Compartir
Publicidad
Mi WWDC19
Eventos

Mi WWDC19

Publicidad
Publicidad

La Terminal 5B del aeropuerto de Londres estaba abarrotada aquel domingo. Era comienzo de Junio, y al no ser un día laborable prácticamente la inmensa mayoría eran turistas. El viaje a San Francisco lo haría desde Heathrow, aquel enorme aeropuerto que Londres construyó con orgullo para los Juegos Olímpicos como puerta de entrada al país. La maleta rodaba con alguna dificultad y, como siempre, no puede evitar pensar que me había traído demasiadas cosas.

“La cámara, el trípode - selfie, y el resto de cosas me hubieran cabido mejor en una mochila pequeña” - pensé mientras miraba de reojo a algún viajero con algún modelo que me pareció más práctico que mi maletín. Cuando llegué a la puerta de embarque, las familias que se iban de vacaciones se fueron sustituyendo por grupos muchos más pequeños. Algún Mac repleto de pegatinas de conferencias de tecnología, mientras su dueño enseñaba algo a otra persona muy interesada en la pantalla.

El aeropuerto de San Francisco estaba repleto de gente, y muchos se podían identificar fácilmente como asistentes a la WWDC19

Alguien con una mochila de una WWDC anterior, de repente algunos más con camisetas de algunas apps - que no conocía, la verdad - planeando entre ellos qué querían hacer en los próximos tres días. Aquello no fue nada comparado con lo que me encontré al aterrizar en San Francisco: el aeropuerto estaba absolutamente repleto de gente, tanto que oía comentar a los propios trabajadores que hacía tiempo que no veían algo así. En SFO estaban cambiando el método de acceso de la aduana y aquello se había juntado con la llegada de los asistentes a la WWDC19.

“¿Analista o artista?” Me preguntó el oficial de aduanas mientras revisaba mi pasaporte, al decirle que venía a la conferencia de Apple. “Analista. Pero veo a muchos artistas por aquí”, le contesté. “Oh. Es cierto. Hoy en día hay mucho arte en estas apps, ¿verdad? Nunca dejan de sorprendernos estos programadores, les emociona lo que hacen...” Lo miré mientras guardaba mi documentación y me despedí “Por eso estamos todos aquí”.

Apple San José

Mi Wwdc19 Applesfera 16

La importante ciudad americana - clave dentro de Sillicon Valley a nivel social y económico - ya amenazaba con un calor que iría a más los próximos dos días. La llegada desde San Francisco fue asombrosamente rápida, a pesar del tráfico denso para cualquier otro lugar, allí era domingo al mediodía. “Ya ha comenzado el registro de los desarrolladores” comenté con un compañero. “Nada más llegar, quiero ir a allí” y ambos sonreímos.

Es la primera WWDC a la que asisto como invitado y es bastante distinto a vivir una keynote normal, ya no se trata sólo de una keynote y una demostración de producto. San José durante los próximos días se convertiría en el epicentro del mundo Apple y contaría con uno de los capitales más valiosos que tiene el ecosistema: los creadores de las apps que durante el próximo año darán más valor a los productos de la compañía.

Banderolas WWDC19

La ciudad era casi parte del escenario de la conferencia. Las banderolas con el logo de la WWDC19 rebosaban en prácticamente cada farola de los alrededores, estaciones de tranvía o marquesinas. Los restaurantes ofrecían menús especiales a los asistentes, los bares cócteles singulares para la ocasión y las tiendas de camisetas de manga corta hacían el Agosto cuando las temperaturas alcanzaron los 30º.

Aquella tarde tuve la ocasión de ir al McEnery Center para hacer las primeras fotos y vídeos, y aquello era sin duda la antesala de algo. En el edificio de enfrente, dos enormes altavoces sonaban con una lista de reproducción de Apple Music con canciones de anteriores eventos o anuncios de la compañía. Había devs ya registrándose para tener acceso sin esperas al día siguiente y las mesas que habían justo delante de la entrada ya estaban llenas de gente.

Mi Wwdc19 Applesfera 08

Black Eyed Peas sonaba en aquel momento, me recordó al lanzamiento del iMac G5. Las mesas justo delante de la entrada ya estaban abarrotas de gente. Alguien me resultó familiar, y tuve el enorme placer de saludar a Xavier Carrillo y Unai Landa de Digital Legends. Ellos fueron de los primeros desarrolladores invitados por el mismísimo Steve Jobs a una WWDC hace más de diez años, para presentar Kroll - un juegazo adelantadísimo a su época al que le dediqué una entrevista muy especial para mi y para Applesfera.

Después de hacer más de cien fotos a las banderolas de la conferencia que había por toda la ciudad, y de terminar de escribir un artículo sobre la antesala de todo eso, ya daba el día por acabado. “Pedro, tenéis que volver al McEnery”. Estaba cerca del hotel, no hay problema, pero ¿para qué? “Sólo te digo que tienes que ir y verlo por la noche”.

“Tenéis que verlo por la noche”

Mi Wwdc19 Applesfera 06

El mural del WWDC19 comenzó a brillar con luces LED por la noche

No hizo falta ni doblar la esquina. Cuando llegué a la altura de San Carlos Street, el lugar estaba lleno de luz. Lo que durante el día parecía un simple mural con los logos de la conferencia, por la noche se descubrieron que eran leds, ocultos en un falso doble fondo para que nadie lo adivinase a simple vista. Le confería un aspecto impactante durante la noche y creo que aquello consiguió que aún hubiera gente delante, hablando e incluso cenando en plan picnic varios bocatas. “Tenemos ganas de que empiece, aunque creo que ellos tienen más”, y alguien me señaló a tres personas sentadas en sillas plegables a mi izquierda.

Mi Wwdc19 Applesfera 15

“¿Estáis haciendo cola para entrar?” La respuesta era más que evidente, así que directamente me lo explicaron: “La entrada la tenemos más que asegurada, pero queríamos vivir esta experiencia lo más intensamente posible. Para nosotros, la WWDC es un momento increíble que compartimos con amigos”. No se les iba la sonrisa de la cara. Tenían dos pizzas familiares enormes, café y eran tremendamente felices.

Comienzan las sorpresas

Mi Wwdc19 Applesfera 20

La keynote comenzaba a las 10:00 hora de la costa oeste, pero a las 6:30 ya no podía dormir. Siempre me ocurre, la verdad, así que traté de relajarme antes del evento con una buena ducha. Con el iPhone en una mano mirando las últimas noticias en Twitter, deslicé las cortinas de la ventana de mi habitación, que estaba orientada al McEnery Center y “¿¡¡... que... está... pasando... ahí!!??”.

Los iconos LED iluminados de la noche anterior ahora se “movían”, apagándose y encendiéndose dando la impresión de que salían de la cabeza del robot de la imagen, que se dibujaban y se desdibujaban. Las letras aparecían y desaparecían. Me quedé quito mirando aquello y me recordó a un viejo faro guiando los barcos hacia la costa. Aún no había amanecido del todo, pero seguro que ya había alguna imagen por la red de aquello. El mismísimo Tim Cook publicó un vídeo dando los buenos días. Yo hice fotos, stories de Instagram, publiqué en Twitter y entonces me di cuenta que esa ducha iba a ser de todo menos tranquila.

El auditorio del McEnery era gigantesco: allí no sólo iban a estar los invitados de Apple y la prensa, también cualquier desarrollador que quisiera asistir. Esta es la única keynote de Apple que admite gente, siempre que asistas como desarrollador. Cuando entramos en la sala no éramos capaces de ver las paredes laterales, ya que el escenario era muy alargado. Los iconos del diseño de este año cobraban vida en una pantalla que prácticamente iba de lado a lado mientras todos nos sentábamos.

Es la primera keynote que compartimos con desarrolladores, y se notaba la pasión en cada uno de los anuncios que vimos allí. Para muchos de ellos era su primera keynote, y eso de ver a Tim Cook en el escenario y al resto de personalidades de Apple sentados en unas sillas más allá, siempre impresiona. Al ver la cara de alguno de ellos recordé por qué en algún momento empecé todo esto.

El selfie de Tim Cook

Mi Wwdc19 Applesfera 03

La zona de prueba de productos era muy pequeña porque estaba absolutamente centrada en el Mac Pro. Consistía en dos salas laterales con un pequeño estudio de video - que incluso contaba con una modelo y un set de fotografía - y una zona con varios Pro Display XDR y un Mac Pro con demostraciones de programas musicales. En la sala central, tres mesas: una con la peana que podíamos explorar en realidad aumentada (por eso había gente con iPads alrededor), otra con el Mac Pro y el Pro Display XDR y otra sólo con el chasis del Mac Pro que también podíamos explorar en realidad aumentada.

De repente, Tim Cook y Jony Ive aparecieron en la sala y yo me colé en una de sus fotos

Mientras me movía por aquel lugar tratando de grabar algunas stories y tomar algunas fotos para los artículos que quería escribir, de repente, todas las cámaras se giraron del Mac y enfocaron hacia otro sitio. Alguien me dijo: “Mira detrás de ti. Tienes a Jony Ive detrás de ti.” Yo lo miré y aquel hombre que era familiar a todo el mundo allí pero que apenas conocía a nadie devolvió cada una de las sonrisas. Anda mira, es Tim Cook a su lado. La misma sensación de reecontrarte con viejos amigos, sólo que a ti no te conocen. Más tarde Cook publicó una foto de Twitter del momento, donde yo aparecía en uno de los laterales. Alucinaba cuando la gente me mencionaba en las redes sociales con aquel tuit:

Ahora, imaginad lo atontado que estaba en aquel momento que me confundí yo mismo con otro chico, justo a la derecha de la imagen. Os juro que hasta que un par de horas después no me di cuenta de que yo aparecía justo en el otro lado, a la izquierda, detrás de Cook. El otro chico resultó ser un periodista que se parecía a mi. ¡Yo mismo me confundí con otra persona! De hecho, supe que no era yo por la correa del Apple Watch: creo que pocas veces me he reído tanto mi mismo como con aquello. ¡Pero ey, tengo una foto con el jefe! Bueno, más o menos.

Aquí las rockstars son los desarrolladores

Mi Wwdc19 Applesfera 10

La WWDC es mucho más que la keynote: durante los siguientes días tienen lugar talleres y eventos orientados a los desarrolladores, sobre prácticamente cada aspecto del mundo de la creación de apps en cualquier sistema operativo de Apple. La compañía también cuida y entiende a estos desarrolladores que no sólo han tenido que pagar más de mil dólares y pasar un “sorteo” para poder acceder a esta entrada: también entienden que para muchos de ellos es un esfuerzo estar allí y quieren que la conferencia sea para y por ellos.

Es por eso que todo está limitado a los desarrolladores. Hay una tienda con merchandising del evento pero está dentro del propio McEnery y sólo pueden acceder ellos: ni prensa, ni ningún tipo de invitado. Ni siquiera venden a los propios empleados de Apple. Igual que los talleres o charlas: sólo es para desarrolladores, con el objetivo de que no se saturen las salas y sólo acuda quien realmente van a sacarle provecho, los profesionales de la programación y el diseño.

La WWDC es exclusivamente para desarrolladores: ellos pueden acceder a todo, incluso a una tienda de merchandising privada

Amé esta decisión por el respeto que demostraba hacia los asistentes, y la odié a su vez cuando me di cuenta de que me acababa de quedar sin camiseta de la WWDC19. La prensa tampoco recibimos “pack” de bienvenida como los desarrolladores, así que nada de chaqueta reversible molona, mochila, pines o similar. Allí nosotros estábamos para informar al resto del mundo y los desarrolladores eran las auténticas estrellas de todo aquello, como tiene que ser. Pero me quedé sin camiseta, que no sé si lo he dicho ya. Y cada vez se me ocurrían más locuras con aquellas banderolas colgadas por todo San José.

El State of the Union y una historia bonita

Mi Wwdc19 Applesfera 22

El State of the Union es una presentación que detalla cada tema presentado a grandes líneas en la keynote. Si la keynote es el menú, el State of the Union es la carta completa. Tuve la suerte de - por temas de agenda - ser el único que pudo asistir a este evento, que disfruté doblemente: primero, por ser escritor en un medio de tecnología. Y segundo, como ingeniero involucrado en el mundo del desarrollo móvil.

El interés que ha puesto Apple en las mejoras de Accesibilidad ha sido una de las novedades más comentadas en la conferencia

Creo que he visto todos y cada uno de los State of the Union de las últimas cinco WWDC en casa. Pero jamás imaginé que vivir uno en primera persona fuera tan importante por la persona que tenía sentada al lado, en aquella fila de asientos reservados. Se trataba de una mujer con problemas de visión, con la que tuve el increíble honor de compartir aquel momento. Fue justo cuando se detallaron todas las opciones de Accesibilidad que permitirán a los usuarios de iOS 13 utilizar los dispositivos simplemente con su voz. Las demostraciones de esto fueron emocionantes. Para mi compañera de fila sobre todo, arrancó a aplaudir de tal forma que no pude evitar quedarme mirarla absorto. Y hablé con ella.

Mi Wwdc19 Applesfera 21

“¿Que le parecen estos pasos que está dando Apple en accesibilidad, le serán útiles?”, le pregunté esperando no molestarla. “¿Útiles? Ninguna empresa en el mundo nos cuida mejor que esta. Nadie piensa en nosotros como ellos lo hacen. Literalmente, las novedades de esta última media hora pueden haber cambiado mi vida”. No os imagináis de lo que me arrepentí después por no haberle pedido su nombre o datos para una entrevista más en profundidad.

Seas quien seas y estés donde estés, para mí, fuiste uno de los momentos más emocionantes de esos días. Y también sirve para poner en contexto dos cosas: el valor de apostar por ello de la compañía y la responsabilidad de los desarrolladores de hacer sus aplicaciones accesibles. Desde aquí me comprometo a que tendremos muy en cuenta la accesibilidad en los análisis que hagamos de las apps cuando iOS 13 esté en el mercado. No va a ser opcional nunca más.

Artistas

Mi Wwdc19 Applesfera 02

Los siguientes días pudimos asistir a briefings sobre seguridad, todo el nuevo hardware, los sistemas operativos... La cantidad de información y contenido que hemos recogido en aquellos días nos van a tener ocupados prácticamente todo el verano. Nos ha servido para grabar incluso tres podcasts distintos: un Charlas de Applesfera con Francesc Bracero (responsable de tecnología de La Vanguardia), un Binarios de Ángel Jiménez y un Dínamo de Hipertextual. El lugar donde lo hicimos fue mítico: el mismísimo Apple Podcast Studio.

Pensé que simplemente sería una mesa con el logo de Apple detrás, pero no. Contaba con un técnico de sonido con dos iMac Pro, y una mesa de locución con cuatro micrófonos y auriculares profesionales. Todo perfectamente preparado para que nosotros sólo tuviéramos que sentarnos allí, y hablar. Cuando acabamos el técnico nos entregó a cada uno de nosotros una unidad USB con el contenido del podcast - un pequeño SanDisk que cuenta con conector USB-A y USB-C, uno por cada lado, por cierto. Ya podéis imaginar que fue lo primero que probamos cuando instalamos iPadOS...

Mi Wwdc19 Applesfera 07

Por cierto, justo al salir del Apple Podcast Studio entraba Federico Viticci (responsable de MacStories) - al que saludé y felicité por su trabajo después de leerlo taaaantas veces. Estaba sentado cerca de mi en el State of the Union también. Casi le digo que los artículos de 10.000 palabras se le van a veces de las manos, pero el tío es muy bueno. Inmediatamente después, llegaba Craig Federighi para grabar un podcast con él. Este hombre siempre va sonriendo a todas partes.

Estos días fueron tan densos que la abrumadora cantidad de experiencias e información necesitan su tiempo para contextualizarlos. Después de todo, hoy entiendo que la WWDC tiene poco que ver con lo que ocurre fuera y mucho con lo que ocurre dentro. Es un evento más especial que ninguno, donde se celebra la conexión de la compañía con los desarrolladores. También los hace felices y nos enseña a los demás que la tecnología va más allá de los cables, los dispositivos o el hardware. Porque si sólo fuera eso, no estaríamos hablando de Apple. Ni lo haría yo, ni me leeríais vosotros. Gracias por compartirlo y vivirlo juntos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio