Los usuarios de iPhone conducen peor que los de Android. Y nadie sabe por qué

Los usuarios de iPhone conducen peor que los de Android. Y nadie sabe por qué
26 comentarios

Se ha escrito un nuevo capítulo en la guerra entre usuarios de Android y iPhone. Esta vez viene de una aseguradora de coches en EEUU, que ha realizado un estudio sobre conducta al conducir. Las conclusiones son claras: los usuarios de iPhone conducen peor que los de Android.

Si tienes un Android, conduces mejor que alguien con iPhone

Jerry es la aseguradora que ha publicado un estudio con los datos de 20.000 conductores a lo largo de 13 millones de kilómetros en un espacio de 14 días. Se recogen datos sobre aceleración, velocidad, frenada, giros y distracciones, para puntuar después globalmente a los conductores en función de su tipo de smartphone. Puede que Android haya permitido triunfar a las estafas por SMS, pero en este caso los resultados son sorprendentes:

General
Puntuaciones generales en función del sistema operativo del asegurado.

En este gráfico vemos todas estas variables, analizadas en función del sistema operativo del asegurado. Como vemos, los usuarios de Android superan a los de iOS en todos estos aspectos. Así, los usuarios de iPhone (68 puntos) se distraen más que los de Android (74 puntos) y también puntúan peor en velocidad (78 puntos vs 83). En el resto de variables la diferencia es de solo 2 puntos, pero los clientes con Android baten a los del iPhone igualmente.

Educacion
Usuarios de Android vs iPhone en función de su nivel educativo.

Cuando se combinan distintas variables como la educación, los usuarios con un doctorado obtienen mayores puntuaciones que el resto. Sin embargo, aquí también quedan por encima quienes tienen un Android sobre los que usan iPhone. Y si se separan a los conductores por edad y sistema operativo, también se obtienen resultados similares.

La conclusión es clara: no importa la demografía de los usuarios, si tiene Android conducirá, generalmente, mejor que un usuario de iPhone. La aseguradora no da una explicación definitiva al respecto. Se apunta a la gran diferencia entre usuarios en la distracción, indicando que los usuarios del iPhone son más susceptibles de tomarlo mientras conducen.

Edad
Por edades, se obtienen resultados similares en cada grupo de usuarios.

También se señala a la edad, donde el iPhone tiene usuarios más juveniles. Pero cuando se analizan las cifras por edades se ven resultados similares en clientes de mayor edad. La explicación sobre esta curiosa diferencia sigue, por tanto, en el aire.

Temas
Inicio