La prensa estadounidense vuelve a la carga con los rumores del reloj inteligente de Apple

Sigue a

iWatch

The New York Times, The Wall Street Journal, Bloomberg… todos están dedicando sus páginas estos días a los rumores sobre el desarrollo por parte de Apple de un reloj inteligente de cristal curvado basado en iOS. Un dispositivo que presumiblemente funcionaría tanto en solitario replicando muchas de las funciones del iPhone que como accesorio complementando el teléfono de la manzana para utilizarlo sin sacarlo siquiera del bolsillo.

Nick Bilton del New York Times especula que el nuevo cristal flexible de Corning podría jugar un papel principal en el reloj de Apple, aunque no es la primera vez que ha escrito sobre el interés de la compañía de Cupertino en este área. En diciembre de 2011, Bilton ya informó que un pequeño grupo de Apple estaba “conceptualizando e incluso creado prototipos” de dispositivos wearables, es decir, que formen parte de nuestra vestimenta.

“El nuevo Willow Glass flexible y ultradelgado está listo para el mercado”

En aquel momento se pensó que el equipo estaba liderado por Richard DeVaul, un experto en este tipo de tecnologías, y aunque DeVaul pasó a trabajar para Google en junio de 2011 Apple no cejó en su empeño dedicando más recursos al proyecto de “un iPod de cristal curvo que envuelva la muñeca”.

Volviendo a Corning, Pete Bocko, director de tecnología de la empresa responsable de los paneles Gorilla Glass, aseguró al rotativo que el nuevo Willow Glass flexible y ultradelgado está listo para el mercado y aunque no mencionó a sus primeros clientes, sí que apuntó en la dirección del reloj:

“Definitivamente puedes hacerlo alrededor de un objeto cilíndrico y que podría ser la muñeca de alguien”, dijo Bocko. “Ahora mismo, si tratara de hacer algo parecido a un reloj, podría hacerlo utilizando este cristal flexible.” Pero el señor Bocko advierte que todavía requiere bastante ingeniería para crear un dispositivo plegable. “El cuerpo humano se mueve de maneras impredecibles”, dijo. “Es uno de los mayores desafíos mecánicos”.

Willow

Foxconn está listo para el reto

El Wall Street Journal aporta algo más de información sobre el iWatch y las conversaciones entre Apple y el fabricante Foxconn sobre la viabilidad de un dispositivo como este para su producción a gran escala.

Apple Inc. está experimentando con diseños para un dispositivo similar a un reloj que podría realizar algunas de las funciones de un teléfono inteligente, según personas con conocimiento del proyecto. La compañía ha hablado sobre el dispositivo con su principal socio, el fabricante Hon Hai Precision Industry Co.

Foxconn, el nombre bajo el que se conoce a Hon Hai, ha estado trabajando en una serie de tecnologías que podrían utilizarse en dispositivos personales (wearable devices), comenta una de las fuentes. En concreto, la compañía con sede en Taiwán ha estado trabajando para hacer frente a los desafíos de hacer pantallas con un menor consumo de batería y trabaja con los fabricantes de chips para desmontar sus productos. Estas tecnologías están dirigidas a múltiples clientes de Foxconn, dijo esta persona.

Bloomberg y los 100 diseñadores industriales

“El tamaño del equipo sugiere que Apple está más allá de la fase de experimentación”

La última pieza a este puzzle la aporta Bloomberg con una combinación de informaciones internas y especulaciones aderezadas con un par de nombres como presuntos jefes del equipo: James Foster y Achim Pantfoerder, con el primero de los cuales rindiendo cuentas ante Bob Mansfield (vicepresidente de la nueva división de Tecnologías) en lugar de a Dan Riccio (vicepresidente de hardware). Lo interesante del asunto es que Mansfield se ha mostrado en el pasado muy interesado por este tipo de dispositivos integrados así que, ¿quién sabe?

“Dos personas familiarizadas con los planes de la compañía ha comentado que Apple Inc. cuenta con un equipo de cerca de 100 diseñadores de producto trabajando en un dispositivo como un reloj de pulsera que pueda realizar algunas de las tareas de computación realizadas ahora por el iPhone y el iPad.

El equipo, que ha crecido en el último año, incluye gerentes, miembros del grupo de marketing e ingenieros de software y hardware que trabajaron anteriormente en el iPhone y el iPad, informaron las fuentes, que pidieron no ser identificadas dada la naturaleza privada de estos planes. El tamaño del equipo sugiere que Apple está más allá de la fase de experimentación en su desarrollo.

Por si no teníamos bastante con la sombra del televisor de Apple ahora también tendremos que permanecer atentos a este difuso reloj, imaginado por muchos como una reinvención del iPod nano de sexta generación lanzado en 2010 y reemplazado para disgusto general por el modelo del pasado año. Las posibilidades desde luego son enormes y de comercializarse hay una cosa de la que no cabe la menor duda: tendríamos otro éxito entre manos.

Vía | 9to5mac
En Xataka | Tecnología en la muñeca, una historia de fascinación vista a través de cinco relojes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

42 comentarios