Compartir
Publicidad
Publicidad

Apple SIM y la estrategia de Cupertino para conquistar a las operadoras

Apple SIM y la estrategia de Cupertino para conquistar a las operadoras
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la presentación del iPad Air 2 Apple incluyó una novedad en el dispositivo que muchos llevábamos esperando con ansia desde que se descubrió la patente. Estoy hablando como no de la Apple SIM, esa tarjeta de operadora móvil que en realidad no es de la operadora, si no que nos permite escoger los planes de voz y/o datos de cualquiera de las operadoras registradas en esta SIM.

Aunque se puede utilizar también para voz, en la práctica la Apple SIM se está utilizando única y exclusivamente para datos (comprobar), y sólo ha habido unas pocas operadoras que han recibido con los brazos abiertos esta nueva tecnología: Sprint, en Estados Unidos y EE en Reino Unido. En España por ahora las operadoras han dicho entre poco y nada, manteniéndose a un lado de manera expectantes para ver cómo se desarrolla el mercado y las peticiones de los usuarios.

¿Cuál es la estrategia que va a seguir Apple con esta nueva SIM? Aunque parece obvia, todo lo que sale desde Cupertino tiene más de una lectura. Y aquí estamos nosotros para analizarlas todas.

O conmigo o contra mi

El dispositivo lo hago yo y quiero controlar toda su experiencia de uso

Cuando se presentó el primer iPhone Steve Jobs ya comentó en las múltiples entrevistas que realizó que estaba en sus planes eliminar la tarjeta SIM. Para Jobs ese pequeño trozo de plástico no hacía más que ocupar un espacio dentro del dispositivo que podría ser llenado con componentes mucho más útiles para el dispositivo y, por tanto, para el usuario. De aquella el CEO de Apple no fue capaz de convencer a las operadoras, y tuvo que pasar por el aro (no sin antes introducir nuevos tamaños en la tarjeta como la microSIM y la nanoSIM) con todos sus dispositivos. Con todos, hasta la llegada del iPad Air 2.

¿Qué ha hecho Apple con el iPad Air 2? Simple, ir por libre. Quizás este adjetivo es demasiado exagerado ya que hay muchas operadoras que se han unido a Cooks y compañía, pero lo cierto es que con la introducción de la Apple SIM desde Cupertino se ha dicho que no quieren depender de las operadoras. Han enviado un mensaje claro: el dispositivo lo hago yo y quiero controlar toda su experiencia de uso.

La presión del mercado

La teoría es bonita, reluciente y hasta podría tener unos cuantos unicornios saltando entre arco iris, pero lo cierto es que aunque el paso de Apple ha sido valiente, también ha sido arriesgado. Las operadoras mayoritarias podrían decir que no a las intenciones de Apple y cerrarse en banda y no dar soporte para la Apple SIM. La pregunta que cabe hacerse es ¿se atreverían?

Pese a que Android tiene una posición dominante en la mayoría de mercados, Apple posee una gran imagen de marca, la cual sabe utilizarla cuando mejor le conviene. Un ejemplo ¿Cuándo tuvimos el buzón de voz visual en España? Cuando Apple lo introduzco con los primeros iPhone. Y eso era únicamente una pequeña característica que operadoras como Movistar acabó introduciendo simplemente porque una empresa como Apple lo introdujo en el sistema operativo de sus dispositivos (y acabó cayendo en el olvido, todo sea dicho)

La presión de marca y de mercado es una gran arma que tiene Apple y parece que con la Apple SIM la va a utilizar como una guadaña. El iPad no es una tablet, es un iPad. El que más y el que menos quiere tener uno, por lo que si las operadoras quieren meter su mano en el cada vez más amplio mercado de las tablets van a tener que pasar, al igual que lo hizo Steve Jobs con la SIM al comienzo, por el aro.

Si las operadoras quieren meter su mano en el cada vez más amplio mercado de las tablets van a tener que pasar por el aro
¿Hasta dónde podría llegar a Apple con esta presión? Podría emular a Buzz Lightyear y decir que hasta el infinito y más allá, pero lo cierto es que este arma que he comentado antes no es infinita y aunque es más que posible que funcione en el mercado tablets y iPad, utilizarla en los teléfonos puede significar un salto al vacío sin paracaídas. Un paracaídas que casi seguro tendrán que aguantar el resto de fabricantes apoyando esta tecnología. Algo que parece, por ahora no vamos a ver, pero como dice el dicho “nunca digas de esta agua no beberé”, igual acabamos viendo a Samsung implementando una solución similar a la Apple SiM. Y ahí es cuando todos los usuarios aplaudiremos gracias a que nos libraremos de ese sistema casi antediluviano que es la tarjeta SIM.

En Applesfera | Las operadoras de Europa reticentes a utilizar la nueva Apple SIM, Análisis iPad Air 2, la frontera entre la imaginación y el resultado
Imagen | pestoverde

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos