Compartir
Publicidad
Publicidad

Remoter, un excelente cliente VNC para el iPad

Remoter, un excelente cliente VNC para el iPad
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si buscas un cliente VNC para conectar tu iPad con tus Macs en casa, deja de buscar ya y descarga Remoter, una aplicación que tiene un coste de 0.79 euros en la iTunes Store con la que podrás acceder de forma fácil y sencilla a todos tus ordenadores dentro de tu misma red.

Hay muchas otras opciones para conectar nuestros iPads (también nuestros iPhones o iPod touch) de forma remota mediante la conexión “Compartir Pantalla” incluida en Mac OS X (a partir creo recordar de la 10.5) que no deja de ser una conexión VNC estándar. Sin embargo, las otras opciones son bastante más caras (claro que también ofrecen muchas otras opciones), pero si lo que queremos es sencillez y acceso rápido, os recomiendo esta opción, claramente con prestaciones superiores a las alternativas “Lite” (gratuitas) del resto de clientes VNC.

También os recuerdo que al usar estas aplicaciones que como hace Remoter se basan en un protocolo extendido, no sólo podremos acceder a nuestros Macs de forma sencilla si no que también hay un buen elenco de programas que facilitan la conexión VNC en entornos Windows o Linux, eso sí la configuración de estos programas de terceras partes en Windows quizás no sea tan sencilla como en la plataforma maquera, donde el servicio de VNC está integrado.

Remoter Sesiones
El programa es muy sencillo de configurar en un entorno Mac OS X, basta con añadir en la sección de Sesiones la dirección IP del Mac al que queremos conectar y una contraseña para el acceso VNC y fin de la historia, ya tendremos acceso remoto al escritorio. Así pues primeramente debermos entrar en “Compartir” en nuestro Mac, habilitar el “Compartir Pantalla” y pulsar el botón (a mano derecha de la lista de compartir habiendo seleccionado compartir pantalla) para configurar el acceso, allí deberemos habilitar la opción de solicitar contraseña, introducirla (nos pide contraseña de administrador) y será la que usaremos desde Remoter para obtener el acceso. Para conocer la dirección IP de nuestro Mac, lo podremos ver en la configuración de red. Una vez establecida la sesión, Remoter recuerda las contraseñas de acceso y por tanto ya no nos hace falta introducirla de nuevo (función que se puede deshabilitar en las opciones del programa)

Desde el programa podremos ampliar la visualización del escritorio, hacer acciones de ratón como clic secundario o arrastrar (drag), acceder a un teclado y a teclas de función (ctrl,alt,cmd,esc…), el refresco es bastante alto y veremos el resultado de las acciones que emprendemos de forma muy rápida, no obstante no nos sirve para ver un vídeo, aunque como digo, mediante conexión Wifi 802.11n el tiempo de respuesta se reduce considerablemente. No he probado si se comparte el portapapeles pero me extrañaría. El programa tiene gran utilidad si estamos lejos de nuestro Mac y queremos comprobar esa descarga que hemos dejado en marcha, o si ha terminado la ejecución de tareas de mantenimiento en programas como Cocktail o ver como andan las actualizaciones del sistema.

Sin duda, el hecho de usar la mayor pantalla del iPad y su conexión 802.11n, con un ancho de banda mayor, es cuando este tipo de aplicaciones tienen más sentido que desde un iPhone o iPod Touch, ya que el hecho de tener una pantalla y resolución mayores y un tiempo de respuesta menor, nos permite interactuar mucho más y mejor con lo que ocurre en el extremo remoto, en el escritorio de nuestro Mac.

Descarga | App Store

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos