Compartir
Publicidad

Ventajas e inconvenientes de eliminar el botón de inicio del iPad

Ventajas e inconvenientes de eliminar el botón de inicio del iPad
Guardar
47 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece mentira que una simple invitación, tan poco inspirada además desde el punto de vista de diseño, pueda hacer correr ríos de tinta con toda clase de teorías conspiratorias sobre las pistas supuestamente escondidas en ella por la facción judeo-masónica de la compañía de la manzana. Y es que hay auténticos análisis forenses sobre la imagen que tratan de averiguar si el iPad 3 tendrá o no botón de inicio determinando si el tablet de la foto está o no en posición vertical; solo hay que darse un paseo por los foros para alucinar con las películas que se monta cada uno.

Nosotros no vamos a tratar de averiguarlo, sino que en su lugar, vamos a aprovechar el tiempo para algo mucho más interesante como es preguntarnos las ventajas e inconvenientes de eliminar el botón de inicio del iPad (en primer lugar, y más tarde por extensión de las siguientes generaciones de iPhone e iPod touch); y pero para ello, lo primero es repasar sus funciones actuales:

  • Regresar a la pantalla de inicio. La principal función de este botón y de la que toma nombre es regresar a la pantalla de inicio de iOS en cualquier momento sin importar dónde nos encontremos o qué estemos haciendo. En el iPad es posible hacer exactamente lo mismo mediante uno de los gestos multitarea introducidos en iOS 5, concretamente pellizcando con cuatro o cinco dedos la pantalla, pero estaréis de acuerdo conmigo en que los usuarios principiantes caerán antes en la cuenta de pulsar un botón físico que realizar cualquier gesto que probablemente ni tan siquiera hayan descubierto aún.
  • Mostrar la barra multitarea haciendo doble clic cuando el iPad está desbloqueado para ver las apps utilizadas recientemente o como paso intermedio para ajustar el brillo, controlar la reproducción de audio, la salida de AirPlay o incluso las tareas de impresión en curso. Puede sustituirse por el gesto de desplazar cuatro o cinco hacia arriba.
  • Desbloquear el iPad. Vale, también podemos utilizar el botón de reposo/activación pero admitamos que la ubicación del botón de inicio lo convierte en nuestra primera y más cómoda opción, al menos para los que no tienen la cubierta Smart Cover del iPad 2.
  • Ir a la página de búsqueda con una pulsación si nos encontramos en la primera página de la pantalla de inicio. Como alternativa mucho más cómoda, simplemente deslizar el dedo hacia la derecha desde esta misma pantalla.

A las que hay que añadir estas otras funciones sin equivalente actual mediante gesto o combinación de botones alguna:

  • Ir a la pantalla de inicio. Una variación sin ninguna equivalencia en forma de gesto es la de ir a la primera página de la pantalla de inicio saltándonos las intermedias que puedan separarnos de esta.
  • Mostar los controles de reproducción de audio haciendo doble clic cuando el iPad está bloqueado.
  • Salir del modo de reorganización de iconos tras mantener pulsada una aplicación para eliminarla, reorganizar su distribución o arrastrarla sobre otra para agruparlas en una carpeta.
  • Hacer una captura de pantalla pulsando simultáneamente el botón de inicio y el de reposo/activación. Muy útil para los que escribimos en este blog.
  • Forzar el cierre de una app que se haya bloqueado manteniéndolo pulsado durante unos segundos o Resetear el iPad manteniendo también el botón de activación/reposo.
  • Entrar en Modo DFU (Device Firmware Upgrade) pulsando el botón de activación durante 3 segundos, manteniéndolo pulsado presionar también el botón de inicio durante 10 segundos y soltar el de activaci´ón hasta que iTunes detecte el dispositivo en modo de restauración.
  • Finalmente, de configurarse en los ajustes de accesibilidad, el clic triple en Inicio permite activar o desactivar de forma rápida y sencilla algunas funciones como VoiceOver, AssistiveTouch, el zoom o la opción “Blanco sobre negro”.

Ventajas e inconvenientes de eliminar el botón de inicio

Ahora que ya sabemos todo lo que hace, el primer y más claro inconveniente de eliminar este botón es establecer métodos alternativos para realizar todas estas funciones, pero hay otro motivo que puede ser aún más decisivo para que Apple conserve este botón de un modo u otro: es un elemento emblemático del diseño de sus dispositivos móviles y una de las pocas cosas que diferencian a simple vista el iPad de gran parte de su competencia o de un “vulgar” marco de fotos digital.

Por el contrario, la principal razón para eliminarlo es poder sustituirlo por un marco activo que extienda la superficie multitáctil de la pantalla fuera de esta. De este modo se reforzaría aún más la idea de que no existe una orientación errónea para sujetar el iPad mediante un posible botón de inicio virtual ubicado siempre en la parte inferior (cualquiera que se determine que sea esta gracias a los acelerómetros y el giroscopio).

Otra ventaja evidente de este marco multitáctil es que permitiría realizar nuevos gestos como cerrar aplicaciones arrastrándolas fuera de la pantalla o reconociendo las pulsaciones o la dirección en que deslizamos el pulgar por el marco para controlar un juego sin bloquear la imagen con los dedos.

Entonces, ¿el iPad 3 tendrá o no tendrá botón de inicio?

Botón de inicio del iPad

Lo descubriremos este miércoles, pero la apuesta más sensata parece ser que no habrá cambios en este sentido por mucho que nos queramos estrujar la cabeza dándole vueltas a la imagen de la invitación (por otra parte, una imagen muy retocada como evidencia la discrepancia que existe entre la profundidad de campo de los iconos y los dedos).

¿Qué opináis vosotros? ¿Qué preferís? ¿Con o sin? Y de eliminarlo, ¿qué alternativas se os ocurren?

Vía | 52tiger

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos