Publicidad

Los mejores rivales al iWatch (antes de que sepamos siquiera la pinta que tiene)

Los mejores rivales al iWatch (antes de que sepamos siquiera la pinta que tiene)
89 comentarios

Publicidad

Publicidad

Un mago nunca llega tarde, Frodo Bolsón. Ni pronto. Llega exactamente cuando se lo propone.

Si se cumplen las previsiones, la sopresa del próximo martes junto al esperado iPhone 6 podría materializarse en forma del iWatch, el reloj inteligente de la manzana... si es que se llama así, si es que es un reloj, y si no nos siguen dejando con las ganas. El momento parece el propicio, ahora que los wearables están tan de moda, pero justo antes de que estallen sus ventas, así que... ya veremos.

Lo que sí podemos ver son algunas de las alternativas más sonadas dentro esta fiesta que nadie se quiere perder: Samsung, Sony, Asus, Motorola, Intel... Todas tienen algo que decir, aunque al final serán los consumidores los que votarán con su cartera.

Samsung Gear S

samsunggalaxys.jpg

Una de las seis opciones, seis, ofrecidas por los coreanos. Y aún queda año por delante para que saquen unos cuantos más, no os preocupéis. Alucine a un lado, no podemos discutir que Samsung le está echando ganas a sus smartwatches, poniendo toda la carne en el asador para aprender de sus errores a un ritmo acelerado. Lástima que los consumidores, no demasiados aún así, hayan pagando el pato con los primeros experimentos modelos ahora olvidados.

Grande para ser un reloj, pequeño para ser el móvil que parece hemos curvado y pegado a una correa, el Gear S tiene aún así su atractivo para quienes busquéis la mayor pantalla del mercado en este segmento: 2 pulgadas en las que el sistema operativo Tizen luce algo mejor y bajo la que entra una batería que promete hasta 2 días de autonomía.

Sony SmartWatch 3

sonysmartwatch.jpg

Los japoneses no se han complicado demasiado actualizando uno de los smartwatch más veteranos del mercado con un diseño aún más austero y deportivo que por primera vez utiliza Android Wear como sistema operativo. Junto a él, la SmartBand Talk, también recién renovada, toma posiciones al otro lado del espectro como una pulsera deportiva con micrófono y, ahora sí, pantalla de 1,4 pulgadas de tinta electrónica.

Asus ZenWatch

Mucho más clásico es el ZenWatch de Asus. Pantalla cuadrada con un marco redondeado, buenos materiales y un precio muy asequible: 199 euros. Sobre el papel parece una buena apuesta del fabricante taiwanés, contando con la mayoría de ingredientes que se están haciendo comunes en la receta de los smartwatches: resistencia al agua, sensor de ritmo cardíaco, micrófono para dar instrucciones a través de Google Now, notificaciones...

Mis funciones preferidas por otra parte son aquellas que lo hacen único, concretamente, la implementación de gestos como la habilidad para silenciar llamadas entrantes colocando la palma de la mano sobre la pantalla. Interesante.

Moto 360

Probablemente se trata del smartwatch que ha puesto el listón para todos los demás, cuanto menos en términos de diseño. Es clásico y moderno a la vez, algo aparatoso aunque nada en comparación con la mayoría de sus competidores. Su característica más comentada ha sido su pantalla redonda (lástima de esa franja muerta en la parte inferior dedicada al controlador de la pantalla). La menos, una autonomía aún peor que el día al que aspira la mayoría y una interfaz con elementos cortados y saltos inesperados a causa de su formato circular.

El lanzamiento en España del Moto 360 se producirá el 1 de octubre a un precio de 249 euros.

LG G Watch R

lggwatchr.jpg

También disponible a partir del mes de octubre, aunque a un precio algo superior, 299 euros, el LG G Watch R (nombre pésimo donde los haya) ha estado a punto de robarle el protagonismo al Moto 360 presentándose de la noche a la mañana sin tanta floritura. Integra un sensor de ritmo cardíaco que le hará ganar adeptos entre los deportistas que busquen un smartwatch que pueda confundirse a simple vista por su reloj de toda la vida.

Wellograph

wellograph.jpg

Eso no ocurrirá con el Wellograph, un smartwatch de líneas más minimalistas donde el cristal de zafiro, el acero inoxidable y el aluminio se encuentran con tres opciones de correa (dos de ellas de piel). La pantalla LCD de 1,27 pulgadas no llama la atención por su calidad (su interfaz monocromática tampoco da para más) pero los 7 días de autonomía por carga definitivamente sí (tanto que incluso nos hace desconfiar).

Se venderá en las tiendas de Microsoft a partir del 12 de septiembre por 349 dólares con cada correa adicional disponible a 49 dólares. Ah, y además es compatible con el iPhone.

Garmin Vivosmart

garmin-vivosmart.jpg

Cambiando un poco de aires encontramos esta pulsera cuantificadora que también nos da la hora. Su diseño y funciones principales lo posicionan claramente como un dispositivo para deportistas o cualquier persona que quiera llevar un registro de cada paso y galoría, pero todo ello sin olvidar algunas características más propias de los smartwatches como recibir notificaciones de nuestro calendario o alertas de las llamadas entrantes, mensajes de texto y correos electrónicos.

Costará 169 dólares y al menos en Estados Unidos comenzará a comercializarse a partir de mediados de este mismo mes.

Intel MICA

mica.jpg

Y en el extremo opuesto, el de la moda, un curioso experimento creado por Intel que se venderá en la sofisticada cadena de tiendas Barneys de Nueva York. A todas luces parece una pulsera, un accesorio de mujer, pero entre las gemas semipreciosas encontramos una pantalla táctil de cristal de zafiro, soporte 3G para funcionar de forma independiente al teléfono y, como no, un precio de infarto: "Menos de 1000 dólares".

¿Veis algo que os llame la atención?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir