Compartir
Publicidad

Lo reconozco: soy 'appholic'

Lo reconozco: soy 'appholic'
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Si eres 'appholic' y tienes una opinión sobre cualquier aplicación, tenemos que hablar", el anuncio publicado por AppAdvice iba directo a la yugular. ¿Sería yo un 'appholic'? Este término define a aquellos que descargan compulsivamente las nuevas aplicaciones que aparecen en las app stores. Y vaya, para qué negarlo: soy 'appholic'.

¿Qué habrá de nuevo en la App Store esta vez? Si eres de los que entra ansioso con excesiva frecuencia, no estás solo y es que la fiebre de la descarga compulsiva de aplicaciones está más extendida de lo que piensas. Y las cifras lo avalan: se espera que en 2015 se descarguen casi 180.000 millones de aplicaciones, y esto es sólo el comienzo, porque esta cifra se acercará a los casi 300.000 millones de descargas previstos en 2017.

¿Compra por impulso o necesidad de mejora?
Image

Pero curiosamente, el mercado ha evolucionado del "voy a ver si encuentro una aplicación que me resuelva este asunto" al más tentador "voy a ver qué app me puedo descargar hoy". Esta segunda frase define bien la filosofía de la compra por impulso que define bien a la creciente tropa de los app-holics. Y este nuevo paradigma se traduce rápido en cifras: en 2014 los desarrolladores facturaron la friolera de 10.000 millones de dólares en una cifra récord sin precedentes.

Lo cierto es que son muchos los que buscan nuevas aplicaciones que aporten mucho más valor añadido

¿Qué hay de compulsivo en la compra de apps y qué de búsqueda de nuevas experiencias? Es innegable que a un precio que en raras ocasiones supera los 2 euros, la compra por impulso tenga su importancia, pero lo cierto es que son muchos los que buscan nuevas aplicaciones que aporten mucho más valor añadido a un terminal por el que han pagado un buen pico y les acompaña a todas partes.

Pero lo curioso del asunto es que este fenómeno de las apps no tiene un reparto homogéneo en los mercados: en Estados Unidos ganan por goleada sobre la versión web de la aplicación, pero no hay una correlación clara entre renta y madurez del mercado que determine su uso. Así, en mercados avanzados como el europeo, no hay un claro ganador, mientras que en otros con una elevadísima tasa de penetración del móvil, como Japón o Corea, la web vence por goleada.

En Applesfera | Todo sobre la App Store

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio