Compartir
Publicidad
El nuevo iPad Air es un iPad Pro más barato: una propuesta difícil de rechazar
iPad

El nuevo iPad Air es un iPad Pro más barato: una propuesta difícil de rechazar

Publicidad
Publicidad

Semana repleta de novedades en el mundo de Apple. Al lanzamiento de los nuevos iPad mini y iPad Air el lunes, le siguieron nuevos iMac el martes. Y hoy se rumorea que veremos un nuevo iPod touch. Ahora que tenemos un momento de descanso, es hora de centrarnos en un aspecto muy interesante de los nuevos iPad. Y ese es el iPad Air como sucesor del antiguo iPad Pro de 10,5 pulgadas, convirtiéndose en una propuesta difícil de rechazar.

Al menos, para quienes estén interesados en tener un dispositivo ligero, con buena batería y muy capaz. Veamos cuáles son los méritos del nuevo iPad Air.

Las 10 diferencias entre el iPad Pro de 2017 y el iPad Air de 2019

iPad Pro

Con la llegada del iPad Air de 2019, tercero de un nombre que pensábamos desaparecido, Apple sustituye al iPad Pro de 10,5 pulgadas de 2017. El cambio de apellido no debería despistarnos de lo que realmente son estos dos tablet: la versión popular de un iPad muy capaz.

Para llegar al iPad Air, Apple ha hecho varios cambios en el iPad Pro de 10,5 pulgadas (puedes consultar las principales diferencias en hardware de los iPad actuales aquí). Empecemos por las cosas que mejoran o se mantienen:

  1. El cambio más importante es el del procesador. Del A10X Fusion del iPad Pro pasamos al A12 Bionic "a secas", sin esa X que denota una mejora sustancial de los gráficos. La compañía reserva los procesadores con mejoras gráficas para los iPad Pro, mientras que el procesador en su versión normal va a parar a los iPhone y iPad "no pro".
  2. Además de mejorar en procesador, el iPad Air nuevo recibe un bluetooth superior. Pasa del bluetooth 4.2 del iPad Pro al bluetooth 5.0 del iPad Air.
  3. El precio baja de manera significativa del iPad Pro al iPad Air. Apple sacó el iPad Pro en junio de 2017 a un precio que partía de los 729 euros para 64GB (en Amazon aún está a la venta por 671 euros). Ese precio se mantuvo hasta que fue sustituido por el iPad Air y sus 549 euros. Una diferencia nada despreciable de 180 euros.
  4. El tablet de 2019 adelgaza ligeramente en 13 gramos, pasando de 469 gramos a 456 gramos. No es mucho, pero siempre se agradece cuando lo tienes en mano.
  5. El nuevo iPad Air mantiene la compatibilidad con el teclado Smart Keyboard y el Apple Pencil de 1ª generación.

En cuanto a las cosas que pierde este nuevo iPad por el camino, son las siguientes:

  1. La pantalla del iPad Air es idéntica en resolución, tiene True Tone y otras cualidades importantes. Pero deja de tener el ProMotion del iPad Pro, que muestra una fluidez superior en animaciones gracias a una tasa de refresco de 120hz.
  2. El brillo de la pantalla desciende desde los 600 nits a los 500 nits en el iPad Air. Un punto importante si quieres utilizarlo en exteriores.
  3. El iPad Pro presumía de tener cuatro altavoces que daban un efecto estéreo mejorado y que respondía a la orientación del dispositivo. El iPad Air 3 tan solo cuenta con 2 de ellos.
  4. La memoria RAM del iPad Pro era de 4GB, mientras que el iPad Air se queda en 3GB. Un punto que podría afectar a las actualizaciones de iOS del futuro (aunque habría que ver si el A12 Bionic lo compensaría).
  5. Terminamos con la cámara, que pasa de tener los 12Mpx del iPad Pro que permiten grabar vídeo 4K a un sensor de 8Mpx que pierde la grabación 4K. La apertura pasa de ƒ/1.8 a ƒ/2.2.

Un iPad que da sentido a toda la familia

iPad mini

Viendo todos estos cambios, es inevitable pensar que el iPad Air es un iPad Pro. En esencia, mantiene todo aquello que le convierte en un iPad destinado a una productividad mayor como la potencia y la compatibilidad con el teclado y stylus de Apple. Pierde algunas cosas significativas como el brillo o el ProMotion, pero lo hace a cambio de una reducción de precio muy importante.

Pasar de esos 729 euros del iPad Pro de 64GB de 2017 a los 549 euros del iPad Air de 2019 no es un cambio baladí. En el pasado había un hueco enorme entre los iPad de gama baja y el iPad Pro:

  • iPad 2018 de 32GB: 349 euros.
  • iPad mini 4 de 128GB: 429 euros.
  • iPad Pro de 10,5 pulgadas y 64GB: 729 euros.
  • iPad Pro de 11 pulgadas y 64GB: 879 euros.
  • iPad Pro de 12,9 pulgadas y 64GB: 1.099 euros.

Ahora, la gama baja y media del iPad tiene bastante más sentido:

  • iPad 2018 de 32GB: 349 euros.
  • iPad mini 5 de 64GB: 449 euros.
  • iPad Air de 10,5 pulgadas y 64GB: 549 euros.
  • iPad Pro de 11 pulgadas y 64GB: 879 euros.
  • iPad Pro de 12,9 pulgadas y 64GB: 1.099 euros.

Esos 180 euros que bajan del iPad Pro al iPad Air crean una familia bastante más contundente en la gama intermedia y baja del iPad. Y distingue claramente la gama alta del iPad Pro, con un precio más elevado justificado por sus tecnologías de vanguardia: Face ID, marcos delgados, potencia, USB-C, etc.

Los iPad de 2019 han dado más sentido a una familia de productos que tenía un "hueco" en el medio

En definitiva, hacía tiempo que la familia del iPad tenía este nivel de simpleza y precios asequibles en la parte baja y media de sus modelos. Todos ellos compatibles con un Apple Pencil. Un iPad para el consumo de contenido y creatividad. iPad mini para quienes necesitan una pantalla más grande que un iPhone XS Max (médicos, trabajadores de campo). iPad Air para quienes nos basta un ordenador con un teclado para trabajar. iPad Pro para los que quieren y necesitan ir más allá con un iPad.

Nos falta conocer todos los cambios que traerá iOS 13. Cuando llegue, esta familia dará mucho que hablar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio