Compartir
Publicidad
Linksys Velop, análisis: la solución Wi-Fi que propone Apple es rápida y a prueba de interferencias
Accesorios

Linksys Velop, análisis: la solución Wi-Fi que propone Apple es rápida y a prueba de interferencias

Publicidad
Publicidad

Como feliz usuario de un AirPort Extreme durante ya muchos años, la confirmación del fin de la vida de los puntos de acceso Wi-Fi de Apple me dejó sorprendido. Veía los AirPort como una gama de producto muy fiel a la filosofía del "simplemente funciona" de la compañía, que me ahorraba lidiar con configuraciones de red que siempre consideraba demasiado complicada para alguien que no quiere preocuparse de eso.

Ahora, tras años pensando en cómo sustituir ese AirPort Extreme, finalmente me he decantado por la solución que me ofrece la propia Apple: el juego de tres nodos de Wi-Fi en malla Velop de Linksys. Llevo ya más de una semana con ellos, así que puedo opinar sobre si vale la pena la inversión extra que suponen frente a otros tipos de acceso.

Las condiciones para desplegar una Wi-Fi: complicadísimas

Aquí hay que decir que cada persona tiene necesidades muy diferentes y puede que especiales para extender bien la señal Wi-Fi en su hogar, y hay que remarcar que mi caso es casi extremo. Vivo en un piso de apenas unos 30 metros cuadrados, que debería ser más que suficiente para que un simple router cubra todos los rincones de mi casa. Sin embargo, no es así.

Expliquémoslo con cifras concretas: dispongo de una conexión de fibra óptica que oficialmente es de 100 Mb simétricos, pero que en la realidad fluctúa entre los 200 y 300 Mb. Esto es lo que consigo sacar con mi iMac, conectado por Ethernet mediante un cable Gigabit 'Cat6' usando el test de Fast.com:

Test Ethernet

Sin embargo, con un AirPort Express adquirido en 2011 y con capacidad para lanzar una red Wi-Fi 802.11n (ahora llamada Wi-Fi 4) a velocidades teóricas máximas de 600 Mb, mis dispositivos móviles sólo recibían velocidades máximas de 20 o 30 Mb por segundo literalmente a escasos centímetros del AirPort Extreme en mi salón. En el baño la velocidad bajaba a 10-15 Mb por segundo y en la habitación bajaba aún más a unos antediluvianos 2 o 3 Mb por segundo. Y mi cama está literalmente a menos de diez metros del AirPort Extreme.

¿Qué provoca esto? Pues he investigado durante mucho tiempo, preguntando a expertos en redes e incluso trayéndolos a mi casa para que comprueben esas velocidades. Las respuestas que he recibido son varias: puede ser que haya muchas redes Wi-Fi a mi alrededor y las interferencias sean muy altas, o que las losas que hay en mi baño (que está entre mi salón y mi habitación) tengan plomo y aíslen la señal, o que la antigüedad de mi nevera provoque interferencias... o puede ser una mezcla de todo. Pero los hechos eran los hechos: la señal Wi-Fi que había en mi casa era extremadamente débil en condiciones donde no debería serlo.

Linksys Velop: especificaciones y características

Linksys Velop Conexiones Cada nodo de los Linksys Velop cuenta con dos tomas Ethernet Gigabit para conectarle cualquier dispositivo que quieras o extender la señal a través de esa interfaz.

Una vez explicada la situación, pongamos encima de la mesa las especificaciones técnicas de los Linksys Velop. Se trata de un conjunto de tres nodos (cualquiera de ellos puede trabajar como punto de acceso central conectado al router de nuestro proveedor de internet o como satélite), y cuentan con tecnología Wi-Fi 802.11ac (ahora Wi-Fi 5) capaz de desplegar una red tri-banda:

  • IEEE 802.11b/g/n (Wi-Fi 4) a 2,4 GHz con velocidades teóricas máximas de hasta 400 Mbps
  • IEEE 802.11ac (Wi-Fi 5) a 5 GHz con velocidades teóricas máximas de hasta 867 Mbps
  • IEEE 802.11ac (Wi-Fi 5) a 5 GHz adicional con velocidades teóricas máximas de hasta 867 Mbps

La seguridad de la red es WPA2, y los nodos cuentan también con Bluetooth 4.0 Low Energy para poder comunicarse con el iPhone y configurarse correctamente. También hay dos puertos ethernet en cada pieza, por si queremos conectar accesorios de red y para conectar el nodo principal al router de nuestra operadora. Un procesador quad-core a 716 MHz se encarga de ejecutar todas las operaciones de posicionamiento.

