Compartir
Publicidad
Publicidad

iPhone tres años después, renovarse o morir

iPhone tres años después, renovarse o morir
Guardar
68 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Esta semana, nos guste o no a los maqueros, ha sido demasiado importante para el devenir del iPhone. Muchos sabréis que se está celebrando la Mobile World Congress en Barcelona y los fabricantes de teléfonos móviles, están empezando a dar su respuesta a Apple.

Esta claro que el iPhone redefinió el concepto de lo que debe ser un teléfono móvil, pero la competencia ha hecho los deberes y los ha hecho bien. Google + HTC y sus terminales con Android, Samsung y su SO de código libre BADA, Windows y su Win Phone 7 series. Las opciones empiezan a ser demasiadas como para no tenerlas en cuenta y, ahora si, Apple debe demostrar lo que ha aprendido en estos tres años y hacer ciertas las supuestas palabras de Steve Jobs sobre la revolución que supondrá iPhone OS 4.0.

Siendo franco, el concepto de pantalla de inicio y manejo de contactos de Win Phone 7 me ha encantado y a falta de probarlo en un terminal real, que el iPhone solo presente la hora y posibles SMS y llamadas perdidas me resulta muy escaso. Algo tan sencillo como integrar todas las maneras posibles de comunicarse con un contacto dentro de la propia agenda, sin necesidad de aplicaciones externas es de agradecer por lo que facilita decidir si vas a llamar o responder a un contacto ya sea mediante llamada de voz, mensaje de texto, correo electrónico o Twitter por poner algún ejemplo.

Muchas de las patentes relacionadas en mayor o menor medida con el iPhone que han ido apareciendo a lo largo de estos tres años, tienen que empezar a salir a la luz, convertirse en algo real que vuelva a llevar al SmartPhone de Apple al lugar donde lleva tres años, porque si algo demuestra que Apple ha hecho bien las cosas, está en el hecho de que todos los demás fabricantes y desarrolladores intentan demostrar que su terminal es capaz de hacer lo mismo que el iPhone.

7seriespeople2.jpg

Al igual que ocurre con el SO presentado por Microsoft en Barcelona ayer, iPhone OS debe mostrar más información urgentemente sin necesidad de desbloquear el teléfono. Correos recibidos, llamadas, mensajes, notificaciones Push… opciones hay muchas, se trata de cubrir necesidades. Es también ahora, tres años después, cuando presumiblemente empiezan a finalizar los contratos de exclusividad del terminal con muchas operadoras, por lo que tal vez Apple debería ampliar sus puntos de mira para su SmartPhone.

Si hace más de diez años, Apple desechó la disquetera por entender que era algo obsoleto y condenado al ostracismo, lo mismo podría intentar hacer con las llamadas de voz tradicionales. La apertura a que las aplicaciones de VoIP puedan funcionar sobre la red 3G puede llevar a un enfado por parte de las compañías de telefonía, pero este es un cambio en los hábitos de la gente que deberán asumir más tarde o más temprano, tal vez sea el momento posicionarse al respecto.

¿Multitarea, Flash, cámara de videoconferencia? Tal como demostró Apple hace tres años, queda claro que no se trata de ofrecer terminales más y más potentes, se trata de redefinir conceptos, y parece que la competencia se ha dado cuenta de ello, por lo que resulta imprescindible que en la presentación que presumiblemente tenga lugar a principios de verano de la próxima revisión del SO para dispositivos móviles de Apple veamos un importante lavado de cara, o tal vez en cupertino se topen con las espinas del camino de rosas que llevan transitando durante estos últimos tres años.

Más información | Xataka y Genbeta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos