Publicidad

Kwikset Kevo

Publicidad

Publicidad

Noticias de Kwikset Kevo en Applesfera

A estas alturas uno esperaría que la domótica estuviese mucho más extendida y que nuestras casas fuesen como mínimo igual de inteligentes que nuestros teléfonos. Pero aunque esta sigue siendo una asignatura pendiente del siglo XXI, poco a poco empiezan a sobresalir soluciones cada vez más interesantes (aunque a precios poco populares) para automatizar nuestras casas. Así, ahora añadimos una más a la wishlist formada por soluciones como el termostato Nest, el controlador de enchufes Belkin WeMo o las bombillas Philips Hue. Se trata de la cerradura electrónica Kevo de Kwikset, capaz de emparejarse con nuestro iPhone para que podamos abrir o cerrar la puerta simplemente tocándola con un dedo sin ni tan siquiera sacar el teléfono del bolsillo. Basta con tocar la cerradura con el dedo y tu smartphone se encargará, sin que lo tengas que sacar del bolsillo, de abrirte la puerta. Así funciona básicamente Kwikset Kevo. Esta cerradura “digital” queda emparejada con nuestro smartphone (cualquiera compatible con BT 4.0 aunque por ahora solo habrá aplicación para iOS), y desde ese momento, basta con tocar la cerradura para abrir y cerrar la puerta. No hay nada más que hacer con el smartphone. El sistema solamente funciona cuando el que tenemos emparejado con el sistema está cerca, por ejemplo en nuestro bolso o bolsillo. Si no tienes smartphone no hay problema. La cerradura también funciona con una llave denominada Kevo Fob, la cual actúa de forma similar: cuando tocamos la cerradura, ésta reconoce la llave digital y nos abre automáticamente la puerta. A nivel de seguridad, la empresa confía en la protección que da la conectividad bluetooth 4.0 y encriptación. Además, la aplicación hace un seguimiento de manera que si determina que ya estamos dentro, no dejaría pasar a nadie más si no estaba previsto que viniera. También podemos prestar la llave digital Como todo lo digital, hay más ventajas que inconvenientes. Una de las ayudas más interesantes es la posibilidad de prestar nuestra llave digital de forma directa y sencilla cuando sea necesario. Imagina que tenemos invitados en casa y queremos que puedan abrir la puerta si no estamos. O a alguien de la familia que se le ha olvidado. Con Kevo basta con enviarle una autorización de acceso a su teléfono, que puede ser por el tiempo que queramos, y podrá entrar o cerrar sin problema. Y sin entregar llave alguna, cualquiera puede cerrar la puerta simplemente dando tres toques a la cerradura. Por ahora, tanto disponibilidad como precio son un misterio, pero no tengo dudas de que el sistema me gusta y me encantaría poder usarlo en casa. Vía | Xataka Más información | Kevo

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios