iPod nano 2012

Recuerdo perfectamente la keynote del primer iPod nano. Un reproductor MP3 increíblemente delgado con una buena pantalla a color que dejó con la boca abierta al mundo de la tecnología, en Septiembre de 2005. Y no lo tenía nada fácil: reemplazaba al magnífico, estupendo, añorado y paño de lágrimas para nostálgicos, iPod mini. Hoy, con este análisis del iPod nano de séptima generación, comprobaremos el estado de salud de este histórico dispositivo de Apple.

Este iPod que prácticamente cambia de forma en cada evolución, para adecuarse a la época para potenciar aspectos que el público demanda: lo hemos tenido con vídeo, sin vídeo, con capacidad para grabarlos y en otras ocasiones sin ni siquiera tener cámara. Hemos visto como su pantalla adelgazaba o engordaba, siempre manteniendo esa delgadez extrema que ya es parte del carácter de la designación “nano”.

En esta ocasión, con algún inevitable déjà vu al contar de nuevo con pantalla alargada, parece que Apple ha querido normalizar la forma heredando ciertas características (sólo en apariencia física) del iPhone, eliminando cualquier rastro de clickwheel, eliminada impunemente en la generación anterior.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 7,6

Actividad de la comunidad