Compartir
Publicidad

¿De verdad necesitamos iOS 9 en 2015?

¿De verdad necesitamos iOS 9 en 2015?
44 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la versión 8.3 deshaciendo aún la maleta en nuestros hogares y el lanzamiento a desarrolladores de la primera beta de iOS 8.4, centrada en la remodelación integral de la app Música, una pregunta que podríamos comenzar a hacernos es si de verdad necesitamos un nuevo salto de versión mayor en iOS. Más considerando que los últimos rumores apuntan precisamente a que iOS 9 será el Snow Leopard del sistema operativo móvil de la manzana, una versión orientada principalmente a la optimización y mejora de la estabilidad de lo que ya tenemos.

¿Pero es necesario un cambio de dígito para eso? ¿Qué puede aportar este iOS 9 que no pueda lograrse con, pongamos, iOS 8.5?

iOS 8, actualizaciones sin precedentes

Echando la mirada atrás descubrimos que la evolución de las actualizaciones de iOS 8 son algo nunca visto desde aquel primigenio iPhone OS de 2007. Estamos a mediados de abril y ya vamos por la versión 8.3, una con una extensa lista de cambios enfocados precisamente a barrer la casa de todos los problemas detectados hasta ahora y en la que sin embargo también se introducen mejoras notables como el nuevo teclado Emoji o la versión final de la fototeca de iCloud.

Quizás consideréis que son novedades secundarias, pero en cualquier caso son el tipo de cosas que tan solo un año atrás Apple se habría reservado para el verano. Novedades vistosas que engordan y hacen más atractivo un cambio mayor de versión. La nueva app Música de iOS 8.4 tiene más novedades por si sola que muchas actualizaciones previas del sistema operativo en si y, de nuevo, parece otra bala disparada sin miedo a vaciar el cargador antes de la WWDC 2015.

iOS 7 por ejemplo, la primera versión en adoptar el nuevo diseño minimalista de Jony Ive no pasó con sus actualizaciones de la 7.1.2, y todas ellas se centraron en correcciones menores a excepción de la 7.1, que introdujo CarPlay y varios refinamientos de interfaz. iOS 6 se quedó en la versión 6.1.4, todas enfocadas a la corrección de errores, igual que iOS 5, actualizada hasta la versión 5.1.1.

iOS 9, el gran interrogante

Como veis, el cambio de patrón es evidente, así que dicho esto y volviendo al rumor de que iOS 9 se centrará en la optimización del sistema y las mejoras de estabilidad en lugar de en los cambios de diseño y la incorporación de nuevas características... ¿qué puede justificar el salto de versión? API, siempre las API, interfaces de programación de aplicaciones, o dicho de otro modo, puertas abiertas a los desarrolladores.

iOS 8 introdujo más de 4.000 nuevas API para los desarrolladores... cosas como WatchKit para proyectar las apps de iPhone en el nuevo reloj de la manzana, las Extensiones que hacen posible los teclados de terceros o la integración de cualquier app en el menú Compartir o el Centro de Notificaciones, Touch ID para identificarnos en cualquier servicio con nuestra huella, HealthKit como punto de encuentro de las apps de salud y forma física, o HomeKit para dar el empujón definitivo a la domótica.

Son las API las que de verdad pueden justificar completamente un salto de versión, haciendo más sencillo para desarrolladores y, sobre todo, usuarios, conocer si están suficientemente actualizados como para poder acceder a las novedades más jugosas que la App Store puede ofrecer: ya sabéis, siempre es más claro decir que cierta app necesita iOS 9 para funcionar que referirnos a la versión 8.4.2, ¿no creéis?

Justificaciones a un lado y entrando ya en el terreno de la especulación. ¿Cuál es la "puerta que nos falta por abrir" y que atraería a usuarios y desarrolladores por igual a iOS 9? Sí, seguro que habéis pensado en ello ya: Siri, el asistente por voz de Apple. Desde su presentación en 2011 la integración con apps de terceros ha sido el santo grial, la novedad con la que esperamos el asistente demuestre finalmente su potencial.

Siri Applewatch

Y sí, el Apple Watch probablemente también nos ofrezca algunas pistas sobre la evolución de la interfaz gráfica de Siri en iOS, pero es con las API para desarrolladores con lo que el asistente por voz puede dejar de ser un coto privado al que tan solo algunas pocas compañías elegidas a dedo tienen acceso. "Siri, traduce mis palabras al chino..." para utilizar Google Translate sin sacar el teléfono del bolsillo. "Envíale un WhatsApp a mi novia diciéndole que llegaré tarde" "¿Alguna tarea pendiente en Trello?" "Quiero seguir viendo "Orange is the New Black" por donde lo dejé en Plex"...

Por supuesto no podemos olvidar que cada versión de iOS suele reservar una novedad al iPhone de ese año (Siri en el iPhone 4S, soporte de pantallas de mayor tamaño con el iPhone 5, Touch ID con el iPhone 5s y Apple Pay con el iPhone 6 y 6 Plus) así que con el iPhone 6s en mente otra novedad deseable sería Force Touch. Como tampoco podemos ignorar el hecho de que, aunque tan solo sea por probabilidad, alguno de los rumores que llevamos escuchado desde hace años sobre un nuevo Apple TV con tienda de aplicaciones termine por cumplirse.

¿Será suficiente? Dentro de tan solo dos meses lo descubriremos.

En Applesfera | La WWDC 2015 ya tiene fechas confirmadas: del 8 al 12 de junio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio