Síguenos

macbook-pro-13.jpg

No se si vosotros compartiréis está opinión, pero nunca entendí la decisión de Apple de cambiar el nombre del MacBook de 13 pulgadas a MacBook Pro. Para mi un ordenador que lleva las siglas de “Pro” tendría que ser claramente un ordenador superior a su modelo anterior en cuanto a prestaciones y no únicamente a que sea metálico.

Apple ha vuelto a repetir jugada en su ultima actualización de ordenadores, el MacBook Pro de 13 pulgadas incluye al igual que su predecesor un gráfica con memoria compartida con la RAM lo cual penaliza su rendimiento final. Pero por si fuera poco, en esta nueva versión además han diferenciado de forma notable los procesadores de ambos equipos.

Mientras que los modelos de 15 y 17 pulgadas incluyen un procesador de nueva generación como los Core i5 e i7, el pequeño modelo de la gama MacBook Pro se mantiene en los “antiguos” procesadores Core2Duo.

El propio Steve Jobs intentaba justificar la elección comentando que los procesadores i3 apenas suponían una mejora de rendimiento frente al precio extra del procesador. Pero seamos sinceros, el MacBook Pro siempre ha sido sinónimo de ejemplo de alta tecnología y el modelo de 13 pulgadas hoy por hoy no demuestra eso.

carateristicas.jpg

Si comparamos las características de ambos equipos podemos ver como las diferencias apenas son reales y se limitan a pequeños detalles, la mayor diferencia entre ambos modelos es la gráfica, claramente superior del nuevo modelo. Las principales diferencias son:

  • Procesador ligeramente más rápido, pero dentro de la misma gama y modelo.
  • Doble de memoria RAM, este punto es importante por el hecho de compartirla con la gráfica.
  • Tarjeta gráfica más moderna.
  • Duración de la batería superior en el MacBook Pro.
  • Una diferencia de precio superior a los 200 euros.

Como podéis ver no son grandes diferencias y se limitan a un mejor acabado y un teclado iluminado, a excepción de la RAM o gráfica el resto de los detalles son pequeñas mejoras que suponen una diferencia de más de 200 euros. ¿Vale la pena?

Lógicamente eso lo tiene que valorar cada usuario y ver si realmente esas diferencias valen la pena y si representan para él un valor real.

Siendo sincero dejaría todas estas pequeñas mejoras y me centraría en un único detalle: ¿Requieres de un conector Firewire 800 en tu ordenador? Si por cuestiones de trabajo, preferencias o simplemente por que ya tienes un disco por casa que haga uso de este sistema la elección es clara: MacBook Pro. Piensa además que la RAM es algo que disminuye rápidamente de precio y en poco tiempo podrás añadir ese extra de memoria a tu equipo por poco más de 50 euros.

En caso contrario queda claro que eres un usuario con unas exigencias menores donde el MacBook podrá realizar la mayor parte de tus necesidades en el día a día y para el cual no tendrás casi ningún problema.



Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios