Usar sólo un dispositivo en una era donde cada vez hay más: factible para muchos, imposible para otros

Sigue a

ipad iphone apple

Sólo hace falta ver la llegada del iPad mini y la enorme variedad de dispositivos de la competencia para demostrarlo: la era de dispositivos Post-PC ya no se puede clasificar simplemente entre smartphones y tablets. Hay medidas, funciones y formas para todos los gustos. Tres, cuatro, cinco, siete, ocho, nueve o diez pulgadas. Si no fuera por la función de teléfono, todos estos terminales podrían clasificarse en una sola gran categoría. Y no son pocos los que han terminado con dos o incluso tres de estos terminales, cada uno para unas funciones específicas. Con estas tendencias… ¿es posible reducir toda nuestra actividad en un sólo dispositivo?

No es una idea nueva, pero los tiempos cambian y se plantea cada vez más frecuentemente. Tablets, mini-tablets, teléfonos… todo esto implica un desembolso importante de dinero y un síntoma de diógenes gadgetero donde podríamos, simplemente, llevarlo todo a lo más simple y mínimo. Y es precisamente lo que está intentando hacer David Karp, CEO de Tumblr, quien dejará a un lado ordenadores y teléfonos para vivir solamente con un terminal para todo: un iPad mini.

Desechar ordenadores y teléfonos, mucho más que abandonar una serie de dispositivos

ipad mini apple

He aquí una declaración recogida desde MinimalMac:

He terminado con los portátiles y la postura que implican. Ahora programo mucho menos, así que uso los ordenadores mucho menos. Quiero simplificarlo todo aún más y llevar conmigo sólo un dispositivo. Así que voy a probar con el iPad mini 4G como único terminal y como sustituto de mi teléfono, y usar Skype y/o Google Voice en vez de llamadas tradicionales.

Fuera teléfono, fuera ordenadores… me vienen a la cabeza dos cosas. Primero que abandonar el teléfono es un paso desgraciadamente aún muy atrevido. Segundo, que este tipo de gestos dependen muchísimo de la actividad personal y profesional de una persona. Quizás David Karp puede espabilarse sólo con un iPad mini y lo de pasar a usar servicios VoIP es asomarse al futuro de las comunicaciones por voz, pero es un movimiento todavía imposible para la mayoría de las personas.

Imposible, pero no por ello una mala idea. Quizás deberíamos reenfocar este intento de cambiar nuestra forma de trabajo e interacción con el mundo digital no como ‘pasar a depender sólo de un dispositivo’, sino como ‘reducir al máximo la cantidad de terminales con los que trabajamos’. David Karp puede reducir esa cantidad a uno, quizás otras personas puedan pasar a tener sólo dos.

El ejercicio no vale para todos… pero sí para muchos

iphone ipad mini apple Pito pito, gorgorito, a lo mejor uno de estos dispositivos no lo necesito

Mi mismo caso personal sirve como ejemplo para tumbar esta teoría: un Mac mini en mi televisor, un MacBook Air para trabajar en los viajes y dar formación, un futuro iMac para trabajar cómodamente desde casa, un iPhone 5 y un iPad. ¿Podemos reducir de algún modo la cantidad de trastos que circulan por mi casa? Me temo que no Necesito un teléfono sí o sí. Y mi trabajo como formador me obliga a llevar siempre a mano un Mac portátil, un iPad y el iPhone. Así que ya tenemos el mínimo establecido.

Los avances de la propia Apple me pueden decir cómo podría simplificar esta cantidad excesiva de gadgets. Los rumores de una TV de Apple o las mejoras en la tecnología AirPlay ya me dicen que el Mac mini no tiene un futuro garantizado a largo plazo. Y quizás podría simplemente colocar un enorme monitor en mi mesa de trabajo y seguir usando el MacBook Air como ordenador de sobremesa, pero ahí ya entran cuestiones de comodidad.

Pero también podemos aplicar el ejemplo de un usuario base, aquél que le da un uso básico al mundo digital. Insisto: depende del uso y de las manías de cada persona, pero en ese caso podríamos reducir la cantidad de terminales de esa persona a un ordenador o un tablet y un iPhone. Incluso si nos ponemos aventureros siempre podemos igualar a David Karp y depender tan sólo de un iPhone o de un iPad mini dejando atrás las llamadas móviles convencionales.

Es un ejercicio que os puede abrir los ojos: contad todos los terminales que usáis, ponedlos a un lado y simplemente pensad por qué usáis cada uno de esos dispositivos. Si asignáis un uso o usos a un dispositivo en concreto, es posible que os sorprendáis. Muchos profesionales seguirán necesitando ordenadores, teléfonos y tabletas tanto en casa como en el trabajo, pero todo cambia con el consumidor general.

Imágenes | Sean MacEntee, Yutaka Tsutano y Christoph Kehl
En Applesfera | Apple vende tres millones de iPads en tres días

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios