Síguenos

iPad mini

Los resultados financieros del tercer trimestre fiscal de Apple han revelado una, esperemos que ligera, tos de pecho en el iPad, uno de los productos más importantes de la compañía, registrando por primera vez un descenso en el número de unidades vendidas respecto al mismo trimestre del año anterior. Hasta ahora lo normal para el tercer trimestre era que el iPad duplicase su récord de ventas anterior, así que los 14,6 millones de iPads vendidos durante los últimos tres meses frente a los 17 millones del año anterior están dando mucho de lo que hablar, y con razón.

¿Estamos ante el fin de la buena racha de Apple?

Definitivamente es pronto para saberlo. Quizás es que Apple está finalmente notando el aliento de sus competidores en la nuca o quizás no tenga nada que ver. Puede que tan solo sea un traspiés en un año atípico en el que la nueva generación del iPad no se lanzó dentro de su calendario habitual (entre marzo y abril) sino en noviembre junto al iPad mini, trasladando al tercer trimestre el tradicional bajón del segundo provocado por el desgaste indudable que sufre un producto después de un año en el mercado sin rebaja de precio y a escasos meses de su presunta renovación.

Tampoco podemos ignorar la tercera posibilidad. Que tras vender 155 millones de iPads en tres años, cerca de tres veces el número de Macs vendidos en sus primeros veintidós años de historia, el mercado de los tablets esté alcanzando cierta madurez. Que muchos de los que querían un tablet ya estén leyendo estas líneas cómodamente desde uno en su sofá y no sientan la necesidad de cambiar su iPad 2 por uno de nueva generación por mucha pantalla Retina que tenga.

Ventas trimestrales iPad (en millones de unidades)

Ventas trimestrales iPad

Ventas trimestrales iPhone (en millones de unidades)

Ventas trimestrales iPhone

El iPhone tampoco es inmune a estos devenires del mercado (competencia, estrés tras un año a la venta y ralentización del sector en sus principales mercados, motivo por el que todo el mundo anda como loco detrás de los emergentes). Puede que de momento mantenga el tipo batiendo récords anuales trimestre tras trimestre, pero viendo la gráfica superior salta a la vista que las caídas de ventas tras los trimestres de lanzamiento se están volviendo más acentuadas que antaño.

Sí, se siguen vendiendo toneladas de las generaciones anteriores del iPhone y el iPad, pero la gente quiere novedades y aunque vender 31 millones de iPhones diez meses después de su última actualización es una barbaridad, la cifra está muy alejada de los cerca de 50 millones del primer trimestre (fiscal) de 2013.

En mi opinión, Apple tiene que hacer varias cosas para salvar la situación. La primera, con el iPhone, aumentando la gama tal y como siempre ha hecho con todos y cada uno de sus productos (desde el Mac a los iPods). La segunda, con el iPad, dando un verdadero salto generacional que vaya más allá del incremento de micro y memoria y ofrezca alguna innovación que lo diferencie no solo de la competencia sino de sus propios antecesores convirtiéndose en el nuevo estándar de la plataforma. Y la tercera, con iOS 7 y su ecosistema de aplicaciones tomando una actitud aún más activa.

Este último punto es realmente importante, y es que aunque el nuevo diseño de iOS e iniciativas como el nuevo API para mandos de videojuegos o el potencial de iOS en el Coche tienen todas las papeletas para hacer mucho ruido en un futuro próximo, creo que Apple puede hacer mucho más: adquirir algunos estudios de videojuegos y ponerlos a trabajar en títulos exclusivos triple A como hacen Sony o Microsoft para sus plataformas es uno de los pasos más evidentes. Abrir Siri a los desarrolladores otro.

No tengo ni la más remota idea de si alguna de estas cosas va a suceder o no a corto plazo, pero aunque al final no haya dado ni una, lo que tengo claro es que los resultados del último trimestre van a ser una poderosa motivación para que Apple ponga toda la carne en el asador. Los próximos meses van a ser moviditos, pero Roma no se hizo en un día así que contad también con un 2014 realmente emocionante.

En Applesfera | El auténtico problema de Apple

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios