M2, M2 Pro y M2 Max: el futuro de Apple Silicon queda más definido tras la última keynote
Mac portátil

M2, M2 Pro y M2 Max: el futuro de Apple Silicon queda más definido tras la última keynote

Con el lanzamiento de los nuevos chips M1 Pro y M1 Max en los nuevos MacBook Pro, Apple ha revelado el camino y la nomenclatura que va a seguir con sus chips de diseño propio. Tenemos un M1 para los Mac de uso general, un M1 Pro para aquellos profesionales que quieran más rendimiento y un M1 Max para aquellos que exigen lo más de lo más.

Por lo tanto, no es demasiado difícil pensar en un futuro compuesto por los chips M2, M2 Pro y M2 Max. A partir de aquí ya es más fácil imaginarse la agenda de Apple Silicon durante los próximos años. Pero sí que, mientras dure la transición, aún tendremos dudas sobre los ordenadores y gamas en los que veremos esos chips.

El final del camino llegará en otoño de 2022 con un nuevo Mac Pro

Por ejemplo, tenemos pendiente por ver ese nuevo iMac con pantalla más grande. Si los rumores se cumplen y llega con ProMotion, hará falta el chip M1 Pro para poder mover tantos píxeles a un máximo de 120Hz. Y también es probable que llegue un modelo con chip M1 Max, para los que quieran un rendimiento de leyenda. Si cabe en un MacBook Pro, cabe en un iMac.

Una duda legítima es, por ejemplo, si puede haber un iMac de 27 pulgadas que mantenga el chip M1. Aunque sea sin ProMotion, para así ofrecer una alternativa barata a quienes quieran un iMac grande sin importar su potencia. No debería costar demasiado a nivel técnico.

mac mini apple render

Algo parecido podemos pensar con un futuro Mac mini rediseñado que también ha aparecido en filtraciones: ¿seguirá teniendo un M1/M2 o quizás haya algún modelo más potente con el chip M2 Pro? Aunque sea el sobremesa económico de Apple, no hay motivos para que no haya modelos potentes. Recordemos que el Mac mini es el ordenador que acaba eligiendo más de un profesional por su versatilidad.

La última palabra la tendría el Mac Pro, que creo que vamos a ver dentro de exactamente un año como colofón final de la transición. Obviamente equiparía un M2 Max, pero hay que pensar en un detalle: en ese ordenador ya no hay restricciones energéticas.

El M1 Max está dentro de un portátil y eso de por sí ya es una limitación, pero ¿qué chip nos quedaría si ese M1 Max pudiese trabajar con los 1,4 kilovatios que tiene el Mac Pro actual? No quiero ni imaginarme la de potencia que podríamos sacar. Apple podría incluso colocar tarjetas gráficas externas propias, lo que rompería todos los moldes.

Será en ese Mac Pro donde veamos el techo, el tope máximo de la tecnología de Apple Silicon. Alcanzable por sólo unos pocos, pero algo me dice que será glorioso.

Temas
Inicio