Compartir
Publicidad
Publicidad

Magic Mouse, primeras impresiones

Guardar
31 Comentarios
Publicidad

Tras algo más de diez días esperándolo, al fin he conseguido hacerme con uno para probar in-situ las bondades y defectos que se comentaban sobre él. Había conseguido probarlo con anterioridad durante unos instantes en algunos de los equipos que empezaban a llegar a las tiendas, pero tal como me temía, se trata de un nuevo concepto al cual te tienes que habituar.

La primera impresión sobre un Magic Mouse, por norma general, no suele ser buena. Si lo pruebas brevemente, puede parecer incómodo, e incluso difícil de utilizar. Pero al igual que ocurría con los primeros trackpad multitouch que lanzó Apple, resulta necesario un proceso de adaptación.

En mi caso al menos, me ocurría que al intentar hacer alguno de los movimientos multitáctiles sobre la superficie, soltaba el ratón inconscientemente, por lo que movía todo el ratón. Pero en menos de una hora consigues adaptarte y pocos días después el ratón se ha convertido en una verdadera extensión de mi mano.

Hacer scroll resulta mucho más rápido y sencillo que con la perla del Mighty Mouse, e incluso que con la rueda típica de cualquier ratón. En mi opinión resulta una clara vuelta de tuerca al concepto de ratón que muchas otras marcas no tardarán en intentar contrarrestar de alguna manera u otra.

Música | Memories del artísta de Jamendo Maze

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos