Compartir
Publicidad
Publicidad

Grado Labs SR60i: A fondo

Grado Labs SR60i: A fondo
Guardar
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hacía bastante que no hacíamos una revisión de auriculares en Applesfera, así que vamos a probar unos auriculares para casa. En el mundo del sonido hay marcas que despiertan pasiones. Una de ellas es Grado Labs, Inc., una empresa con más de 50 años de experiencia dedicada a la fabricación de auriculares, cápsulas para tocadiscos y accesorios. Como digo, Grado Labs es una de las empresas con más seguidores entre los “puristas” del sonido.

Ya he comentado en otras ocasiones que la inversión en unos auriculares mejores produce cierto “vértigo”. No es lo mismo utilizar los auriculares incluidos con el iPod o el iPhone, que dar el salto y gastarse ese extra más. El oído hay que educarlo poco a poco, y por ello vamos a irnos a probar los SR 60i, que dentro de la casa Grado Labs son de gama baja (lo cual no significa en absoluto que sean malos, como veremos a continuación).

Lo primero que sorprende es el paquete. Acostumbrado al empaquetado de otras marcas (y no digamos ya Apple), podría definir el empaquetado de los auriculares entre: retro-cutre-de baja calidad. Tal vez sea así adrede, para dejarnos ver que la calidad está en los auriculares y en nada más. Sin trampa ni cartón (esto último literal). Dentro de la caja nos encontramos los auriculares, un adaptador de jack al jack “gordo” de 6,3 mm, y un papel de garantía.

Abriendo el paquete

El aspecto de los auriculares, tal como podéis ver en las fotos, es bastante retro. Son ligeros y cómodos, muy cómodos. Un claro ejemplo de que el diseño de toda la vida no tiene que estar reñido en absoluto con la comodidad. Como podéis ver, cada auricular gira 180 grados alrededor de la pieza pivote que lo une a la banda de la cabeza.

Vamos con el sonido. Lo primero decir que son auriculares abiertos, es decir, dejan pasar el sonido hacia afuera de los mismos. Por ello, decir que no nos van a aislar totalmente del mundo exterior (lo cual puede ser bueno o malo, eso depende de cada uno y del entorno de audición). También decir que podemos incordiar a las personas que nos rodean, o aguantar el típico comentario de “te vas a quedar sordo”. Es perfectamente posible identificar la canción que está sonando a 1 m de distancia sin llevarlos puestos, a un volúmen normal de audición. Por ambas razones, es preferible que los dejéis en casa y no los llevéis al trabajo ni de paseo.

Los auriculares SR60i de Grado Labs

Segundo punto, son auriculares con una respuesta bastante plana, donde no predominan ni los graves ni los medios ni los agudos, lo cual es bastante bueno para escuchar música “todo terreno”. Y lo bueno es que todas las frecuencias suenan realmente bien, con una distorsión bajísima. El jazz va a sonar estupendo, así como la música electrónica, el lounge, el rock, etc. Si tenemos preferencia por unos graves desmesurados y no naturales, tendremos que optar por otras alternativas, pero si lo que queremos es un sonido natural y “pegado a nuestras orejas”, desde luego son una excelente opción. Tras probarlos, entiendo mejor el porqué de todos los premios que han recibido y la pasión de su legión de seguidores.

Por si acaso pensáis que hay que romper la hucha, decir que los SR60i se pueden encontrar a 79 euros (o al menos es el precio de la tienda de Madrid donde los encontré). Os los recomiendo.

Más información | Grado Labs

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos