Publicidad

Las posibles razones de la subida del precio de la memoria RAM del MacBook Pro de entrada [ACTUALIZADO]
Mac portátil

Las posibles razones de la subida del precio de la memoria RAM del MacBook Pro de entrada [ACTUALIZADO]

Publicidad

Publicidad

Este fin de semana, quienes estaban buscando un MacBook Pro de entrada se han topado con una pequeña sorpresa: Apple ha duplicado el precio de la ampliación de memoria RAM de este equipo. Ahora, el modelo más barato pasa a tener un coste de ampliación de la memoria RAM de 8GB a 16GB de 250 euros. El cambio en el precio es aún más llamativo si tenemos en cuenta que este equipo se lanzó hace tan solo unas semanas.

Actualización al final del artículo.

El cambio de precio en la RAM del MacBook Pro de entrada

Macbook Pro 13 2

Durante este fin de semana, Apple ha subido el precio de la ampliación de la memoria RAM del MacBook Pro de entrada. El paso de 8GB a 16GB costaba hasta hace unos días 100 dólares (o 125 euros) y ahora cuesta 200 dólares (o 250 euros). La polémica ha surgido de forma inmediata ya que el equipo se renovó el pasado 4 de mayo.

En esta subida hay varios elementos a tener en cuenta. De partida, podemos decir que el cambio en el precio pasa a igualar las ampliaciones de RAM con el MacBook Air 2020. En este equipo, pasar de 8GB a 16GB ya costaba 200 dólares (250 euros). De modo que tenemos más RAM por el mismo precio en ambos.

Dicho esto, debemos recalcar que no se trata del mismo tipo de RAM. Mientras que en el MacBook Air estamos ante una del tipo LPDDR4X integrada a 3.733 MHz, en el MacBook Pro es LPDDR3 integrada a 2.133 MHz. Dos memorias RAM distintas, una más rápida y moderna en el primero, otra más lenta y antigua en el segundo.

Macbook Pro 3

Esta diferencia radica en el tipo de procesador que montan ambos. Si en el MacBook Air es un Intel de décima generación, en el MacBook Pro de entrada se trata de un chip de octava generación. Este último solamente puede montar una memoria RAM LPDDR3. Lo normal es pensar que la tecnología antigua es más barata que una nueva. Pero no siempre es así.

La memoria LPDDR3 hace tiempo que se ha abandonado en los dispositivos de última generación. Así, los iPhone 11 y iPad Pro 2020, por ejemplo, ya montan una RAM de tipo LPDDR4X. Los modelos más modernos de Mac, incluyendo la gama alta del MacBook Pro de 13 pulgadas, también utilizan esta memoria. Otros fabricantes siguen un camino similar.

Esto tiene un efecto en el mercado total al que se puede comercializar aún la LPDDR3. En el mercado tecnológico, las economías de escala juegan un papel fundamental a la hora de ofrecer precios menores. Si casi todo el mercado se mueve hacia un componente más moderno, sus precios bajarán. Y la versión anterior puede sufrir un aumento del coste debido a la pérdida de economías de escala.

La reducción del mercado, unido a la pérdida de economías de escala y añadiendo el impacto que ha tenido el COVID-19 en la cadena de suministros mundial, han podido provocar que obtener esta memoria RAM sea más caro. Aunque aquí, debemos introducir otra variable: el price anchoring.

El price anchoring o cómo empujar a tus clientes a uno u otro producto

Teclado

El price anchoring (algo así como "ancla de precio" o precio de referencia) no es otra cosa que una estrategia de precios para incitar la compra del producto que tú como empresa quieres. Apple es conocida entre los estrategas de precio como una de las mejores en el segmento tecnológico. La mejor definición de este concepto es mediante un ejemplo sencillo:

Price anchoring se refiere a la práctica de establecer un punto de precio que los clientes pueden tomar como referencia a la hora de tomar una decisión. Cada vez que veas un descuento de 25 dólares sobre un precio de 100, esos 100 dólares se convierten en el "ancla" para los 75 dólares rebajados.

Otro ejemplo es el de una televisión de 50 pulgadas que cuesta 1.000 dólares y una de 48 pulgadas idéntica pero con un precio de 600 dólares. De forma inmediata, el modelo más asequible se percibe como una "ganga" e inclina la balanza del comprador. De la misma manera que esta estrategia de precios sirve para empujar al cliente a un producto hacia abajo, también funciona hacia arriba. Echemos un vistazo a los precios del MacBook Pro:

MacBook Pro de entrada

MacBook Pro "intermedio"

MacBook Pro gama alta

De serie

Intel Core i5 de octava generación; 8GB de RAM; 256GB de SSD

Intel Core i5 de octava generación; 8GB de RAM; 512GB de SSD

Intel Core i5 de décima generación; 16GB de RAM; 512GB de SSD

Añade

N/A

256GB de SSD adicionales

Intel Core i5 de décima generación; 8GB de RAM LPDDR4X adicionales

Cambio de precio

N/A

250 euros

380 euros

Precio final

1.499 euros

1.749 euros

2.129 euros

Existe un modelo superior que coloca 1TB de memoria SSD por 250 euros adicionales, pero vamos a dejarlo fuera para simplificar. Los precios de anclaje funcionan de la siguiente manera: proporcionan una horquilla de precios de referencia para que el cliente tienda hacia la opción que tú quieres. En este caso y como suele hacer Apple, la compañía busca que el mayor número posible de usuarios elijan el modelo de gama alta.

Es muy probable que Apple haya calculado mal el mix de ventas de este equipo por diferentes razones y que este ajuste de la ampliación de la RAM vaya encaminado a corregir su desempeño inicial en el mercado

Cuando nos disponemos a considerar el MacBook Pro de entrada, solemos hacernos dos preguntas: cuánta memoria RAM y SSD vamos a necesitar. Así, si creemos que necesitaremos ampliar una de las dos, comenzamos a orbitar sobre modelos superiores. Y nos volvemos más susceptibles de optar por un equipo más caro que el que inicialmente pensábamos. Así, si al modelo de entrada le añadimos más RAM y SSD, nos quedamos muy cerca del modelo superior con mejor procesador y una RAM mejorada.

Aquí, el modelo de entrada actúa como el anclaje de precio de partida para un MacBook Pro. Con esto en mente, es muy probable que Apple viera un número menor de lo esperado de usuarios que han optado por un modelo superior. Esto, unido al más que probable encarecimiento de las unidades de RAM LPDDR3, son las posibles causas detrás del aumento del precio de la ampliación.

Como cualquier empresa, Apple realiza sus estimaciones de venta, precio, ingresos y margen para gestionar su negocio. Desde luego, resulta extraño ver una subida de precio en una ampliación nada más arrancar un ciclo (lo cual hace pensar en un error de cálculo inicial). Eso sí, la pandemia mundial ha añadido más incertidumbre que de costumbre. Si hubiera tenido ese precio desde el principio, la polémica no hubiera existido.

Actualización: Apple ha aclarado a The Verge que la subida de precio se debe a una corrección. "El precio de subir la RAM de 8GB a 16GB es de 200 dólares en otros Mac, incluyendo el iMac y el MacBook Air, y este cambio busca mantener la consistencia del coste.
Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios