Compartir
Publicidad
Publicidad

La teoría del Mac excéntrico

La teoría del Mac excéntrico
Guardar
129 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 1 de Abril de 1976 se emitió por primera vez en televisión el primer programa de Johny Carson, todo un icono de la futura televisión estadounidense. Ese mismo día, la portada de la revista People nos anuciaba que Audrey Hepburn volvía a brillar con fuerza en su última película, “Robin y Marian”, que años después se convertiría en un clásico del cine.

Mientras tanto, dos amigos fundaban en Cupertino (California) una de las empresas con más éxito en la historia de la informática. La llamaron Apple Computer Inc., y empezaron construyendo un ordenador dentro de una caja de madera. Hoy no hablaremos de ese día, sino del día en que Apple Computer Inc. pasó a llamarse Apple Inc., y ese ordenador de madera se convirtió en muchas otras ideas, esperanzas… y confusiones.

Ocurrió en la MacWorld 2007, el 9 de Enero de 2007. Steve Jobs mencionaba al final de la presentación que la compañía ya no incluiría la palabra “Computer” dentro de su nombre, pasando de Apple Computer Inc. a Apple Inc., algo que reflejaba mejor el estado actual de la empresa. Ya no sólo fabricaban ordenadores, sino que tenían reproductores MP3, teléfonos móviles, sistemas de entretenimiento casero (el Apple TV)...

Muchos vieron cómo aquel momento murió la parte más importante de la Apple clásica, y se ensalzan demasiado mercados periféricos como los dispositivos iOS, así como el paulatino declive y “olvido” de Mac OS X. Mi opinión es todo lo contrario, opino que ese día Apple se hizo más fuerte de lo que nunca he sido, y hoy lo intentaré explicar en lo que he denominado “La teoría del Mac excéntrico”.

Los ciclos de renovación

ciclos-de-renovacion.jpg

Actualmente, se tiene la sensación de que el Mac ya no es el centro del universo Apple. Sobre este desplazamiento del centro (de ahí la palabra “excéntrico”) algunos piensan que ha sido causado por los dispositivos portátiles y las nuevas intenciones de la compañía. ¿Han sido los Macs “abandonados” por Apple? Para consultarlo y tener unos números tangibles, nada mejor que consultar la fantástica base de datos de MacRumors, la Mac Buyer’s Guide.

En ella, podemos apreciar los ciclos de renovación de los diferentes Macs y es posible compararlos visualmente con el histórico de renovaciones de la compañía. Con estos datos, podemos llegar a dos conclusiones:

  • Productos renovados recientemente: Mac mini, Macbook, MacBook Pro.
  • Productos pendientes de renovar: iMac, Mac Pro, MacBook Air.

En la parte de productos pendientes de renovar, el iMac está dentro de su ciclo de renovación (ya que fue actualizado el 20 de Octubre de 2009). Sin embargo, el Mac Pro y el MacBook Air están fuera de la media de cambios. Curiosamente, dos máquinas muy específicas para unas necesidades muy concretas. La gama más demandada está prácticamente al día y alineada entre sí.

El sistema operativo ignorado

so-ignorado.jpg

Es curioso lo que ocurre con Mac OS X. Muchos tienen la sensación de que es un sistema operativo ignorado por Apple, y acusan a la compañía de que quizás no le presta la atención que se merece. Sin embargo, las sensaciones pueden transmitirnos falsas vistas de lo que ocurre.

En realidad, Snow Leopard salió el 28 de Agosto de 2009, hace apenas 10 meses. En esos 10 meses, Apple ha lanzado 4 actualizaciones del sistema, lo que nos dá unas cifras de actualización de 2 meses y medio. En realidad creo que son buenos números para mantener el sistema estable y al día, y para nada está descuidado por parte de la compañía.

Sin embargo ocurre una cosa: Son tales las ganas de novedades y avances dentro del mundo Apple que a menudo nos dejamos llevar por la emoción de “ver ya lo siguiente”... y no disfrutamos del momento. Y el momento es que tenemos un sistema operativo, excepcional que sentimos obsoleto cuando en realidad no es así. Programar un nuevo sistema operativo no es cuestión de meses: Disfrutemos de Snow Leopard, aprendamos al máximo todo lo que nos puede aportar nuestro en realidad nuevo sistema y dejemos que Apple haga su trabajo para el próximo.

La llegada de las keynotes especializadas

keynotes-especializadas.jpg

Otras de las que, en mi opinión, ha sido una sensación equivocada es que la renuncia de Apple a ir anualmente a una MacWorld signifique una bajada de keynotes “centradas en Mac”. En realidad, lo que Apple pretendía con este movimiento era decir: Hacemos muchas cosas ahora, no podemos asegurar que cada Enero tengamos algo para mostrar, en ese momento exacto.

Y eso no es esencialmente malo, ni erróneo. Ayuda a la compañía a terminar los productos con antelación y proponer una fecha de presentación que quizás se cruce con la presentación de otros productos. Y lo más importante: Permite hacer “keynotes especializadas”. Esto significa que podemos ver una presentación de sólo iPods. O de sólo Macs. O incluso de sólo iOS 4 e iPhone… cosa que, realmente, no significa que se aparten las otras categorías de productos. Simplemente, se centran en una de ellas.

Ocurrió en la pasada WWDC10, una presentación completa de iOS 4 y el nuevo iPhone 4… La gente se llevó las manos a la cabeza: “¡Nada de Macs!¡Apple antes siempre hablaba de Macs en la WWDC!”. Bien, es cierto. Sin embargo, ya no estamos en las mismas circunstancias, ni en el mismo escenario, ni el tiempo es infinito. Si la presentación de hace unos días duró casi dos horas… ¿de verdad pensáis que había tiempo para hablar con algo de lógica sobre Macs… o iPods, o incluso sobre cualquier otro tema?

Tampoco nos engañemos con ésto: El que Apple no lo mencione no significa que no vaya a pasar. Ni significa que dentro de unos meses la compañía nos sorprenda (como ha hecho otras veces) con un evento “sólo Mac” que permita hablar con comodidad de cualquier novedad.

El punto actual

punto-actual.jpeg

El estado de un producto, sistema operativo, o gama comercial no depende de la cantidad de keynotes “al peso” que se den sobre él al año. Ni sobre lo mucho o poco que se hable de él. La buena salud se mide por los pocos problemas que se tengan y por lo bien mantenido que se tenga un servicio. Llas renovaciones de hardware de los dos productos puntuales (y específicos) que hemos comentado antes, en mi opinión, esconden una presentación futura que pondrá al día ambos, y a la vez, traerá alguna sorpresa más.

Los Macs y Mac OS X siguen siendo el perfecto centro del ecosistema de productos que Apple, y se trata de una relación simbiótica en la que todos salen beneficiados. iOS nos está aportando cosas que enriquecerán Mac OS X en un futuro, y experiencias y usuarios que de otro modo no podríamos haber recogido.

Estamos en la mejor época para el mundo Mac en toda la historia de la informática. Las sensaciones puntuales de abandono no pueden (ni deben) empañar los éxitos que una compañía que fabricaba ordenadores en cajas de madera ha conseguido. El punto en el que estamos, sin duda, es un hito importantísimo que mejorará nuestra experiencia con los Macs en el futuro.

Aquellos dos chicos del garaje que fundaron Apple el 1 de Abril de 1976, hoy estarían orgullosos de todo ésto. Disfrutémoslo también nosotros.

Imágenes | Everybody wants a Mac, generations, Apple Store Sydney

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos