Análisis HiRise Wireless: Twelvesouth nos propone una base de carga elegante y práctica al mismo tiempo

Desde que la carga inalámbrica llego a los iPhone y Apple no pudo ser capaz de convertir el sueño de la AirPower en realidad, decenas de fabricantes se han lanzado a crear la base de carga por inducción que conquiste a todos los usuarios de nuestro teléfono favorito. Los hay de todos tipos y colores, pero hoy vamos a echar un vistazo a una propuesta curiosa que nos llega desde Twelvesouth.

Su nombre se llama HiRise Wireless, y es una base de carga que gana versatilidad pudiendo funcionar de varias maneras dependiendo de lo que necesitemos. Se lanzó hace un par de semanas, y su as en la manga es una estación de carga que puede estar de pie sobre una base o llevarse como base cualquiera. Veamos todos los detalles.

Base de carga fija y móvil al mismo tiempo

El disco de carga de la HiRise se separa de su base para convertirse en un cargador discreto que puedes llevarte donde quieras.

El HiRise Wireless se divide en dos componentes: una discreta "alfombrilla" o disco de carga en la que podemos cargar cualquier dispositivo que disponga de la certificación Qi y una base de aspecto elegante pensada para tenerla fija en un escritorio de trabajo o una mesilla de noche.

Puedes tener, mediante un mecanismo muy sencillo, el disco de carga sujeto a esa base para que cargue los iPhone apoyando el dispositivo verticalmente o bien separar el disco de carga de esa base y llevártelo con el cable a donde quieras o simplemente usarlo como base horizontal para poder cargar accesorios como los AirPods con estuche de carga inalámbrica. Lamentablemente no funciona con el Apple Watch, pero eso no es culpa de Twelvesouth: el reloj de Apple utiliza un sistema de carga que de momento sólo puede aportar la compañía de Cupertino.

El disco de carga cabe en la palma de mi mano, siendo más pequeña que la gran mayoría de bases de carga que venden otros fabricantes.

La peana donde colocas el disco de carga verticalmente tiene acabados en metal y pesa 454 gramos, más que suficiente para que el iPhone que apoyes en él no incline y tire toda la base. De hecho hay una pequeña protuberancia justo donde apoyas la parte inferior del teléfono, algo que aporta más seguridad. La carga es de 10W, lo que hace que este HiRise Wireless destaque por encima de los tradicionales 5W de carga que tienen la mayoría de las bases de carga por inducción. El beneficio es que los iPhone se cargarán más rápido ya que soportan hasta 7,5W.

Los AirPods con estuche de carga por inducción funcionan perfectamente con el disco de carga de la HiRise Wireless.

Una pequeña luz LED nos indicará si el dispositivo se está cargando o ya está completamente cargado, dependiendo si se muestra en color azul o en color verde. Si hay algún objeto que obstaculiza la carga, la luz parpadeará en azul. Lo mejor de este punto es que la luz es muy discreta, algo que se agradece mucho si cargas tus dispositivos mientras duermes en tu habitación. La mayoría de fabricantes pecan de utilizar luces muy grandes e intensas, lo que convierte el dormitorio en una discoteca.

Otro punto positivo es que la conexión del disco de carga es USB-C, de modo que podemos utilizar el cable USB-C a USB-A incluido para cargar otros dispositivos como los iPad Pro utilizando cualquier ordenador o adaptador de corriente que aún dependa de los USB tradicionales. Por mi parte lo he conectado directamente a mi iMac y no he tenido ningún problema de carga, aunque echo de menos que el HiRise Wireless incluya de serie un adaptador de corriente teniendo en cuenta su precio. Aún así no es una carencia demasiado grave porque podemos utilizar o bien el ordenador o bien cualquiera de los adaptadores de Apple que tengamos por casa.

El cable USB-C de la base de carga está inteligentemente oculto detrás de la peana. Y a pesar de eso, no es nada complicado colocarlo allí una vez aprendes cómo hacerlo. Está convenientemente indicado en el manual de instrucciones.

Lo que más me gusta de esta base de carga no es la base en sí, sino el disco de carga. Es muy discreto y pequeño, así que cabe en cualquier sitio y es perfecto para llevártelo de viaje. Podemos hablar de que nos ahorra tener varios cargadores, aunque con la cantidad de cables y adaptadores que tenemos tampoco es que nos ahorre demasiado.

Quizás el mayor problema del HiRise Wireless es su precio: 79,99 dólares más gastos de envío internacional o 93,38 euros en Amazon. Está justificado, porque los materiales de la base y del disco de carga son de calidad y la potencia de 10W no se encuentra en las bases más baratas, pero aún así a los usuarios les costará invertir más de 90 euros en sólo un cargador. De todas formas, este HiRise Wireless puede ser atractivo para quien quiera una base de carga elegante que además se convierta en un cargador por inducción pequeño y discreto.

También te puede gustar

Portada de Applesfera

Ver todos los comentarios en https://www.applesfera.com

VER 3 Comentarios

Otras publicaciones de Webedia