Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Las rutas alternativas para trabajar en EEUU, por Ulysses Figueiredo

Las rutas alternativas para trabajar en EEUU, por Ulysses Figueiredo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

\"Webinar\"

Tweets por el @agbotraining.

Ulysses Figueiredo es un ejemplo de profesional de España que ha sacado adelante su proyecto de cruzar el charco, no limitándose a los caminos estándares de buscar un empleador que lo haga por ti.

Saltó de Madrid a San Francisco hace poco, y nos cuenta cómo ha aplicado a su experiencia los consejos de KeepCoding para desarrolladores que buscan un cambio positivo y radical en sus carreras y vidas.

No estaba dispuesto a cambiar mi nivel de vida

De haber vivido muchos años en Brasil creo que he absorbido la admiración por el Tío Sam. Todos los países de Sudamérica tienen mucha influencia de los Estados Unidos sea por negocios, cultura o lengua. Por eso siempre he tenido ganas de explorar el mercado estadounidense.

Tuve mi primer contacto en tierras americanas el 2007 en un viaje de turismo y me encantó. Me pareció la tierra de las oportunidades. En todos los sitios era posible encontrar carteles “Hiring Now”. Además, es allí donde se manejan las tecnologías más modernas, están los mejores profesionales y los mejores sueldos.

Tomé la decisión de cambiar España por Estados Unidos en el año 2013. Con la crisis económica mi empresa empezó a perder clientes y a echar a la gente. Encontrar algo nuevo no fue complicado, pero otra vez la crisis me tocaba: el sueldo había bajado un 30%, y yo no estaba dispuesto a cambiar mi nivel de vida.

¿Qué hago? De momento tengo curro, quedan 6 meses para terminar el proyecto que estoy. Es más fácil buscar cuando estás trabajando ¡entonces manos a la obra, no hay tiempo que perder! Empecé una carrera loca para identificar puertas de acceso y encontré muchas, pero ningún atajo.

Las opciones básicamente eran 3: contratación desde EEUU, transferencia interna desde España o montar un negocio propio.

¡Encontré el visado perfecto!

Visa

La empresa en que trabajaba era británica y yo quería irme a EEUU. Si encontrara trabajo en una empresa americana en España tendría que esperar mínimo 2 años para una transferencia interna. No me gustaba esperar tanto tiempo ni estar en las manos de una empresa o de un jefe. Así que esta opción quedó descartada.

Entonces empecé a aplicar directamente en los portales de empleo de EEUU. Las grandes empresas como Google, Microsoft, y Facebook se reparten el 80% de los visados de trabajo que se conceden y para que te pillen necesitas un conocimiento muy específico. Yo estaba fuera de juego porque profesionales de seguridad informática salen como churros, entonces después de algunas entrevistas por teléfono y meses sin resultado, dejé este camino en un segundo plano.

Los visados de inversión requieren entre 500 mil y un millón de dólares, y no hay garantía de éxito. Era un alto riesgo y tampoco tenía esa cantidad. También descartada esta alternativa.

Pasada la fase de desesperación y después de horas y más horas leyendo leyes ¡encontré el visado perfecto! Una visa disponible sólo para algunos países y España es uno de ellos. Dependiendo del negocio puedes montar una pequeña empresa con una inversión 10 veces menor que los valores anteriores. Conocí el caso de un español que invirtió 30 mil euros con un socio norteamericano y se fue con su familia ¡Era el plan perfecto!

¡Sacamos el visado! Después de mucho trabajo, papeleo, conferencias, viajes y entrevistas en el consulado lo logramos. El visado me permitía trabajar en mi área, y en 2 meses ya me incorporé en el mercado laboral como cualquier ciudadano.

Decidimos irnos a California, el Golden State, bierzo de las empresas de tecnología. El plan era buscar trabajo en San Francisco porque me gustaba la ciudad, y tenía el Silicon Valley a una hora en coche.

Es muy importante estar bien preparado

San Francisco

Mis primeras búsquedas fueron alucinantes. Salían un centenar de vacantes con sueldos impresionantes. Hacía entre 10 y 14 aplicaciones por día y recibía llamadas de todos tipo de reclutadores. El proceso de selección es duro y tienes que defenderte en inglés porque tendrás 2 o 3 entrevistas por teléfono antes de una entrevista en persona.

