Sigue a Applesfera

Memoria Ram

¿Tienes algún ordenador o portátil por casa que empiezas a notar algo lento? Muchas veces una simple reinstalación del sistema es suficiente para darte cuenta que tienes un equipo aún con muchos años de vida por delante, pero si incluso eso no es suficiente, siempre puede optar por otras opciones.

La más sencilla, sin necesidad de cambiar o vender nuestro equipo, es actualizarlo con nuevos componentes. El hardware que más fácil podemos cambiar en casi todo ordenador de Apple es la RAM y el HD.

En el caso de la RAM tendremos que estar un poco más atentos a las características de nuestro equipo, aunque en el caso del HD todos los equipos usan discos de idénticas propiedades a excepción del iMac y el Mac Pro.

Añadiendo RAM a nuestro equipo, pasos necesarios

Como comentaba con anterioridad, lo primero que tenemos que hacer antes de cambiar la RAM de nuestro equipo es conocer con detalle el tipo de RAM que usa nuestro ordenador. Todos los equipos de Apple a excepción del Mac Pro usan módulos SO-DIMM, es decir, tamaño de portátil.

Para conocer todos estos detalles lo mejor y más sencillo es acudir al Perfil del Sistema y consultar allí toda la información de nuestra memoria RAM, lo más importante es la velocidad de la misma.

Otro detalle interesante a conocer, es saber la RAM máxima que soporta nuestro equipo, puesto que puede tener una limitación en este aspecto. En la web de soporte de Apple puedes consultar estos detalles técnicos de cualquier equipo.

Por último recordarte que Snow Leopard requiere un mínimo de 1Gb de RAM así que si tienes un equipo con dicha cantidad de memoria puede que sea una de las causas por las cuales te desesperas cada vez que lo enciendes.

Añadiendo un nuevo HD a nuestro Mac


Disco Duro

Mucha gente piensa que añadir un nuevo HD sólo es necesario cuando nos quedamos sin suficiente espacio en él o simplemente cuando se rompe.

Lo que mucha gente no sabe es que Apple monta, en la mayoría de sus equipos, discos de 5400rpm, es decir, de una velocidad lenta. Un sencillo cambio de disco por uno de 7200rpm puede aportar un plus de velocidad bastante grande y que poca gente conoce.

En general el sistema se comporta de forma similar con ambos discos aunque las diferencias llegan cuando hacemos un uso extremo del disco a la hora de copiar y mover archivos o de usar programas como iMovie o iPhoto que hacen un uso continuado del disco duro.

Además de estos valores, la calidad del disco y su memoria Cache son también detalles importantes a tener en cuenta y que nos pueden aportar un extra de velocidad a nuestro ordenador.

Lo único que tenemos que recordar a la hora de comprar un HD para un ordenador de Apple es que sea de 2,5 pulgadas (para todos los ordenadores menos el iMac y Mac Pro) y de una altura máxima de 9,5 mm con interfaz SATA.

Imágenes | Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios