Compartir
Publicidad
Apple responde con contundencia: "Spotify quiere todas las ventajas de las apps gratuitas siendo un servicio de pago"
App Store

Apple responde con contundencia: "Spotify quiere todas las ventajas de las apps gratuitas siendo un servicio de pago"

Publicidad
Publicidad

Las graves acusaciones vertidas por Spotify hace dos días, donde los suecos han decidido denunciar a Apple ante la Comisión Europea de competencia, acaban de ser respondidas por la compañía de Cupertino. Al igual que hicimos ayer con los argumentos de Spotify, vamos a analizar la respuesta de Apple punto por punto.

Poniendo la escena de la App Store

Apple Music

La respuesta de Apple se titula "Abordando las afirmaciones de Spotify". Es una carta bastante larga, por lo que vamos a resaltar los puntos más importantes. Comienza con una introducción acerca de la historia de la iTunes Store y la App Store, para luego hablar de los millones de puestos de trabajo creados y los 120.000 millones de dólares entregados a los desarrolladores.

A continuación, explica lo siguiente:

En esencia, la App Store es una plataforma segura donde los usuarios tienen confianza en las apps que descubren y las transacciones de hacen. Y los desarrolladores, desde ingenieros primerizos a las compañías más grandes, pueden estar seguros de que todo el mundo juega bajo las mismas normas.

Hubo un tiempo en que la distribución del software era mediante formatos físicos, siendo su distribución digital bastante complicada y peligrosa para el usuario. Virus, robos de tarjetas, dificultades en la actualización y soporte hacían tremendamente arriesgado la descarga de software.

La App Store no fue el primer repositorio digital que intentó hacer frente a estos problemas, pero sí que fue el primero en hacerlo de una forma cómoda, segura y rápida tanto para desarrolladores como para usuarios. Han pasado 11 años desde el lanzamiento inicial de la App Store y ahora damos todo lo que ofrece por hecho. La App Store de Apple hizo sencillo lo extremadamente complejo y de ello se benefician desarrolladores como Spotify.

Parte de este éxito se encuentra en que hay unas normas para asegurar el buen funcionamiento de esta tienda. Normas que no han permanecido estáticas, sino que han ido evolucionando y adaptándose a las circunstancias. Añadiendo, por ejemplo, las compras in-app o las suscripciones. Es esencial que todos los desarrolladores cumplan las reglas para beneficio no solo de Apple sino de todo el ecosistema: usuarios, desarrolladores y Apple.

Así es como debería ser. Queremos que prosperen más apps y negocios, incluyendo aquellos que compiten en algún aspecto de nuestro negocio, porque nos empujan a ser mejores.

"¿Apple quiere que empresas como Spotify prosperen? ¡Pero si son competidores!", podrían pensar algunos. Aquí deberíamos ver el matiz que dice "algún aspecto de nuestro negocio". Apple no es una empresa de servicios ni va a pivotar su negocio para serlo, por mucho se repita este argumento últimamente.

Apple Music completa la oferta del hardware de Apple, pero no es su negocio principal y no es una app alternativa perfecta. Por eso existen en la App Store decenas de servicios de streaming con mayor o menor éxito, incluyendo a Spotify. Y eso redunda en beneficio del ecosistema de Apple, no solo por la vía monetaria.

Spotify quiere vía libre total

respuesta apple a Spotify

Como ya comentamos ayer (y afirma ahora Apple), "Spotify pretende disfrutar de todas las ventajas que proporciona la distribución desde la App Store sin ninguna de las obligaciones que acarrean". En el comunicado de Apple:

Lo que Spotify exige es algo muy diferente. Después de años usando la App Store para crecer su negocio de forma significativa, Spotify busca quedarse con todas las ventajas que acarrea el ecosistema de la App Store, incluyendo los sustanciales ingresos que ganan de los clientes de la App Store, sin hacer ninguna contribución a este "marketplace".

Al mismo tiempo, distribuyen la música que tanto gusta mientras hacen contribuciones cada vez más pequeñas a los artistas, músicos y cantautores que la crean, yendo tan lejos como para llevarlos ante los tribunales.

Sin embargo, cuando en el artículo de ayer afirmé que Spotify había decidido pasar a la ofensiva contra Apple en vez de las discográficas, olvidé un detalle importante que sí aparece en la carta de Apple. Spotify y Amazon han recurrido una sentencia recientemente que daba la razón a The National Music Publishers Association (una asociación de artistas de EEUU) y permitía subir los royalties de los artistas del 10,5% al 15,1% (un 44% de incremento).

Apple ha sido la única compañía que ha decidido no recurrir la sentencia. Este sector artístico considera que interponer ese recurso supone lo mismo que demandar a los artistas ante el juzgado para pagarles menos. El mismo argumento que emplea ahora Apple.

Por todo esto, podemos decir que Spotify quiere vía libre total para hacer crecer su negocio sin restricciones. Aprovechándose del esfuerzo y plataforma de otros sin contraer ningún tipo de contrapartida. En resumen: Spotify quiere todos los derechos sin las obligaciones que éstos acarrean.

Es como si un conductor exigiera ir con su vehículo por una autopista, beneficiándose del menor tráfico y mejores condiciones del trazado y asfalto frente a una carretera general sin tener que pagar por ello ni estar limitado por la velocidad máxima para no poner en peligro al resto de conductores.

Lo que Spotify da por hecho

Spotify en un Macintosh

El comunicado de Apple no termina aquí. Merece la pena leerlo entero, aunque no resulta práctico realizar una traducción completa del mismo. Pero sí que hay que resaltar un apartado del mismo donde Apple enumera los beneficios que tiene Spotify (y cualquier otra app) por estar en la App Store:

  • Un 84% de las apps en la App Store no pagan nada a Apple por su descarga o uso. Spotify dice que eso es discriminatorio, poniendo de ejemplo a Deliveroo y Uber.
  • Las apps gratuitas no pagan nada a Apple.
  • Las apps que ganan dinero exclusivamente a través de anuncios no pagan nada a Apple.
  • Las apps que tienen login y cuyos usuarios compran bienes digitales fuera de la app no pagan nada a Apple.
  • Las apps que venden bienes físicos no pagan nada a Apple.

Específicamente en el caso de Spotify:

  • La mayoría de sus clientes utilizan la versión gratuita de Spotify, por la cual no pagan nada a Apple.
  • Una parte significativa de sus usuarios vienen de acuerdos con operadoras de telefonía, por lo cual no pagan nada a Apple.
  • Tan solo una pequeña fracción de sus ingresos son susceptibles de la comisión de Apple.

Al llevar el caso a la Comisión Europea, Spotify espera conseguir un dictamen favorable de unas condiciones que no ha conseguido negociar con Apple. Europa suele priorizar la existencia de alternativas en los conflictos de abuso de competencia (EEUU prioriza la libertad de elección de los usuarios). Hasta ahora, los esfuerzos de Spotify por intentar pintar a Apple bajo una perspectiva que atenta contra las alternativas de streaming no son demasiado contundentes.

Este caso acaba de comenzar su recorrido en los tribunales. Nos esperan años hasta su resolución.

Imagen | Salman Aslam.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio