Sigue a Applesfera

Applesfera 6 años

Applesfera cumple hoy seis años desde su lanzamiento público, el 25 de Abril de 2006. Pensando en cómo quería escribir este post, he abierto el archivo del blog y he comenzado a repasar año por año, muchos de los posts que hemos escrito estos últimos seis años. De eso hace tres horas y estas son las primeras palabras que escribo desde entonces.

Como si tratara de mi parte inconsciente la que viaja a través de las letras, estas últimas tres horas han pasado como los últimos seis años, muy rápido. Sin embargo, la vorágine de la velocidad a veces nos hace olvidar cosas importantes, y darle importancia a otras que no lo son.

Así que he decidido no hablaros de números para celebrar ésto. Ni de nuestras visitas, ni de nuestros seguidores de Twitter, ni de cómo nos situa comScore como medio de tecnología ni de la influencia que podamos o no podamos tener. Os hablaré de cómo me he sentido estos seis años, de cómo he vivido todo ésto y de lo que ha significado llegar hasta aquí movido por la fuerza por crear algo distinto.

Detrás del escenario: los editores

editores Applesfera blur

Mi visión como coordinador me obliga a dedicar estos seis años de trabajo al equipo de editores actual, y a los que han pasado por aquí. Somos una pequeña (gran) familia que día a día, compartimos y viajamos juntos por el mundo Apple. Espero que no se enfaden porque hoy cuente alguno de nuestros secretos…

Un día dentro del staff en Applesfera es recibir correos sin parar. Cada editor recibe un correo por cada comentario que escribís en una entrada de su autoría, y todos estamos dentro de una lista privada del blog. A esta lista llegan, además, todos los mails que enviáis a la sección de contacto. Todos y cada uno los leemos, durante todos los días, en estos últimos seis años. No podemos contestarlos a todos, pero si utilizamos alguna fuente o información en una entrada, procuramos agradecer personalmente al lector la pista.

Cuando entra un email interesante como para escribir un artículo, o investigar un poco más, el editor interesado en ello contesta sobre ese correo a la lista interna con un “mio”, para avisar al resto que se está trabajando en ese tema. Luego, un sistema interno de borradores “reserva” ese tema para que no se machaque ningún post.

No es infalible. Durante seis años hemos escrito sobre tantas cosas, que a veces otro editor replica con enlaces sobre ese tema escrito tiempo atrás. Sinceramente, a mi me ha pasado el buscar información sobre un tema y encontrar una entrada… escrita por mi mismo, varios años atrás. La sonrisa es inevitable, pero os prometo que es casi imposible acordarnos de todo. A veces incluso se nos pasa a nosotros y llega a publicarse. Ahí entráis vosotros, dando el toque… ¡Acordáos de nuestra mala memoria cuando vuelva a pasar!

Toca keynote: preparad vitaminas

Vivir una keynote en Applesfera desde dentro es básicamente preparar un “zafarrancho de combate”. Hay que preparar el sistema de seguimiento en directo, que durante los años ha variado: desde nuestro primer método casi manual, pasando por Google Wave (descanse en paz) o el actual Cover It Live. Trabajamos con el equipo técnico para aumentar la carga de trabajo que los servidores pueden aguantar, ya que esos días llegamos a límites que muchas veces no podemos ni preveer.

Si tenemos a alguien dentro de las keynotes, además hay que llegar con tiempo, preparar el Mac, el iPhone para hacer fotos, y estar atentos absolutamente a todo. Mi primera keynote en Londres fue posiblemente la experiencia más genial que he tenido desde que estoy en Applesfera, y también la más estresante. A partes iguales.

El día antes de la keynote, me encargo de redactar lo que los editores de Applesfera conocen como “el típico email de Pedro pre-keynote“ donde detallo hasta el límite cada aspecto del seguimiento, quien se encarga de cada cosa, como distribuimos los posts posteriores, planes secundarios, Twitter… Es un momento importante para vosotros, para nosotros y para el mundillo Apple, y la idea es que salga lo mejor que podamos hacerlo.

Para que os hagáis una idea del carácter épico del momento, os paso una captura de cómo empezaba ese email en la última keynote que hemos hecho, la presentación del nuevo iPad:

Captura seguimiento keynote Applesfera

Un pasaporte extraordinario

Durante estos seis años en Applesfera, y en WeblogsSL, he tenido la oportunidad de conocer a gente increíble, tanto editores, como lectores, como gente dentro de la propia Apple. En su momento fuimos un blog que empezó muy fuerte pero que no se esperaba que volase muy alto: al fin y al cabo, aquí sólo hablamos de Apple.

A lo largo de estos años, me he dado cuenta que hablar de “sólo Apple” no limita las cosas que contar, ni las ganas de hacerlo. Es un mundo emocionante, que cambia, se adapta y crece junto a todos nosotros. Tiene las mismas posibilidades que las ganas que tengamos nosotros por explorarlo, y os aseguro que las diez personas que estamos aquí detrás, tenemos muchas.

Muchas veces ni siquiera nosotros mismos entendemos el alcance de lo que escribimos. El secreto de todo ésto sigue siendo olvidarse de esos números (que al fin y al cabo sólo son eso) y ponerse delante de este editor de texto pensando que estas líneas la leerán amigos aficionados por el mismo tema que a ti te apasiona.

Antes, cuando he terminado de leer durante tres horas las entradas desde 2006, me he detenido por unos instantes a pensar cómo era mi vida antes del día a día de Applesfera. Me ha resultado difícil acordarme, y eso lo he tomado como una muy buena señal, cómo si este blog ya formara parte de mi vida, una pequeña historia que espero que también forme parte de la vuestra y que os aseguro que todavía guarda muchas sorpresas en el futuro.

Durante estos años he aprendido que escribir una entrada en el que quieres contar muchas cosas y jamás parece tener las suficientes palabras, es síntoma de que rebosa emoción y carácter por todo lo que quieres decir. Ahora mismo, siento que cada palabra que acabáis de leer sólo esboza lo que trato de contaros. Lo mejor de todo es que, después de todo este tiempo, sé que vosotros ya me entendéis.

Aún así, seis años asombrosos siguen sin parecerme suficiente. Gracias a todos por los próximos.

En Applesfera | Archivos del blog

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios