Cuando copiar el producto de Apple no basta
Apple

Cuando copiar el producto de Apple no basta

Es de sobra conocida la obsesión de algunas marcas asiáticas de tecnología con Apple. Mientras que hace tiempo se centraban en copiar o imitar los productos de la manzana, en tiempos recientes han optado por copiar otro de sus productos: las keynotes. Huawei, OnePlus, Xiaomi y, en menor medida Samsung, están entre las compañías que dan un paso hacia adelante en su afán por parecerse a la compañía de California.

Unas fichas-resumen imposibles de hacer de otra forma

Apple es una empresa que cuida enormemente sus keynotes. Hasta el punto que podemos considerarlas productos de la compañía, en las que vuelca recursos, personas, dedicación y el valioso tiempo de sus ejecutivos, que emplean semanas a ensayar su parte. De ahí que con el paso del tiempo, vaya perfeccionando cada aspecto relevante de las mismas. Uno de los últimos en mejorar han sido esas fichas-resumen que hace Apple cuando termina de presentar un nuevo producto. Para ver la evolución, basta con ver dos ejemplos:

Apple

Aquí vemos en la parte superior un fragmento de la keynote de 2018 donde aparece Jeff Williams, COO de la compañía y responsable del Apple Watch, haciendo un resumen de las novedades del Apple Watch Series 4. En la imagen se ve un reloj de Apple en acero dorado, mostrando el nuevo diseño y tres bloques de mejoras que salen sucesivamente. Es efectivo, pero le falta fuerza.

Todo cambia en septiembre de 2019, como demuestra la parte inferior en la que sale Phil Schiller. Aquí, el ejecutivo de Apple muestra las cualidades de la pantalla de los iPhone 11 mediante un formato novedoso. Tenemos la nueva forma de presentar esa ficha-resumen de un producto, utilizando un sistema de baldosas mucho más visual. Con las funciones clave en un recuadro en el centro y más grande, según su importancia. El resto de funciones "menores" conforman una constelación en los bordes. El resultado es muy superior: de un vistazo y en función del tamaño, quien ve estas fichas sabe perfectamente qué es lo más destacado.

Con el paso de las keynotes, Apple también perfecciona su mensaje y la forma en que se transmite

Estas fichas juegan un doble papel. No solo ayudan a resumir un producto y poner foco en lo que la marca desea, sino que además sirven para aquellos periodistas que siguen la keynote en directo. La velocidad a la que se lanzan novedades en directo es endiablada y con frecuencia es difícil seguir el ritmo. Por lo que estas fichas colocadas durante unos segundos al final de la sección, ayudan a medios como Applesfera a registrar todas las mejoras.

Además del I+D, Apple es la agencia de marketing de medio mundo tecnológico

Que esta forma de presentar un producto es superior a lo que se hacía antes no debería escapar a nadie. Ciertamente, no lo ha hecho a algunos de los tradicionales copistas de Apple. En un recopilatorio iniciado por nuestro compañero Antonio Sabán, vemos cómo Huawei, OnePlus, Xiaomi y también Samsung han copiado la forma de hacer las presentaciones que tiene Apple. Basta con ver los siguientes ejemplos:

Oneplus

La evolución en la forma de presentar las novedades de OnePlus es asombrosa. Pasa de hacer un listado que podría haber sido hecho por un novato de PowerPoint a generar un mosaico de baldosas con funciones. El caso de Samsung también es muy interesante:

Samsung

Lo cierto es que Samsung prefiere no ser tan evidente en su copia y se conforma con colocar baldosas del mismo tamaño. El efecto es similar, pero pierde el protagonismo que se le da a los elementos clave y uno se pierde. ¿Son los 5nm del procesador igual de importantes que, digamos, la pantalla sin marcos? No para un usuario.

Huawei

Huawei es también uno de los casos más repentinos. Si el 13 de octubre de 2020, Apple presentaba sus iPhone 12, Huawei tenía lista la fotocopiadora para imitar estas diapositivas en su presentación del Mate 40 nueve días después.

Xiaomi

La misma compañía que ayer presentó su propio AirPower, el mismo accesorio que Apple canceló por (se cree) problemas de recalentamiento, tampoco se corta a la hora de copiar puntos clave en sus presentaciones. Xiaomi es, sin duda, la empresa que en más ocasiones decide incinerar su propia inspiración para recurrir a la de otros. Además de fusilar el iPhone X, imitó los Memoji hasta en el nombre e incluso lanzó una copia del Apple Watch con una subsidiaria.

Hay más casos, muchos más. Como el Apple Watch de OPPO, los clones de los AirPods de Huawei o el iPad Pro de Samsung. Una cosa queda clara: es más rápido, fácil, sencillo y barato copiar no solo la I+D de Apple sino también su marketing. En Cupertino deberían pensar en mandar sus minutas a los respectivos departamentos de marketing e I+D de sus competidores.

Temas
Inicio