Compartir
Publicidad

A fondo, Spotify para el iPhone e iPod touch

A fondo, Spotify para el iPhone e iPod touch
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevamos anunciando Spotify mucho tiempo, ayer por fin llegó a nuestras manos y con él, el debate esta servido. ¿Realmente es barato? ¿Es legal? ¿Tiene pérdidas importantes de dinero? Pero nosotros vamos a dejar todo eso de lado y nos vamos a centrar en lo que realmente interesa: Cómo funciona la aplicación.

Lo primero de todo y aunque prácticamente sea una casualidad no podría estar más orgulloso y contento a la vez de ver que en Europa y por lo tanto España somos los primeros por una vez en recibir una aplicación. Es un hecho menor y casi insignificante pero no podía evitar comentarlo.

La aplicación de Spotify llega cargada de “problemas”, muchas personas como Aitor pensaban que era un servicio en directa competencia con la iTunes Store. Desde mi punto de vista la similitudes son que sirven para escuchar música y poco más.

Con esto quiero decir que la aplicación de Spotify ha sido aprobada, pero eso no significa que veamos una aplicación de la tienda de mp3 de Amazon, ya que esta si entraría en competencia directa con la iTunes Store. Dejando de lado este tema, vamos a centrarnos en la aplicación.

La idea es sencilla y ya la conocéis todos. La intención de Spotify es la de servir música en formato streaming en cualquier momento y en cualquier lugar. La gran ventaja de esto es que por una vez no nos importa la capacidad de nuestro iPhone o iPod ya que contamos con millones de gigabytes de información disponibles a través de internet.

Funcionamiento de la aplicación


sincronizar-listas.jpg

Para acceder a este contenido podemos optar por dos vías, el uso de 3G o por Wifi. En cualquiera de los casos podemos acceder a la música, un punto muy interesante teniendo en cuenta lo poco que gusta a las operadoras el consumo continuo de datos. Pero únicamente si nos encontramos con Wifi podremos acceder a las listas “off-line”.

Las listas “off-line” es una idea fantástica que han tenido los creadores de Spotify. Digamos que hacer un uso continuo de streaming desde un dispositivo como el iPhone no tiene mucho sentido y además los usuarios del iPod touch apenas podrían usar la aplicación ya que necesitarían disponer constantemente de una conexión a internet.

Esto se ha solucionado de una manera muy sencilla, estás listas tienen la capacidad de poder descargar las canciones al iPhone e iPod touch, de forma que podemos escuchar la música en cualquier momento sin necesidad de una conexión a internet.

También agradecer el modo “Force offline mode” el cual será muy útil para viajar con nuestro iPhone. Con este modo activado únicamente podemos acceder a la música previamente descargada para no realizar ningún gasto mediante la conexión de datos.

La aplicación también cuenta con un buscador integrado con el cual buscar nuevas canciones. Desde el propio dispositivo podemos administrar nuestras listas de reproducción, crear nuevas, borrarlas e incluso añadir nueva música a las mismas. Además todos estos cambios se reflejan de manera instantánea en el Spotify de nuevo Mac.

Los problemas


reproduccion-spotify.jpg

Suena muy bonito y de hecho lo sería. Pero desde mi punto de vista hay algunos fallos insalvables para que Spotify sustituya la aplicación iPod de nuestro dispositivo.

El mayor problema desde mi punto de vista es el consumo energético. En poco más de una hora de uso he consumido algo más de la mitad de la batería del iPhone. Un consumo muy elevado y casi imposible de sostener.

Usando música ya descargada el consumo también es más elevado que usando la aplicación iPod, aunque desde luego mucho más aceptable que por streaming.

Otro gran problema de la misma es que aunque puede funcionar con el dispositivo bloqueado, no podemos hacer otra tarea a excepción de escuchar música. Estoy de acuerdo que no es un fallo de la aplicación si no del dispositivo en si, aunque claro eso le resta puntos para convertirse en la aplicación de música por defecto.

Tampoco hay que olvidarse de un gran detalle, es un servicio de pago. Yo entiendo el mecanismo del mismo e incluso no me parece un mal sistema por unos escasos 10 euros al mes. Pero muchos usuarios no entienden la necesidad de pagar por un servicio de este tipo. No lo digo yo, sólo hace falta leer los comentarios de la anterior entrada para darse cuenta de ello.

Si te gusta la música lo cierto es que no es un mal servicio y si funcionase en segundo plano sería para mi una forma sencilla, barata y cómoda de sustituir para siempre la aplicación iPod del iPhone e iPod touch.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos