Qué fue de Tony Fadell, el 'padre del iPod' que acabó diseñando productos para Google
Apple

Qué fue de Tony Fadell, el 'padre del iPod' que acabó diseñando productos para Google

No habría habido iPod sin Steve Jobs, pero tampoco sin Anthony Michael Fadell. O Toni, como se le conoce más popularmente. Este ingeniero educado en la Universidad de Michigan no recibe el apodo de 'padre del iPod' por razones absurdas: estuvo involucrado en su desarrollo y formó parte de su triunfo.

Pero el iPod fue sólo uno de varios triunfos de Apple en los años siguientes de esta revolución musical, y Fadell no estuvo ahí para participar en los proyectos posteriores de la compañía. ¿Qué ha sido de él? Vamos a repasar su trayectoria post-Apple.

El Fadell de Apple fue el iPod, el iPhone y sobretodo Steve Jobs

Fadell entró en Apple en 2001 para supervisar el desarrollo del iPod, llegando a ser uno de los pilares del trabajo que hacía codo con codo con Steve Jobs. El ejecutivo también participó en la creación de la iSight y de los prototipos del iPhone desde un momento tan prematuro que hasta hubo discusiones para integrar un teclado físico en él. Fue, junto a Jony Ive, uno de los personajes imprescindibles en Apple durante la primera década del siglo XXI. Por ello llegó a ser vicepresidente senior de la compañía.

Pero un buen día, a finales de marzo de 2010 tras rebajar sus responsabilidades a simplemente asesorar a Jobs, Fadell decidió dejar Apple. Alegó motivos personales, pero en el presente sabemos que fue para buscar nuevos caminos profesionales.

La era 'Nest' y el rastro dejado en Google Home

google nest

Fadell no tardó mucho en volver a atraer el interés de todos. La frustración con un termostato de su casa le dio la idea de crear Nest, que rompió moldes e hizo entrar las nuevas tecnologías de la época (y un buen diseño) en una industria de termostatos que avanzaba mucho más lentamente que otros mercados como el de los smartphones. Básicamente Nest hizo con los termostatos lo que el iPod hizo con los reproductores musicales.

El termostato de Nest no se convirtió en un producto ampliamente adoptado por todos, pero sí que disfrutó de un nicho de diseño y de las alabanzas de todos los expertos. Eso llevó a que Google acabara adquiriendo Nest por 3.200 millones de dólares de la época, a principios de 2014.

Lamentablemente este éxito no se cosechó entre aguas tranquilas. Algunos medios comentaban que hubo tensiones entre Fadell y los ejecutivos de Google que esperaban más resultados fruto de la compra de Nest, cosa que desembocó en la marcha de Fadell de Alphabet y en Google redirigiendo lo conseguido con Nest hacia Google Home. Un tiempo después, Fadell admitía que todas estas operaciones con Nest y Google fueron un error a su juicio.

A día de hoy aún podemos encontrar rastros de las huellas de Tony Fadell en los dispositivos domóticos de Google. Altavoces y pantallas de diseño simple, funcionales y mínimamente intuitivos.

Tony Fadell, hoy: de ingeniero de producto a inversor en tecnologías de futuro

Tony Fadell Libro

Pasada la época de iPod, iPhone y Nest con Google, Fadell decidió unirse como uno de los responsables en la inversora y consultora Future Shape. El objetivo de esta empresa es invertir en startups de nuevas tecnologías, y de momento el historial que lleva ya es de más de 200 compañías.

Sus enfoques: llevar esas nuevas tecnologías al público general y cuidar el planeta en ese camino. De hecho, el año pasado dijo claramente en una entrevista a 20VC que "el primer billonario del mundo va a ser quien consiga innovar luchando contra el cambio climático". Quizás Fadell de con esa startup que consiga una revolución tecnológica de nuevo.

Si estás interesado en los procesos e historia de Fadell, puedes leer el libro que él mismo escribió llamado 'Build' sobre cómo llegó a construir productos como el iPod o el termostato de Nest. Sólo está en inglés, pero lo tienes en Amazon España por 23 euros.

Temas
Inicio