Las acciones de Apple caen un 9.7% en Europa tras la noticia de la retirada temporal de Steve Jobs

Sigue a

Apple APPL stock bolsa

La desafortunada noticia de la nueva baja médica de Steve Jobs a causa de su delicado estado de salud ha pillado a la bolsa de valores de Estados Unidos con las puertas cerradas a causa de la celebración del día de Martin Luther King, pero en Europa los mercados han reaccionado rápidamente registrando una caída del 8,8% en tan solo 17 minutos.

Y es que la gráfica que acompaña a estas líneas lo dice todo. Apple se mantenía estable en los 324,49 dólares por acción y no eran pocos los analistas que aseguraban una subida que colocase el valor en bolsa de la compañía de la manzana entre los 450 y los 500 dólares. Sin embargo, la dependencia, cuanto menos mediática, de Apple con Steve Jobs le ha vuelto a pasar factura tras el anuncio de hoy.

Sólo una hora después de conocerse el nuevo bache en el estado de salud del CEO de la compañía las acciones ya había descendido un 9,7% evaporando 31.000 millones de dólares de su capitalización bursátil que contrastan con los datos de hace tan solo unas semanas, cuando Apple fue portada de las principales publicaciones económicas al alcanzar por primera vez en su historia los 300.000 millones de capitalización consolidándose como la segunda empresa con mayor valor en bolsa del mundo.

La bolsa estadounidense reabrirá sus puertas mañana mismo y aunque en nuestro continente los valores se recuperaron tímidamente antes del final del día, es de esperar una reacción similar al otro lado del Atlántico. Recordar a aquellos crean en las casualidades que Apple presentará dentro de unas horas los resultados financieros de su primer trimestre fiscal de 2011, concretamente a las 17:00 horas de San Francisco (las 2:00 de la madrugada aquí en España).

Es una lástima que Jobs vuelva a tener problemas con sus sistema inmunológico, una dolencia común entre las personas con un transplante de hígado y que implica como consecuencia una serie de frecuentes altibajos. Según el New York Times, Jobs llevaba tiempo almorzando en su oficina en lugar de bajar hasta la cafetería de la empresa como de costumbre y en el último mes tan solo ha acudido al campus un par de veces a la semana.

Seamos optimistas y esperemos que tras este momento bajo vuelva a haber otro alto. Mientras tanto, y al margen de lo que ocurra en la bolsa, no me cabe la menor duda de que Tim Cook sabrá estar a la altura de sus obligaciones como segundo al mando y que 2011 vendrá nuevamente cargado de novedades para los amantes de la manzana. Crucemos los dedos para que Jobs pueda enseñárnoslas con sus propias manos en la próxima keynote.

Vía | Fortune & AppleInsider

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios