Sigue a

grafico

A lo largo de los últimos años hemos ido viendo como la explosión de iOS y la revolución del mercado móvil han hecho mella en el mercado de los ordenadores tradicionales. Eso se ha notado también en la venta de los Macs, pero Apple siempre ha presumido que el mercado de sus ordenadores desciende a un ritmo mucho más lento que el de los ordenadores con Windows. Según los datos que aportan desde AppleInsider, eso podría empezar a cambiar.

En el gráfico superior podemos verlo bien: mientras que el ritmo de Macs vendidos se mantiene, la cantidad de gente que pasa de Windows a Mac aumenta pero cada vez más lentamente y con tendencia a estancarse. Si contamos los iPad en el grupo, las ventas de los Mac se han rebajado a un 20%. Eso indica que la figura del switcher clásico, con un PC con Windows, empieza a desaparecer.

¿Por qué? Hay varios factores: la gente está dejando de comprar ordenadores con Windows porque con un smartphone ya tienen más que suficiente para cubrir sus necesidades y las tabletas también estan ahí para los que quieran una pantalla más grande. En la fuente también comentan que Apple ha perdido el “factor sorpresa” que daban los Mac anteriormente porque antes los diseños de la compañía conseguían fascinarnos y ahora ya no lo hacen, aunque personalmente creo que podría recuperarlo momentáneamente con el nuevo Mac Pro.

La figura del switcher es algo que ha estado con Apple desde el propio nacimiento de Windows, y que el fenómeno empiece a extinguirse no deja de señalarlos lo importante de la época en la que estamos ahora mismo, donde los dispositivos móviles están conquistando el mercado por completo.

Vía | AppleInsider

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

38 comentarios