El camino más rápido para conseguir trabajo fue ser contractor, una especie de autónomo. Te pagan por horas trabajadas pero no tienes beneficios como plan de salud o jubilación, tienes que pagar por tu cuenta. Para quien llega es un buen plan para recolocación rápida y formar red de contactos. Si trabajas bien te reconocen y te contratan como plantilla.

Es muy importante estar bien preparado, como mínimo tienes que conocer lo mismo que los profesionales de tu área conocen. Capacitación, preparación y actualización tecnológica es fundamental.

Tengo un arsenal a mi disposición

Durante el proceso de selección y en el día a día trabajando el ambiente es fenomenal. La gente es muy respetuosa y amigable. Me quedé sorprendido el primer día cuando vi que había frutas, zumos, refrescos, etc. pensaba que sólo Google o Facebook tenían estas cosas pero es muy común por aquí. Eso marca una gran diferencia cuando estás trabajando. El “lado malo” es que la gente lleva su comida o la compra en los food trucks y se la come en su escritorio. Nadie quiere estar ocioso ni un minuto, y se cumplen las 8 horas. A las 5 no hay nadie en la oficina.

Te dan todo lo que necesitas para desarrollar tu trabajo, tengo un arsenal a mi disposición. Es raro ver ordenadores de sobremesa, todos usan portátil y yo tengo Mac y PC. En mi mesa hay dos pantallas, dock para conectar el portátil, teléfono digital con auriculares inalámbricos e Internet 4G.

Hay mucho outsourcing de servicios y aplicaciones en la nube, y se trabaja mucho por teléfono, participando de conferencias y webinars. Tienes las más avanzadas herramientas y productos, muchos que ni se escuchan en Europa.

Pagar mucho y cobrar mucho

Fuera del trabajo la vida es tranquila como en España. No vas a encontrar tu pan con tomate o tortilla de patata a las 10 de la mañana pero te adaptas. Necesitarás de coche para todo, aquí se conduce mucho ya que todo está lejos. El alquiler de vivienda es muy caro, el doble de lo que pagarías en Madrid, pero comprar coches y casas es mucho más barato que en España.

El sistema de financiación americano es duro para quien llega y no tiene crédito. A medida que mejora tu posición los intereses van bajando y los bancos se fían de ti.

El coste de vida es alto, muy alto y por eso cobras más. Es mejor pagar mucho y cobrar mucho que pagar mucho y cobrar poco como sucede en España. Además, necesitas un plan de salud privado, los impuestos aquí son cerca de 30% de tu sueldo y el IVA es un 9% en todo que compras (hay estados que es más o menos que eso).

Mira hacia delante y vete

El proceso no es fácil. Tienes que planificar mucho, pensar en las ventajas y desventajas, tener el apoyo de la familia y una vez que hayas tomado la gran decisión, mira hacia delante y vete.

Muchas veces puedes pensar que te has equivocado pero pasados 6 meses o 1 año y miras hacia atrás y piensas que ha merecido la pena. Durante este proceso he recibido todo el tipo de feedback: “eres mi héroe, me gustaría haberlo hecho, eres loco…” Pero si crees en un sueño consigue el apoyo de tu familia y ve a por él.

Y lo más importante, no olvides de dónde vienes. He visto inmigrantes que han dejado de enseñar su lengua y cultura a los hijos por tener vergüenza de sus orígenes.

Despega con KeepCoding

El caso de Ulysses demuestra que las oportunidades están esperando. Con disciplina, capacidad de asumir riesgos, paciencia y un buen perfil profesional tu vida puede cambiar. Ulysses es alumno de la primera Edición de nuestro Bootcamp y para estar actualizado en las tecnologías que mejor pagan en el Silicon Valley, y asegurarse puertas abiertas, ha elegido KeepCoding como plataforma de despegue.

Prepárate para los mejores puestos de trabajo en cualquier parte del mundo con KeepCoding Startup Engineering Master Bootcamp.

Imágenes | Franco Folini; jnn1776; John Barker

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos