Sigue a

Los que hayáis ido a una Apple Store habréis comprobado que los trabajadores de la tienda no te agobian preguntándote que quieres, sino que te dejan probar y trastear con todos los artículos de la tienda y campar un poco a tus anchas. ¿Sólo un poco? ¿Dónde está el límite? Mark Malkoff se ha preguntado precisamente eso, si existe algún tipo de límite en las tiendas, algo que no te dejen hacer. Ya sabemos que la gente baila en las tiendas (y se graba haciéndolo), usa photobooth para inmortalizarse en los ordenadores, comprueba su correo electrónico, y se visitan páginas de todo tipo.

Mark ha comprobado personalmente y ha abusado un poco de la paciencia de los vendedores, y lo ha filmado en forma de vídeo. Personalmente creo que el vídeo hay que tomárselo con mucho sentido del humor y como experimento sociológico, aunque si fuera uno de los trabajadores de la tienda no sé si me haría mucha gracia algunas de las cosas que vamos a ver en el mismo. Como siempre, la realidad supera la ficción y seguro que hay gente que ha traspasado los límites, y no precisamente para hacer una broma.

Vía | Gizmodo
Más información | My Damn Channel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios