Sigue a Applesfera

iOS

Jonathan Ive no es un diseñador gráfico, con ese título inicia su artículo Ben Thomson en stratechery. El cual de forma breve pero con mucho sentido habla sobre un tema que a muchos preocupa ahora mismo, iOS 7. Y tras leerlo uno se pone a pensar en el próximo evento de la compañía.

La próxima WWDC, se celebrará del 10 al 14 de junio, será el lugar donde veremos la futura versión del sistema operativo móvil. Seguramente también la de OS X. Pero tendríamos que estar precavidos porque podríamos sentirnos desilusionados. Mucho se está hablando acerca de una renovada interfaz, más plana, con menos Skeumorfismo. Pero ¿y si nos es así?

Interfaz plana, de colores, sin skeumorfismo

iOS interfaz

Es cierto que la gran mayoría de usuarios suele fijarse mucho en la interfaz. Pero una nueva interfaz no nos va a aportar un sistema mejor. iOS es ya de por sí un sistema muy bien diseñado, con una interfaz duradera en el tiempo aunque a veces nos entre por los ojos otros temas instalables vía Jailbreak.

Por eso no es lo que a mi principalmente me preocupa. Es cierto que algunos cambios en la interfaz vendría bien. No por necesidad, me gusta iOS como está, pero sí para unificar el sistema. Y es que no lo está, sobre todo si comparamos la versión iPad con la del iPhone.

Sólo necesitamos entrar a los ajustes en ambos dispositivos y ver como en el iPhone es de tonos azules y un fondo con rayas mientras que en el iPad es una interfaz metalizada.

Eso sí son detalles en los que Ive podría poner algo de sentido común y si estamos ante el mismo dispositivo sólo que en pantallas de diferente tamaño lo lógico es que luzcan igual. Que haya más o memos iconos planos, sin degradados o eliminando el skeumorfimos no me afecta. Además, también debemos reconocer que el skeumorfismo (siempre que no sea exagerado) ha ayudado mucho a que usuarios menos geek asimilen rápidamente el funcionamiento del sistema.

WWDC, conferencia de desarrolladores no diseñadores

El diseño ha ido siempre muy ligado a cualquier producto de Apple. No en vano es por su diseño industrial por lo que se reconoce un producto de Apple. Diseños que otros muchos han copiado. Pero la WWDC es un lugar para desarrolladores.

Si Apple se dedica a mostrar una versión de iOS donde mejoras en aplicaciones existentes como Mapas o eliminación del Skeumorfismo es la principal novedad mal vamos. La nueva versión tiene que sentar las bases para aprovechar y optimizar las tareas y posibilidades del sistema con nuevas funciones.

Siri

iOS 7 debería ser el punto de partida para la integración de Siri en aplicaciones de terceros. A través de nuevas APIs que permitan a los desarrolladores hacer uso del asistente de voz. Y como la versión final no la veríamos hasta octubre (si repiten los plazos de otros años) habría tiempo para pulir los problemas que podrían surgir.

También nuevos servicios y formas de interactuar con el sistema, algo en lo que Ive como responsable de Human Interface podría mejorar. Mejoras que podrían afectar a la gestión de la multitarea, nuevas formas de interactuar o ideas para aprovechar más la interfaz del dispositivo.

Y por supuesto no olvidemos que el Apple TV también hace uso de iOS. Puede que en la WWDC veamos como la versión de iOS del Apple TV mejora con la inclusión de aplicaciones.

¿Y si no ocurre nada de esto?

WWDC

Yo voy a ser prudente pero también optimista. iOS es mi opción actual, he probado varias veces Android, algo menos Windows Phone y me gustaría con calma probar lo nuevo de BlackBerry. Pero el ecosistema de aplicaciones, la experiencia de uso de iOS y el ecosistema que uso alrededor de los productos de Apple hace que siga ahí. Sí, consciente de algunas carencias pero como cualquier otro. Lo único es que la balanza entre lo positivo y negativo sigue teniendo más peso los motivos para quedarme que para irme.

Si iOS 7 no representa un gran cambio de momento seguiré pues no creo que me cambie muchos los planes ni afecte a mi día a día seguir un años más con un sistema tal y como lo conocemos ahora. Pero ese es mi caso, para otros usuarios podría ser desconcertante y motivo para cambiar.

Tal vez, sólo un hardware rompedor del nuevo iPhone mantedría el atractivo para quien gusta de múltiples núcleos, más pantalla y recursos. Aunque luego las aplicaciones sigan sin aprovecharlos. Pero no será el caso de Apple. Pueden mejorar y mejorarán porque todo avanza pero no será nada espectacular, nada de pantallas holográficas.

Yo apostaría a que sí, a que iOS 7 será un sistema que volverá a sorprender y revitalizará el interés por la plataforma y por consiguiente por el dispositivo. Sino tanto en el iPad, iPhone o iPod Touch seguramente sí con el Apple TV. En un mes lo comprobaremos, saldremos de dudas. De momento todas las WWDC han tenido algo especial. Después de un final de 2012 muy activo y un principio de 2013 demasiado parado creo que la conferencia de desarrolladores será muy interesante.

Espero no equivocarme. Y sobre todo tranquilidad porque seguramente más de uno pedirá la cabeza de Ive si no le convence lo visto. Y es que Jonathan Ive trabaja ahora mismo sobre la cara más visible de Apple, el diseño.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios