Publicidad

ComicFLOW

Publicidad

Publicidad

Noticias de ComicFLOW en Applesfera

En la App Store hay un buen número de lectores de cómics y demás publicaciones digitales para el iPad pero ComicFlow es sin lugar a dudas la mejor alternativa. No solo es gratuito y cuenta con soporte para los formatos de archivo más populares (esto es, CBR, CBZ y PDF) sino que es capaz de manejar sin despeinarse una librería con una gran colección de cómics (según su autor, más de 1000 cómics y docenas de GB) sin cuelgues ni problemas.

ComicFlow cumple con creces su propósito de proporcionar la mejor experiencia a los aficionados al cómic con grandes colecciones y ofrece una interfaz muy simple pero efectiva que prescinde de cualquier distracción. Cuando abrimos la aplicación encontramos los cómics organizados por nombre y podemos clasificarlos por serie, fecha o estado: nuevos (pendientes de lectura), con marcador (a medio leer) o leidos. Pulsando sobre cualquiera de ellos los abrimos para empezar a leerlos (desde el principio con los nuevos o continuando por donde íbamos con los otros) y manteniendo pulsado sobre su portada cambiamos su estado.

Aplicaciones como Comic Zeal Comic Reader (5,95 euros) demuestran que ComicFlow aún tiene espacio para mejorar, permitiendo organizar nuestra colección directamente o añadiendo soporte para servicios como DropBox para visualizar los documentos compartidos de nuestra cuenta, pero sus comienzos no pueden ser más prometedores y la considero imprescindible en el iPad de todo fandomero que se precie.

Transfiriendo los comics al iPad

Aunque la aplicación soporta el protocolo WebDAV y permite importar nuevos cómics en segundo plano, la mejor opción para copiar nuestros cómics dentro de ComicFlow para leerlos cómodamente en el iPad es recurrir a una aplicación como iPhone Explorer que nos permita acceder directamente al sistema de archivos del iPad y transferirlos a través del cable USB. WebDAV es absurdamente lento mediante WiFi y aunque la opción “Documentos Compartidos” de iTunes funciona muy bien, sólo permite gestionar archivos sueltos y no carpetas (y precisamente las carpetas son lo que nos permite agrupar los cómics en colecciones dentro de la aplicación).

Así que, como digo, el sistema más rápido y flexible pasa por descargar iPhone Explorer (o similar), conectar el iPad al ordenador mediante el cable y copiar los cómics en la carpeta Apps / ComicFlow / Documents. Para una organización óptima, agrupa cada colección (Spiderman, Gantz, One Piece…) dentro de una carpeta con el nombre de la serie dejando sueltos tan solo los one-shot y otros volúmenes únicos. Tras esto, actualizamos la librería en ComicFlow para que se reflejen los cambios y listo, ¡a leer!

Descarga | ComicFlow (enlace App Store)

Publicidad

Inicio