampliada lo justo para los tiempos que corren y para asegurar la ergonomía, aunque discrepo en lo de no incluir NFC.
App Store logo
Antes de la keynote comentaba con un compañero de trabajo lo fácil que lo tenía Apple para competir con otros smartphones muy interesantes e innovadores que están saliendo en el mercado, como el Lumia 920. La media de compra por cada usuario de iPhone es de unos 7.5 dólares en aplicaciones al mes. Al igual que hacen las consolas, los iPhone podrían haber salido al mercado con un precio ligeramente superior al precio de coste de fabricación, financiando así su desarrollo con los beneficios del App Store y de las compras de contenidos en iTunes. Imaginaos el escenario.

Es la primera vez que se presenta un iPhone en la “época dulce del año”, justo antes de las navidades. Este año la situación económica mundial no está para muchas florituras, pero si los bolsillos se estiran alguna vez es justo en época navideña. Como digo, si los precios hubieran estado más ajustados el iPhone se habría convertido en un megapelotazo. Y no digo que al final no lo sea, pero hay muy buenos teléfonos en el mercado y las distancias están siendo acortadas y a pasos de gigante por otros fabricantes. Al fin y al cabo, gran parte del éxito del iPad se debe a un precio bastante ajustado para todo lo que ofrece, precio al que otros fabricantes no pueden competir ofreciendo la misma calidad.

Los anteriores iPhone, rebajados

Como siempre que se presenta un hardware importante, y el teléfono de Apple lo es (y mucho) para sus arcas, vino de la mano del anuncio de iOS 6. El nuevo sistema operativo móvil de Apple tampoco trae una grandísima innovación debajo del brazo. Trae novedades, como el nuevo programa de mapas y navegación paso a paso tras el “divorcio” con Google, la opción de compartir fotos, mejoras en Siri, y algunas otras cosas más que comenté en mi entrada de anteayer.

La presentación se completó con la presentación de nuevos iPods, en un momento en que las ventas de estos dispositivos caen y tocaba darles un empujón. También, como decía antes, llega en la época justo antes de las navidades que es cuando más iPods se compran para regalarlos. No entiendo el diseño del nuevo iPod nano, como muchos de vosotros. Lo entendería si hubiera aplicaciones para el mismo, aprovechando el nuevo tamaño de pantalla. ¿Las habrá?

Los nuevos iPod nano

Y no, no me entendáis mal. La keynote fue buena, se presentaron las novedades venideras. Aunque una novedad esperada sea menos novedad. En mi humilde opinión Apple sigue siendo la compañía que era, pero entre las filtraciones y no dar sorpresas, me llevé una sensación de keynote algo “descafeinada”, sólo mejorada por la calidad y la gran evolución del iPhone 5.

Luces y sombras

Me sorprende un poco esta nueva Apple. Parece que el secretismo que rodeaba sus productos ha dado paso a una filtración (¿controlada?) de noticias. No sé si esto afectará a la imagen de la empresa para bien o para mal. Para bien, por que seguiremos hablando de ella. Para mal, si pierde un poco la capacidad de sorpresa. Ojalá sea que no. Lo que sí que está claro es que siguen sabiendo acomodarse al ritmo de mercado como ninguna otra empresa, sacando el nuevo iPhone 5 en el mejor momento del año para hacerlo. Aunque los precios no acompañen. En Octubre, como dice mi compañero Miguel López, más.

En Applesfera | #keynoteiPhone5 y El orden de los productos sí altera los factores
Imágenes | i4U News

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios