Compartir
Publicidad

Probamos una guía Lonely Planet para el iPhone e iPod touch

Probamos una guía Lonely Planet para el iPhone e iPod touch
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos meses, durante la erupción del volcán de nombre impronunciable, la compañía propietaria de la marca Lonely Planet decidió regalar todas sus versiones de la aplicación disponible en iOS para amenizar la espera de miles de personas que sufrieron dicho inconveniente.

En su momento ya comentamos esa acción y muchos aprovechamos para descargarlas y poder usarlas posteriormente en algunos viajes y desplazamientos. Ese ha sido mi caso hace unas semanas, gracias a las guías de Lonely Planet me pude mover por Amsterdam casi como un nativo más.

La aplicación funciona francamente bien en casi todos sus apartados y se convierte en la hoja de ruta que consultar cada mañana antes de salir del Hotel. Aquí tienes un pequeño ejemplo de su funcionamiento.

Guias Lonely Planet, un acompañante perfecto para tus viajes

8:10 de la mañana, Amsterdan, Holanda. Suena el despertador.

Parece una novela, pero sucedía hace sólo unos días. ¿Qué es lo primero que haces al llegar a una nueva ciudad como turista? Pues intentar buscar un mapa de la misma para situarte y poder llegar a las principales localizaciones, además también sueles llevar una guía o pequeñas anotaciones para saber que ver, pero todo eso ocupa mucho espacio y parece un poco del pasado, así que decido jugarmela y depender únicamente del iPhone.

9:00 de la mañana, ¿cómo es esta ciudad? Lo primero que hacemos es abrir la guía en nuestro iPhone y seleccionar la opción “Hello Amsterdam”. Una pequeña descripción de la ciudad, sus habitantes, costumbres y algunos datos curiosos e interesantes a tener en cuenta para moverte por la ciudad.

9:15 horas. Todo claro, ¿A donde vamos? Empecemos por lo clásico, vamos a ver tulipanes que estamos en Holanda. Volvemos a nuestra aplicación, seleccionamos la opción de Excusions y posteriormente elegimos la opción de Flowers. En cuestión de segundos tenemos un itinerario creado para visitar lo más típico de Holanda sin necesidad de buscar nada por la red, ni perder tiempo para crear rutas.

9:20 horas. ¿Donde narices esta el metro/tranvia/autobús? No hay problema, abrimos el apartado de mapas, pulsamos el botón de localización y en poco más de un minuto tenemos una localización bastante exacta de nuestra posición en un mapa con las paradas más cercanas. Punto negativo, no cuenta con un mapa propio de transportes, algo que resulta muy útil. No pasa nada, preguntamos a un local y nos indica que la linea 16 pasa por el mercado de las flores.

10:00 horas. Nos saltamos sin querer la parada, nada más llegar es lo más normal, y perdemos la pista de como se vuelve de nuevo hasta nuestro destino. No hay problema, volvemos al mapa del iPhone que está actualizado con nuestra nueva localización (la magia de la multitarea) y buscamos en el listado de opciones el mercado que queremos visitar, lo seleccionamos y nos guiamos hasta allí usando el GPS integrado.

13:00 horas. Muy bonitas las flores, pero tenemos un hambre tremenda (llevamos desde las 9 de la mañana despiertos) así que decidimos ir a comer. No queremos nada caro pero tampoco un McDonals, algo más típico. Volvemos al mapa, seleccionamos el listado de puntos de interés, buscamos los restaurantes y vemos que está la posibilidad de ordenarlos por precio. ¡Genial! Terminamos comiendo en un bar, que nunca habríamos encontrado, de bagels.

15:00 horas. Ya hemos descansado un par de horas, café y delicioso pie incluido. ¿Qué hacemos? Preguntamos en que barrio nos encontrábamos (a estas alturas ni lo sabría alguien de allí) y lo buscamos posteriormente en la aplicación, vemos que estamos cerca de un puente famoso y una zona de tiendas de artesanía y productos locales, vámonos corriendo a cotillear.

17:00 horas. Compras realizadas, ya tenemos con que llenar la maleta para volver pero hemos andado tanto que nos encontramos en la otra punta de la ciudad. Casualidades del turista me encuentro con una estatua de Anna Frank por lo que deduzco que estamos cerca de su casa, optamos por usar la vieja tecnología y preguntar a un nativo para llegar hasta ella. Llegamos en un momento y como hay algo de cola, busco desde la App algo de información y si vale la pena visitarla, hablan muy bien del sitio así que nos quedamos.

17:30 horas. Seguimos esperando así que le presto el iPhone a mi compañero para que pueda leer un poco sobre la vida de Anna (la cual se explica de forma muy resumida en la guía).

19:00 horas. Museo visto, muy triste pero bonito al mismo tiempo. Es hora de cenar, aunque decidimos omitir la cena (aunque no lo haya comentado hemos estado comiendo la mitad de la tarde todo lo que veíamos por la calle) e irnos a tomar algo a algún sitio cerca. ¡Taxi!

Lo mejor y lo peor de usar una guía así desde el iPhone

  • Lo mejor. Creo que no hace falta ni que lo diga, tener un mapa con los puntos importantes de una ciudad y que encima te localice en tiempo real es una gozada si estás en una ciudad desconocida. Las rutas planificadas, la información sobre los lugares, puntos de interés, cantidad de información para todos los bolsillos…
  • Lo peor. Hace falta un mapa de transporte, algunas veces no sabías muy bien que linea poder coger puesto que únicamente indica las paradas, pero no el número de transporte que pasa por ella ni su destino. Otro punto a mejorar son los enlaces dentro de la app, estás viendo un lugar para visitar y no cuenta con un enlace directo a su localización en el mapa, tienes que acceder al mapa y posteriormente buscar de nuevo el punto de interés… un poco lioso.

Yo desde luego repito, pocas veces me he sentido tan poco perdido en una ciudad completamente desconocida para mi.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos