Compartir
Publicidad
Shazam, realidad aumentada y gafas de Apple: sus posibilidades más allá de la música
Apple

Shazam, realidad aumentada y gafas de Apple: sus posibilidades más allá de la música

Publicidad
Publicidad

Shazam es, probablemente, una de las apps que más hicieron por desvelar el potencial de la App Store. Su lanzamiento inicial en julio de 2008 coincidió con la apertura de la tienda de apps del iPhone y contribuyó a la fiebre del oro que surgió tras la carrera por las apps. Su sencilla propuesta combinaba software con el hardware del iPhone para identificar canciones que el usuario estaba escuchando y que desconocía, dando una utilidad enorme.

Casi una década después, Apple ha decidido adquirir una app que sin duda ha vivido tiempos mejores. ¿Qué es lo que ha visto Apple en Shazam más allá de Siri y la conexión musical?

Shazam y el reconocimiento de imágenes

En mayo de 2015, Shazam publicaba en su web la entrada oficial de la compañía en el campo del reconocimiento visual de objetos. Esto es lo que dijo en la nota de prensa:

Shazam ha anunciado hoy la introducción de reconocimiento visual, una funcionalidad nueva que extiende su plataforma de interacción móvil para crear un mundo donde todo, desde posters, productos empaquetados, contenido en periódicos y más se transforman de imágenes estáticas en piezas de contenido dinámicas. La compañía también ha anunciado una serie de alianzas con marcas líder a lo largo del mundo para hacer que sus productos sean "Shazam-ables".

La idea detrás de esta funcionalidad nueva era dar un paso más allá del reconocimiento por sonido. La identificación de canciones mediante pequeños clips de sonido que capturaba el usuario se hizo muy popular y la compañía lo trasladó a otro tipo de contenido como anuncios, películas y series.

Con el reconocimiento de imágenes, Shazam buscaba que los usuarios utilizaran su app para otros usos más cotidianos como obtener más información de productos que veían en anuncios. Al colaborar con compañías como Target, Nespresso y Volkswagen, Shazam obtenía nuevos ingresos diferentes a los de su app de pago. Algo orientado a una hipotética salida a bolsa que nunca llegó a materializarse.

Esta iniciativa tenía por objetivo que Shazam se convirtiera en una puerta de comunicación con el usuario, uniendo el mundo físico (el producto o anuncio) con el cliente a través de una app digital. Adquirir una empresa relacionada con el reconocimiento de imágenes levanta numerosas cejas en el momento actual, ya que Apple acaba de presentar su propia plataforma de realidad aumentada con ARKit y los rumores sobre unas gafas de realidad aumentada son persistentes.

Por qué comprar Shazam y por qué ahora

Apple Music

A comienzos de 2015, Shazam recibió una ronda de financiación de 30 millones de dólares que valoraba la compañía en 1.000 millones de dólares. Una financiación que se utilizó para anunciar su tecnología de reconocimiento visual y alianzas unos meses después, tal como hemos visto.

Desde entonces, la compañía ha avanzado poco y sus promesas de convertirse en un elemento fundamental entre anunciantes y clientes no se ha materializado. Aunque el precio de adquisición por parte de Apple no se ha dado a conocer, se dice que ronda los 400 millones, un 60% menos que su última valoración. Por norma general, que una compañía esté "barata" no es motivo suficiente para que Apple la compre, aunque sin duda ayuda.

Cuando Apple compra a una empresa lo hace por su equipo, su tecnología o para conseguir una ventaja inicial en un nuevo mercado (como fue la compra de Beats). Al adquirirla, se hace con algo que no tiene manera de conseguir en la actualidad o, si es de vital importancia, evitar que otra compañía la adquiera. Y lo mismo sucede al revés: si Apple no la adquiere es porque ya obtiene de ella lo que necesita (el caso de Netflix es el más popular en los debates sobre adquisiciones potenciales de Apple). La compañía de California publicó el siguiente comunicado tras la adquisición:

Estamos encantados de que Shazam y su talentoso equipo se unan a Apple. Desde el lanzamiento de la App Store, Shazam se ha mantenido de forma muy consistente como una de las apps más populares para iOS. Hoy es utilizada por cientos de millones de personas en todo el mundo, en múltiples plataformas. Apple Music y Shazam encajan perfectamente, compartiendo la pasión por descubrir nueva música y por ofrecer magníficas experiencias musicales a nuestros usuarios. Tenemos grandes planes en mente, y esperamos combinarlos con Shazam una vez que sea aprobado el acuerdo que cerramos hoy.
Shazam es una de las adquisiciones de Apple más llamativas y menos obvias de los últimos años

Viendo todo esto, el caso de Shazam tiene dos razones principales que han llevado a su adquisición:

  • Integración con Apple Music: la razón más obvia y cortoplacista, no por ello irrelevante. Shazam ya estaba integrada con Siri desde iOS 8 por lo que su integración en el core del servicio musical de Apple tendría varias ventajas, como enriquecer la información de los grupos musicales o saber de antemano qué canciones van a ser populares de forma inminente. La música forma parte del ADN de Apple, etcétera.
  • Adquisición de una plataforma ya establecida: en la nota de prensa que hemos visto antes, Shazam se autodenominaba como una "plataforma de interacción móvil" para la que ha conseguido firmar alianzas con compañías como Warner Music o la más reciente con Snap. Esto tiene consecuencias muy interesantes.

De estas dos, el acuerdo con Snap es el que más llama la atención.

Una pieza más para las gafas de Apple

gafas

Snap es una compañía bastante llamativa. Su principal producto es Snapchat, la popular red social que compite con Facebook en EEUU. Sin embargo, en los últimos tiempos su suerte no ha estado tan afinada. El lanzamiento de las gafas Spectacles ha acabado siendo un fracaso con cientos de miles de unidades sin vender guardadas en almacenes.

A pesar de ello, el interés de Snap por el hardware y la realidad aumentada no ha decaído. Más bien aumentado. Según Recode, Snap también estuvo contemplando la posibilidad de comprar la compañía antes que Apple pero no fueron capaces de ponerse de acuerdo con el precio. Es evidente que, aparte de la integración musical de sus usuarios, Snap veía valor en lo que Shazam y su plataforma representaban (Shazam tiene unos 100 millones de usuarios mensuales activos).

Volvamos un momento a la adquisición de Beats. Apple compró la compañía en mayo de 2014 y desplegó Apple Music un año después. Pero eso no fue todo lo que hizo la compañía con su adquisición, sino que tiempo después vimos la entrada de Apple en el mercado de auriculares inteligentes con los AirPods en 2016 y auriculares Beats de nueva generación.

vrvana
Apple lleva un tiempo adquiriendo empresas relacionadas con la realidad aumentada, como vrvana

Shazam podría seguir el mismo destino: integrarse en Apple Music para después jugar un papel más importante en un wearable posterior. Un wearable como unas gafas de realidad aumentada, para el que el la plataforma de reconocimiento visual de la que hacía gala Shazam en 2015 le vendría como anillo al dedo. Tecnología y plataforma en un único paquete.

El reconocimiento visual no es algo novedoso. Bixby Vision de Samsung cuenta con una tecnología similar, que también recuerda a las Google Goggles. Aunque la clave aquí podría estar en la plataforma que Shazam pone encima de la mesa porque le da sentido a la tecnología a ojos del usuario.

Poco a poco, vemos cómo Apple mueve sus fichas para preparar su próximo productos: unas gafas de realidad aumentada. Pero no veremos ningún producto hasta, por lo menos, 2019.

En Applesfera | Apple adquiere la empresa de realidad aumentada Vrvana por 30 millones de dólares.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos