Compartir
Publicidad
Publicidad

Feliz décimo cumpleaños, iMac

Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el vídeo que tenéis aquí arriba podéis ver la keynote en la que un Steve Jobs (un poco más fondón y con más pelo que ahora) presentaba el primer iMac ante un impresionado público, en un evento especial. Esta keynote pasó hace justo 10 años, así que el ordenador más popular de Apple está de aniversario.

Desde sus inicios, el iMac destacó entre el resto de la oferta de ordenadores de sobremesa por su revolucionario diseño, que aunaba el ordenador en un sólo elemento y ofrecía unas prestaciones un poco más avanzadas que los ordenadores de la época. En la entrada extendida, repasamos brevemente la historia de este ordenador que siempre consigue estar un paso adelante del resto.

El primer iMac
El primer iMac era de color verde, translúcido, contaba con un procesador PowerPC a 233 MHz, 4 GB de disco duro, 32 MB de RAM y según un amigo mío, se parece al cuerpo de una aspiradora. Era la primera gran apuesta de Steve Jobs después de su retorno a la compañía (después del iPod, claro), y aunque el ratón resultó ser el más incómodo que recuerdo, fue uno de los primeros mac que pude usar libremente (antes sólo podía ver como usaban un Performa). En mi opinión, este iMac fue el primero que hizo que el gran público reconociese un Apple al instante. Además, fue el ordenador estrella en cuanto a diseño se trata. ¿Quién no recuerda el iMac Flower Power?

El Imac
Más tarde el iMac tuvo que rediseñarse y apareció el ordenador que comúnmente llamamos 'el lamparita'. Una peana, que a su vez servía de contenedor para todo el hardware, soportaba una pantalla plana de 15" (incluso hubieron modelos de hasta 20", aunque era carísimos). Para muchas personas (me incluyo), este es el mejor diseño que ha tenido Apple en un sobremesa. Y lo mejor es que, aún teniendo procesadores G4 antiguos, de vez en cuando todavía veo este modelo funcionando a la perfección en algunos sitios, como en la Euskal Party o en algunos encuentros de la asociación CampusMac. ¿Podría Apple crear un ordenador en un espacio aún más reducido?

El iMac G5
La respuesta es sí. El iMac G5 apareció de la mano de Phil Schiller (Steve Jobs estaba siendo intervenido de su cáncer de páncreas en el hospital) y prácticamente hizo que el ordenador desapareciera. O lo que es lo mismo, consistía en una pantalla con las conexiones de un ordenador, cosa que hizo que la gente se confundiera. El diseño ha perdurado hasta el año pasado (prueba de su éxito) y es el diseño que tengo ahora mismo en mi casa. Mucha gente todavía viene y me pregunta: "¿Dónde tienes la torre?"

Y de hecho, tanto éxito tuvo este diseño que con la última renovación, el iMac sufrió un lavado de cara pero no de forma. El último iMac es el más barato de toda la gama y con sus acabados en aluminio, es el primero que se preocupa por el medio ambiente.

El iMac actual

¿Cómo creéis que puede ser el próximo rediseño del iMac? Porque hablando claro, encuentro prácticamente imposible que puedan comprimir aún más el diseño del ordenador... aunque si aplicamos el esfuerzo de ingeniería que han hecho con el MacBook Air, quizás podrían conseguir algo extremadamente delgado. Sea como sea, el iMac acaba de cumplir 10 años, pero está claro que, al ser el ordenador más popular de Apple junto con el MacBook, aún tiene mucha vida por delante.

Vía | Arstechnica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos