John Lasseter recoge con un emotivo discurso el premio Disney Legends dedicado a Steve Jobs

Sigue a

Steve Jobs Disney Legend

El premio Disney Legends es entregado cada año a aquellas personas que han dejado su huella en Walt Disney con su contribución ejemplar al éxito de la compañía. En esta ocasión han decidido que Steve Jobs es por méritos propios una de estas leyendas y nadie mejor que uno de los primeros empleados de Pixar, John Lasseter, para aceptar el premio en nombre de Steve.

Su discurso, emotivo como pocos, se ve interrumpido en repetidas ocasiones por las lágrimas del director de Toy Story mientras recuerda cómo se convirtió en un hermano para él después de perder a su propio hermano a causa del VIH y narra muchos de los encuentros con Steve que marcaron el futuro de Pixar, la división de Lucasfilm que el fundador de Apple adquirió en 1986 para convertirla en la compañía de animación que hoy conocemos.

En el vídeo que encontraréis a continuación el CEO de Disney, Bob Iger, anuncia el premio antes de que Lasseter, el Director Creativo y Ejecutivo de los estudios Pixar y Walt Disney Animation Studios suba al escenario a recogerlo.

En su discurso, Lasseter desvela algunos capítulos poco conocidos de la historia de Pixar, incluyendo una primera aproximación por parte de Jobs en la que intentó convencer a la junta directiva de Apple de que adquiriese esta pequeña compañía especializada en herramientas de animación por ordenador. La salida forzosa de Jobs de la manzana mandó al traste cualquier intención de compra que pudiese estar fraguándose pero también le convenció para hacerse con ella con su propio dinero.

Otro punto interesante del discurso del fundador de Pixar fue acerca de una cena durante uno de los momentos más complicados de la producción de Toy Story, el primer largometraje de animación digital de la historia del cine, en la que Jobs le dio ánimos señalándole que si hacia bien su trabajo, las creaciones de Pixar serían recordadas para siempre.

Estábamos cenando un día, en mitad de la parte más difícil de hacer Toy Story, y él empezó a mirar de nuevo al futuro y me dijo: ¿Sabes John? Cuando hacemos un ordenador en Apple su vida útil es, ¿cuanto? ¿Tres años? En cinco años será un tope de puerta. Ya sabes, así es como avanza la tecnología. Pero continuó diciendo, “si haces bien tu trabajo, lo que crees, lo que Pixar cree puede durar para siempre.

Finalmente, Lasseter también concilió esas dos imágenes que tenemos de Steve, la del déspota y la del líder sin igual, señalando el modo en que cambió de manera significativa durante su tiempo en Pixar. Cuando se conocieron, Steve pensaba que era el único que sabía lo que estaba haciendo y en consecuencia tendía a ningunear a sus empleados en Apple. Sin embargo, tras casarse con su esposa comenzó a ver y apreciar la habilidad y creatividad de los artistas de Pixar, capaces de cosas que él nunca podría hacer, lo que le hizo crecer como persona y convertirse en “un líder maravilloso que nos impulsaba constantemente a alcanzar metas mayores de las que creíamos posibles”, dando también inicio a su etapa más prolífica en Apple.

Vía | 9to5mac

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios