Compartir
Publicidad
Siri en el Apple Watch: cómo funciona y qué margen de mejora tiene para el futuro
Apple Watch

Siri en el Apple Watch: cómo funciona y qué margen de mejora tiene para el futuro

Publicidad
Publicidad

Una de las características que cobra más sentido cuando estás intentando acostumbrarte al Apple Watch es Siri. La compañía de Cupertino se ha preocupado de trasladar esta característica a su nuevo accesorio, haciéndonos entrar en una época que poco dista ya de parecerse a los comunicadores de pulsera de Star Trek.

Sí, sé que ya tienes el asistente muy a mano en el iPhone, pero cuando la interacción se reduce a levantar la muñeca, la experiencia es mucho más instantánea. Dicho de otra forma, te entran más ganas de usarlo. Si no tienes un Watch y quieres saber la diferencia entre dar órdenes de voz al teléfono y darlas al reloj, sigue leyendo.

Podemos invocar a Siri en el Apple Watch diciendo "Oye, Siri" mientras levantamos la muñeca o pulsando un segundo sobre la corona digital

Hay dos formas de invocar al asistente tras levantar la muñeca: pulsando la digital crown durante un segundo o diciendo "Oye, Siri". La pantalla cambiará de interfaz, pero la clave es esperar a la vibración del Watch para empezar a hablar. Es la señal fiable de que el reloj está listo para recibir nuestra orden. Tras usarlo unas semanas tengo que decir que algunas veces termina de escucharnos demasiado pronto y por lo tanto no interpreta bien nuestra orden, pero comprende bien nuestras palabras y la velocidad de respuesta es aceptable.

¿Y que es capaz de responder Siri desde el Apple Watch? No todo lo que puede hacer desde nuestro iPhone, pero sí para justo lo que se necesita más: preguntas rápidas que también pueden tener respuestas rápidas. ¿Qué humedad hay en Barcelona? Despiértame mañana a las nueve. Inicia una cuenta atrás de diez minutos. Dile a Enrique que llego tarde. Reproduce algo de Madonna. Todas las respuestas, sin embargo, aparecen en la pantalla sin que el asistente pronuncie nada. Se sobreentiende que usando el reloj podemos estar en un sitio donde no sería agradable que se nos dijera algo, y además así se ahorra batería.

Para otras cosas, en cambio, Siri nos dice amablemente que debemos continuar en el teléfono usando Handoff. El asistente se encarga de colocar un acceso directo en la pantalla bloqueada del iPhone, para poder ir a la aplicación que necesitemos directamente deslizando nuestro dedo hacia arriba desde ese icono. Sucede cuando por ejemplo le decimos al Apple Watch que queremos iniciar un FaceTime.

Aprobado con nota, pero mejorable

La experiencia general al usar Siri desde el Apple Watch, sin importar el modo con el que lo invoquemos, es buena. Hace falta acostumbrarse a la mecánica para que no nos confundamos, pero es algo que se consigue en poco tiempo con unas pocas pruebas.

Lo que quizás haría falta, además de nuevas órdenes que ya llegarán con el lanzamiento de Watch OS 2, es algo más de velocidad. Varias veces me he visto aguantando la muñeca alzada durante lo que considero es demasiado tiempo, aunque tampoco es algo que me provoque dejar de usar Siri en el Apple Watch y también dependerá de la cobertura que tengamos en ese momento. Otro punto positivo es que mientras Siri se piensa la respuesta, podemos bajar la muñeca. Cuando consultemos de nuevo el reloj tendremos la respuesta en pantalla sin haber interrumpido la orden.

Así que si lo tengo que resumir todo en una frase, puedo decir que la experiencia general es buena una vez aprendes a usarlo bien y el "factor fardar" se cumple perfectamente. No todas las cosas que podemos hacer con el Apple Watch se consiguen con Siri, pero sí que buena parte de ellas se benefician enormemente del asistente.

En Applesfera | Wristly: la satisfacción de los usuarios del Apple Watch es del 97%

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio