Microsoft compra la empresa que diseñó la base de Siri por casi 20.000 millones de dólares

Microsoft compra la empresa que diseñó la base de Siri por casi 20.000 millones de dólares
14 comentarios

Microsoft ha anunciado que va a adquirir Nuance Communications, la empresa que construyo las bases de Siri en sus principios. Una compra que asciende a 19.700 millones de dólares y que se destinará a mejorar la inteligencia artificial de la industria de la salud.

La base inicial, la evolución posterior y las opciones para el futuro

Si bien Nuance Communications fue la empresa responsable de construir el backend de Siri, la tecnología de lado servidor que realizaba el reconocimiento de voz y otras funciones en las que el asistente se apoyaba directamente, hace ya tiempo que Siri la abandonó. A principios de 2013 empezaron a llegarnos rumores sobre las intenciones de Apple de reemplazar la tecnología de Nuance por la suya propia. Más adelante, en 2014 vimos como Apple contrató a varios ingenieros clave de la empresa para desarrollar su propia solución para Siri.

Uno de los motivos de esta transición que, con el tiempo, ha llevado a Apple a ser totalmente independiente de la tecnología de Nuance ha sido la escalabilidad. Desde su llegada en el iPhone 4s hace ya años, Siri ha crecido en capacidades y también en disponibilidad. Ahora el asistente está disponible en más de 1000 millones de iPhone alrededor del mundo así como en los Apple Watch, los iPad, los Mac, los HomePod, los coches con CarPlay, etc. Dar servicio a tantas peticiones y hacerlo en un tiempo reducido y de la forma correcta fue una de las principales razones de la reescritura completa de Siri hace ya algunos años.

En 2019 Nuance se asoció con Microsoft para aumentar la plataforma de Microsoft Cloud for Healthcare, un servicio de inteligencia artificial centrado en los servicios de salud. Ahora la adquisición por parte de Microsoft es una de las mayores del año. El CEO de la compañía, Satya Nadella, afirma que la inteligencia artificial en la salud es "de máxima prioridad".

Está claro que la inteligencia artificial puede aportar mucho a muchos campos. Es especialmente asombroso los resultados que puede generar con hardware digamos "simple". Ahora podemos hacer fotos impresionantes con cámaras diminutas que físicamente no tienen todas las capacidades necesarias, o podemos medir el pulso, realizar un electrocardiograma o medir la concentración de oxígeno en sangre con un haz de luz en un reloj sin requerir complejo equipamiento médico. Todo un campo por explorar.

Temas
Inicio