¿De qué operaciones estamos hablando? Pues de las típicas de una red Wi-Fi en malla, en la que cada uno de los nodos triangula la posición de los dispositivos y ofrece siempre la mejor señal posible dependiendo de donde se encuentre y de la calidad de la red que pueda dar cada nodo.

La construcción de los nodos de Linksys Velop es de plástico reforzado. Eso los hace muy ligeros, aunque al mismo tiempo no pecan de parecer un juguete. Una rejilla de ventilación superior y lateral se encarga de que no se sobrecalienten demasiado. Naturalmente, cada uno de ellos necesita conectarse a la corriente con un enchufe.

Cabe decir que la caja con tres nodos es opcional: puedes comprar dos nodos o sólo uno dependiendo de tus necesidades. Teóricamente yo sólo necesitaría uno o dos como máximo, pero viendo la pobrísima señal que alcanzo a tener en mi casa y las expectativas de mudarme a un sitio más grande en el futuro terminé optando por coger los tres.

Funcionamiento y Rendimiento

Linksys Velop App La aplicación Linksys Velop te permite instalar y configurar fácilmente los nodos, además de ofrecerte opciones como la priorización de dispositivos que no está presente en los AirPort. Puedes gestionar tu red incluso cuando estás fuera de casa.

La configuración de los tres nodos del Linksys es muy sencilla, y acabó con todos los miedos que tenía sobre los routers que no dependieran de la Utilidad AirPort de Apple. El proceso se explica bien, indicando qué cables tienes que conectar en cada paso. Te aconseja incluso en la posición en la que tienes que colocar cada nodo. En todo momento, la aplicación Velop que debes instalar en el iPhone te indica cuándo debes hacer algo y cuándo debes esperar pacientemente.

La red Wi-Fi que se genera es única, emitida por los tres nodos, y no tenemos que hacer absolutamente nada para que nuestro dispositivo reciba la mejor señal posible siempre. De eso se encargan los nodos. Y sí, gracias a eso la señal de mi pequeño hogar mejora muy notablemente. He aquí un test hecho con mi iPad Pro primero en mi comedor y luego en mi habitación:

Test Ipad Comedor
Test Ipad Habitacion

Y he aquí el mismo test, pero con mi iPhone XS primero en mi comedor y luego en mi habitación:

Test Iphone Comedor
Test Iphone Habitacion

Como podéis ver, en el caso del iPhone hay una diferencia importante de velocidad. Lo achaco más a los problemas de cobertura de mi casa que no a la eficiencia de los Velop, y aún así he saltado de los 2 MB a los 64 (muchas veces llego a los 80-90 MB). Es algo que hay algo que afecta muchísimo a la señal de mi casa, pero queda claro que los Velop consiguen superar ese obstáculo decentemente.

Lo mejor de todo es que puedes despreocuparte de si en algún momento tienes o no tienes una buena calidad de red. Si tu iPhone está conectado a la banda de 2,4 GHz de tu Wi-Fi, es porque los nodos ya han probado a conectarte a la banda de 5 GHz justo donde te encuentras y consideran que con la señal de 2,4 GHz tienes más velocidad. También buscan el mejor canal en el que desplegar esa Wi-Fi, y siempre te conectarás al nodo que mejor te convenga.

Linksys Velop Nodo

En definitiva, estos Velop de Linksys son una mejora muy evidente de los AirPort Extreme de Apple, aún perdiendo esa integración nativa que había con iOS y macOS. Su señal es potente y a prueba de grandes interferencias, su configuración es sencilla y se ajustan como un guante a tus necesidades tengas la superficie que tengas, sin importar la cantidad de pisos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio